Lima, Perú
+5113014109

Intel no podrá incrementar su producción en China

Intel no podrá incrementar su producción en China


Ante la actual situación de escasez de chips, los fabricantes están buscando todo tipo de soluciones posibles. E Intel, cono una de las principales empresas del sector, por supuesto que no es una excepción. Y no solo porque producir más integrados se traduce en más ventas, sino porque el impacto de esta situación se está dejando notar no solo en el sector tecnológico, las consecuencias también se están dejando notar en otros muchos sectores en los que depende de los integrados.

Una de las soluciones que ha planteado Intel para este problema ha sido incrementar su volumen de producción en China, empleando una fábrica ubicada en Chengdu. Esta no sería una solución inmediata, eso sí, los preparativos necesarios son complejos, por lo que la producción en la misma se habría podido iniciar a finales de 2022. Algo que cuadra con la percepción, cada vez más generalizada, de que durante el año que viene la escasez irá disminuyendo paulatinamente, pero que no será hasta 2023 que oferta y demanda vuelvan a equilibrarse.

Intel y la administración de Biden comparten el objetivo de abordar la actual escasez de microchips en toda la industria, y hemos explorado una serie de enfoques con el gobierno de los Estados Unidos”, dijo la compañía. «Nuestro enfoque está en la importante expansión continua de nuestras operaciones de fabricación de semiconductores existentes y nuestros planes de invertir decenas de miles de millones de dólares en nuevas plantas de fabricación de obleas en los Estados Unidos y Europa«.

Intel no podrá incrementar su producción en China

Sin embargo, aunque Intel y administración Biden coinciden en el objetivo, no parece que ocurra lo mismo en lo referido a los medios para alcanzarlo. Y es que, según podemos leer en MSN, la Casa Blanca rechaza el plan de Intel para impulsar la producción de chips en China. Algo que en realidad no debería suponer una sorpresa para la compañía, pues según podemos leer en el mismo medio, ya cuando Intel presentó su plan hace unas semanas, funcionarios de la administración de Biden desalentaron enérgicamente la medida.

La razón para la oposición a los planes de Intel por parte de la Casa Blanca sería la seguridad, y más en un momento particularmente complicado, en el que el ejecutivo estadounidense estaría considerando la posibilidad de restringir ciertas inversiones estratégicas en el gigante asiático. En palabras de un representante de la Casa Blanca, que se negó a comentar sobre transacciones o inversiones específicas, sí que afirmó que la administración está «muy centrada en evitar que China utilice tecnologías, conocimientos e inversiones estadounidenses para desarrollar capacidades de vanguardia«.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00