Lima, Perú
+5113014109

Investigan irregularidades en el vuelo espacial de Virgin

Investigan irregularidades en el vuelo espacial de Virgin


Imagen para el artículo titulado La FAA investiga un reporte que asegura que la nave de Virgin Galactic se desvió durante su vuelo espacial

Foto: Virgin Galactic

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ha abierto una investigación en torno al vuelo espacial de Virgin Galactic del pasado mes de julio en el que viajó Richard Branson. La razón es que, al parecer, durante el descenso se cometieron varias irregularidades en materia de seguridad.

Las irregularidades se han destapado en un artículo publicado en The New Yorker por Nicholas Schmidle, que también es autor del libro recien publicado “Test Gods: Virgin Galactic and the Making of a Modern Astronaut” en el que se hace un repaso poco amable a la cultra de seguridad de la compañía.

La primera de esas irregularidades apuntada por Schmidle fue una desviación que sucedió durante el ascenso. Cuando la nave aceleraba para alcanzar su altitud final, un piloto rojo se encendió en la consola de los pilotos. La VSS Unity no estaba subiendo en el ángulo correcto. Específicamente, no estaba subiendo en un ángulo lo bastante vertical. Según el protocolo de la propia compañía, los pilotos Dave Mackay y Michael Masucci solo tenían dos opciones: apagar el motor y abortar el ascenso, o corregir inmediatamente la trayectoria.

A la postre eligieron lo segundo, pero la opción más segura era haber abortado la misión. Virgin ha salido al paso del artículo de New Yorker explicando que la desviación fue provocada por los fuertes vientos que soplaban a esa altitud, pero que los pilotos respondieron de manera apropiada y que la tripulación nunca corrió peligro.

Imagen para el artículo titulado La FAA investiga un reporte que asegura que la nave de Virgin Galactic se desvió durante su vuelo espacial

Captura de pantalla: Virgin Galactic

La segunda irregularidad se cometió durante el descenso. La propia FAA explica que la nave de Virgin Galactic se salió brevemente de su espacio aéreo designado durante su descenso a Spaceport America (el espaciopuerto privado de Branson en Nuevo México). Lo que ha motivad en último término la investigación por parte de la administración.

Por sí solos, los errores no parecen especialmente dramáticos, pero se combinan con una retahila de incidentes que pintan un cuadro cuanto menos preocupante. El más conocido de esos incidentes fue el grave accidente que la compañía sufrió en 2014 y que acabo con la vida de uno de sus pilotos de pruebas. La causa de aquel descenso descontrolado de la nave fue un defecto de fabricación que tardó meses en repararse.

En 2019 una pieza mal pegada del fuselaje se separó, provocando daños graves en la aeronave. Defectos y accidentes aparte. Lo más significativo de la historia aireada por New Yorker es que Virgin Galactic ya ha visto dimitir a dos se sus directores de seguridad en vuelos de prueba. En 2019 dimitió Todd Ericsson, coronel retirado de la Fuerza Aérea, debido a su frustración con la cultura de a compañía en materia de seguridad.

Ocho días después del exitoso vuelo espacial del pasado 11 de julio dimitió el piloto de pruebas y director del programa de vuelos, Mark Stucky. A día de hoy no está claro si Stucky fue despedido debido a las revelaciones aireadas por Schmidle en su libro o dimitió, pero su marcha arroja nuevas sombras de duda sobre la compañía y sobre si no están apresurando demasiado el paso en su carrera hacia el espacio. A finales de septiembre Virgin Galactic realizará un nuevo vuelo espacial con varios miembros de la fuerza aérea italiana a bordo. Elon Musk ya ha asegurado que también viajará a bordo de la nave de Branson. [The New Yorker]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00