Lima, Perú
+5113014109

Kate Bishop es lo mejor de la serie

Kate Bishop es lo mejor de la serie


Imagen para el artículo titulado Hawkeye comienza con un vistazo al pasado, otro al futuro y una Kate Bishop que es lo mejor de la serie hasta ahora

Imagen: Marvel Studios.

A veces no tomarse tan en serio puede ser muy efectivo. Esa es una frase que pasó varias veces por mi mente mientras veía los dos primeros episodios de Hawkeye, el día de su estreno en Disney+. No es que Hawkeye no se tome en serio nunca, sí, a veces lo hace. Hay algunos temas interesantes e incluso profundos ahí, en especial en el desarrollo y la evolución de personajes que conocemos desde hace años, además de algunos nuevos. Pero Hawkeye, sobre todo, es una serie divertida.

En esencia, la serie es una mezcla de acción, mucha comedia y aventura que tiene un comienzo prometedor. En especial después de la llegada de una película que se toma tan en serio a sí misma que es excesivo y resulta, en gran parte, en aburrimiento. Sí, me refiero a Eternals.

En los dos primeros episodios la estrella de Hawkeye, quien se roba el espectáculo, es Kate Bishop, la nueva adición al universo de Marvel (MCU) interpretada por la actriz Hailee Steinfeld, a quien en el pasado vimos también robarse el espectáculo en la película de Bumblebee. Bishop es carisma en estado puro, es torpeza, inocencia y al mismo tiempo osada, quizás demasiado temeraria y un poquito arrogante. Es en gran parte una versión calcada de aquella grandiosa saga de cómics de Hawkeye de 2012, en la que Clint Barton hace de mentor de Kate Bishop. Pero más allá de esta mención al material que inspira la serie, aquí no venimos a hablar de cómics.

Imagen para el artículo titulado Hawkeye comienza con un vistazo al pasado, otro al futuro y una Kate Bishop que es lo mejor de la serie hasta ahora

Imagen: Marvel Studios.

La serie comienza con una secuencia impecable que conecta a Kate con el Avenger interpretado por el actor Jeremy Renner de una manera inesperada, e incluso trágica, conectada con otra película del MCU. Desde entonces Kate piensa en Hawkeye como una figura a seguir, incluso siendo el mas misterioso de todos los Vengadores. El que siempre pasa bajo perfil. Del que se conoce menos (bueno, junto a Black Widow, por supuesto).

Cuando Kate se ve envuelta en problemas por estar en el peor lugar posible, en el peor momento posible, una organización criminal se fija en ella y comienza a darle cacería, y sin necesidad de hacer spoilers, digamos que Clint se ve obligado a ayudarla, por pura casualidad.

La dinámica entre ambos personajes es maravillosa. Debo confesar que Hawkeye es uno de mis personajes favoritos del MCU porque mientras algunos son arrogantes y llamativos (sin ánimos de ofender al bueno de Tony), otros son heroicos y graciosos (Thor), y otros inteligentes, fuertes y al mismo tiempo torpes (Hulk), Clint Barton lleva al menos desde Avengers: Age of Ultron, o quizás incluso desde The Avengers, definido por una sola característica, un solo estado de ánimo: “estoy harto de todo”.

Y es por eso que Clint me parece tan gracioso; incluso él mismo sabe que no tiene mucho sentido que alguien que “solo tiene un arco y flechas” esté peleando junto a dioses y seres sobrehumanos (frase que dijo a Wanda Maximoff en Age of Ultron). Pero ahí está el bueno de Clint, llevando un montón de golpes constantemente y solo pensando en cuándo será el día que lo dejarán por fin jubilarse, para ir a vivir al campo, tranquilo, junto a su esposa e hijos, y no tener que ver musicales horribles y de vergüenza ajena basados en los Avengers. Sin embargo, aunque claramente ha tenido algún tiempo de paz, tarde o temprano ese pasado como el justiciero Ronin lo iba a alcanzar de algún modo, así sea solo atormentándolo y no dejándolo vivir sin estar mirando sobre el hombro todo el tiempo. Incluso en medio de tanta comedia y aventuras, Hawkeye explora las consecuencias, tanto psicológica como en el mundo a su alrededor, de los actos violentos de Clint.

Imagen para el artículo titulado Hawkeye comienza con un vistazo al pasado, otro al futuro y una Kate Bishop que es lo mejor de la serie hasta ahora

Imagen: Marvel Studios.

Por otro lado tenemos a Kate, una chica que creció adinerada y que “se siente invencible” por eso, según su propia madre (interpretada por la siempre genial Vera Farmiga). Kate es un poco arrogante, pero al mismo tiempo torpe y extremadamente curiosa, insistente. La dinámica con Clint es como un padre obstinado y una hija con exceso de energía. No es una fórmula innovadora, pero sí es una fórmula que funciona. Especialmente cuando los actores lo hacen tan bien.

La serie transcurre al principio como una historia de origen de Kate y sus problemas familiares tras la muerte de su padre, y la llegada de un nuevo padrastro que tiene el típico rostro que nos dice desde el primer momento en el que lo vemos que algo no está bien, y que tiene algún tipo de plan malvado en sus manos. ¿Quizás? Kate además rescata a un adorable perro Golden Retriever que tiene un solo ojo, un perro que en los cómics la acompaña a todas partes y parece que en la serie también estará muy presente. Por ahora el perro es simplemente conocido como “Perro Pizza”, pero en los cómics su nombre es “Lucky… el perro pizza”. Una sutil diferencia. La serie también está claramente inspirada en Die Hard (Duro de matar en Latinoamérica, Jungla de cristal en España). Incluso se desarrolla en navidad, por si no era lo suficientemente evidente.

Imagen para el artículo titulado Hawkeye comienza con un vistazo al pasado, otro al futuro y una Kate Bishop que es lo mejor de la serie hasta ahora

Imagen: Marvel Studios.

Sin embargo, estos dos primeros episodios no son perfectos. Los momentos de tensión de Kate con su familia y lo repetitiva que se siente la serie al recordarnos que sí, que esta chica no está feliz con las decisiones de su madre y desconfía de su padrastro, se convierte en algo aburrido, excepto en un momento clave. Las coreografías de peleas tampoco son de las mejores de Marvel, de hecho, quizás son de las peores hasta ahora, pero le daré el beneficio de la duda porque Kate es realmente novata y Clint… bueno, Clint está harto y cansado y solo quiere ir a ver películas de navidad con su familia.

Al final del segundo episodio nos dan un vistazo de un personaje que abre las puertas a muchas cosas, incluso a otros personajes del universo de Marvel, con los que ha estado conectados en los cómics. Pero creo que de ella hablaremos otro día, posiblemente cuando terminen de emitirse los seis episodios que formarán esta miniserie.

Pero no hay dudas de que Hawkeye arranca con buen pie, con la que promete ser una villana interesante y conectada con el universo Marvel mas terrenal y menos mágico o galáctico, y una Kate Bishop que desde ya tengo ganas de ver en muchas películas. Después de la densa y pretenciosa Eternals, y la movida pero simple Falcon y el soldado del invierno, Hawkeye es un aire fresco para Marvel que creo que necesitaba.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00