Lima, Perú
+5113014109

La cultura de los airdrops podría suponer una amenaza integral para la industria DeFi

La cultura de los airdrops podría suponer una amenaza integral para la industria DeFi



EtherWrapped, un proyecto diseñado para proporcionar un resumen anual de la actividad de los usuarios de tokens no fungibles (NFT), se ha lanzado hace poco más de ocho horas con gran éxito entre la comunidad de criptomonedas.

El sitio web detalló un plan para lanzar tokens YEAR basado en las estadísticas de compromiso cuantitativo en la cartera MetaMask de los usuarios, o en términos más simples, su número de transacciones, el volumen negociado y las tasas de gas, entre otros datos.

Tras la verificación en EtherScan, una serie de desarrolladores y expertos en ingeniería muy reconocidos en el espacio evaluaron la codificación del contrato inteligente. Meows.eth observó que estas partes vieron la «presencia de una función titulada _burnMechanism», pero concluyó que se trataba simplemente de un error inofensivo del creador aparentemente amateur.

Sin embargo, sin que todos lo supieran, el creador del contrato plantó maliciosamente este fallo para administrar la función «revokeOwnership» poco después, designando la propiedad a ellos mismos y orquestando posteriormente un escenario de honeypot en el que los usuarios solo podían comprar, no vender, el activo.

En consecuencia, aquellos que habían conectado su monedero y recibido el token lanzado desde el aire fueron testigos de cómo su activo se disparaba y, por lo tanto, alimentados por la seductora propensión al miedo a perderse (FOMO), fueron incitados a comprar más en el mercado secundario de Uniswap V2.

Hay que decir que la acción de interactuar con el contrato o reclamar el token no dio lugar a pérdidas, sino a las consiguientes inversiones en el activo YEAR en los exchanges descentralizados.

Según EtherScan, la entidad maliciosa pudo desviar 59,7 Ether (ETH) de la estafa, lo que equivale a 225.000 dólares a precios actuales. Además, el contrato Uniswap V2 registró 6,8 millones de dólares en volumen de operaciones diarias.

Aunque no es una cantidad enorme en el contexto más amplio de los 139.000 millones de dólares de valor total bloqueado (TVL) de DeFi, el incidente pone de relieve la importancia crítica de revisar y verificar la autenticidad y la diligencia contractual de los contratos inteligentes recién formados antes de conectar los monederos Web3.

La descentralización, a menudo en forma de distribución financiera, es uno de los principios fundamentales de Web3. Mientras que la anterior iteración de Internet restringía el poder a los gigantes centralizados de Silicon Valley, Web3 promete conceder el poder a la gente.

El año pasado, una panoplia de proyectos de finanzas descentralizadas, como UniSwap, dXdY y ParaSwap, entre otros, desplegaron con éxito activos nativos -muchos de ellos valorados en decenas de miles de dólares- entre los miembros de su comunidad en un intento de avanzar en el desarrollo de su ecosistema.

El mes pasado, ENS se convirtió en el último proyecto en mostrar el verdadero potencial de los modelos de gobernanza, y más recientemente, el token SOS de OpenDAO y el token GAS de GasDAO se asignaron a quienes registraron actividad comercial en el mercado líder de NFT, OpenSea, y a quienes gastaron al menos 1.559 dólares de ETH en tarifas transaccionales.

Ahora bien, aunque estos proyectos son innovaciones legítimas con objetivos de hoja de ruta abiertamente documentados, la creciente prevalencia de tales airdrops -especialmente su especulación inflada y expectativas tempranas extravagantes para proyectos que acaban de salir del vientre cripto- podría convertirse en el catalizador de una tendencia de tirones de alfombra, esquemas Ponzi y proyectos de bombeo y descarga, que persiguen ganancias monetarias a corto plazo, similares a la era de tokens de oferta inicial de monedas (ICO) de 2017.

Aunque un puñado de activos lanzados durante la locura de las ICO tuvieron éxito, un gran número de ellos experimentaron catastróficas caídas de la gracia financiera, empañando la integridad y la confianza de todo el espacio de las criptomonedas, así como alimentando la narrativa a menudo despectiva de la corriente principal.

De cara al futuro, los rumores que circulan sobre posibles tokens MetaMask y OpenSea cultivan el optimismo para la construcción de una industria Web3 verdaderamente descentralizada y centrada en la comunidad. Que esta utopía tecnológica se haga realidad en medio de las motivaciones de los capitalistas de riesgo y de los gigantes tecnológicos es otra cuestión de debate.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00