Lima, Perú
+5113014109

Ketamina contra el alcoholismo, un ensayo positivo

Ketamina contra el alcoholismo, un ensayo positivo


Imagen para el artículo titulado El primer ensayo con dosis de ketamina para personas con problemas de alcohol es alentador

Si hace unos años te dijeran que la sustancia utilizada para actuar como potente anestésico en operaciones quirúrgicas o como anestésico de animales de gran tonelaje podía ser la solución a los problemas del alcoholismo, seguramente no lo hubieras creído. Sin embargo, el primer ensayo con infusiones de ketamina está siendo positivo.

De hecho, y como señala el estudio publicado esta semana en el American Journal of Psychiatry, las personas que recibieron tratamiento por alcoholismo pudieron mantenerse alejadas del consumo excesivo de alcohol durante más tiempo con el uso de ketamina y terapia psicológica, según han demostrado los resultados del ensayo clínico, tildado como “extremadamente alentador”.

La investigación es la primera de su tipo en examinar si una dosis baja de ketamina combinada con una terapia podría introducirse como un tratamiento “efectivo”. La razón se debe a que en la actualidad hay pocas formas de tratar el alcoholismo grave, de ahí un intento que podría parecer extremo, pero que los investigadores han visto que mostró beneficios que incluso se observaban seis meses después.

Dirigido por la Universidad de Exeter y financiado por el Consejo de Investigación Médica, el trabajo ahora podría ver más ensayos con más personas. Celia Morgan, líder de los ensayos Ketamina para la reducción de las recaídas en el alcohol (KARE), dijo sobre los hallazgos:

El riesgo de recaída en el grupo que recibió ketamina más terapia a los seis meses fue 2,7 veces menor que en los que recibieron un placebo más educación para dejar de beber. No hemos tenido nuevos tratamientos para el alcoholismo en los últimos cincuenta años. Descubrimos que dosis bajas y controladas de ketamina combinadas con terapia puede ofrecer una nueva esperanza para los alcohólicos y salvar vidas.

Esto es extremadamente alentador, ya que normalmente vemos que tres de cada cuatro personas vuelven a beber en exceso dentro de los seis meses posteriores a dejar el alcohol, por lo que este resultado representa una gran mejora.

El estudio incluyó a 96 personas con problemas de alcohol que estaban en abstinencia en el momento del ensayo. El equipo encontró que las personas que tenían ketamina combinada con la terapia permanecieron completamente sobrias durante 162 de 180 días en el período de seguimiento de seis meses, lo que representa un 87 % de abstinencia.

Este grupo tenía más del doble de probabilidades de mantenerse abstemio al final del ensayo en comparación con los que recibieron placebo. El equipo también encontró alguna evidencia de que la ketamina y la terapia pueden prevenir el consumo de alcohol durante seis meses, aunque en este caso los resultados fueron “más mixtos”. Según Morgan:

Ahora tenemos una señal temprana de que este tratamiento es efectivo. Ahora necesitamos un ensayo más grande para ver si podemos confirmar estos efectos. Ciertamente, no recomendamos tomar ketamina fuera de un contexto clínico. Las drogas en la calle conllevan riesgos evidentes, y la clave es la combinación de una dosis baja de ketamina y la terapia psicológica adecuada, al igual que la experiencia y el apoyo del personal clínico. Esta combinación mostró beneficios que aún se ven seis meses después, en un grupo de personas para quienes muchos de los tratamientos existentes simplemente no funcionan.

Por supuesto, y como suele ocurrir en terapias y ensayos pioneros, se necesitarán más pruebas. El propio equipo de Morgan concluye que será necesario realizar un estudio más amplio para comprender mejor los beneficios potenciales del uso de la ketamina para tratar el alcoholismo. [ScienceAlert]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00