Lima, Perú
+5113014109

Inicia marzo, ¿qué hacer si bitcoin cae? Un análisis sobre el precio de bitcoin, otros criptoactivos y estafas

Inicia marzo, ¿qué hacer si bitcoin cae? Un análisis sobre el precio de bitcoin, otros criptoactivos y estafas


Si fuiste alguien que tuvo el entusiasmo de comprar una parte de bitcoin a finales de 2020, seguramente no estarás tan preocupado puesto que tuviste la gran oportunidad de duplicar tu inversión hasta el 21 de febrero de este año cuando bitcoin se colocó en un precio alrededor de los US $56,000 dólares. Sin embargo, si compraste bitcoin los primeros días de enero cuando tocó un precio de US $44 mil dólares,  probablemente estés preocupado. Pues bien, si eres de los que se encuentra en esa situación, vale la pena que tomes en consideración algunos puntos que analizaré a continuación.

Si nosotros analizamos el comportamiento de bitcoin, observaremos que, existe un patrón que, cada cierto tiempo se repite. Como se muestra en el gráfico, los puntos más destacados, los vimos en diciembre de 2017, enero de 2020 y, recientemente, el 20 de febrero de 2021 (hace algunos días). 

Figura 1. Precios de bitcoin de mayo de 2017 a febrero de 2020.

Fuente: Coinmarketcap

Siguiendo con la Figura 1, se puede destacar que, el impulso en el precio se ha dado de manera exponencial y el intervalo entre esos “picos” consideran un menor tiempo. Por ejemplo, quien compró en 2017 en un precio de US $18,000 USD y decidió conservar sus bitcoins, encontró recuperación sólo 3 años después, en 2020. 

Bitcoin y su historia en marzo

Históricamente, los rendimientos de bitcoin en el mes de marzo tienen a ser negativos (ver Figura 2). Esto lo han asociado con un factor estacional y que, probablemente, se asocie con los impuestos. 

Figura 2. Rendimientos mensuales de bitcoin.

Imagen

Fuente: @cryptounfolded

Incluso, si se estudian los rendimientos semanales, también se revelan patrones similares en marzo, lo cual fortalece la hipótesis de que podría venir una fuerte caída. No olvidemos que, en marzo del año pasado, bitcoin bajó hasta los US $4,900 dólares, lo cual generó bastante estrés en el sector. Sin embargo, quienes compraron en ese momento y decidieron conservar sus bitcoins, probablemente se encuentren bastante tranquilos. 

El punto es que, aunque existan muchas probabilidades de que exista una fuerte caída para marzo, no necesariamente será algo negativo. 

Conocer en qué se está poniendo el capital

Cuando se inicia en el mundo de los criptoactivos y, en general en el mundo de las inversiones, es muy importante tener conocimiento en qué se está invirtiendo. Si decidimos hacerlo a través de alguna institución, la primera responsabilidad es tener conocimiento sobre dicha institución puesto que, es quien gestionará nuestros fondos. En ese sentido, si no es una Casa de Bolsa o Institución financiera regulada en el país, es importante que ahondemos en más información sobre la empresa. En caso contrario, es decir, donde somos nosotros quienes vamos a hacer compras directas, es muy importante que comprendamos el funcionamiento del criptoactivo que estamos adquiriendo. 

Es muy importante entender que, a diferencia de los instrumentos tradicionales como los mencionados al inicio de esta columna, los criptoactivos tienen un comportamiento diferente el cual ha sido marcado básicamente por su evolución en el mercado. Otro aspecto clave es analizar la historia; en el caso de bitcoin, su desarrollo en el mercado ha indicado que, cuando comienza una carrera al alza, es posible obtener rendimientos atractivos en días; por ejemplo, al inicio de diciembre de 2017 vimos una escalada que comenzó en US $10,000 dólares y 18 días después, se colocó muy cerca de US $20,000 dólares, es decir, un precio de US $555 promedio por día. 

Figura 3. Precios de bitcoin en 2017.

Fuente: TradingView.com

Para 2020, el fenómeno se replicó. El 11 de diciembre de 2020, el precio de bitcoin se colocó alrededor de US $17,000 y 28 días después, alcanzó US $40,000 dólares, lo cual indicó un aumento de aproximadamente US $900 en promedio por día. Como se observa en la Figura 4, después de esa fecha tuvo una caída, y para el 30 de enero se ubicó en US $30,000 dólares tomando nuevamente un impulso hasta llegar a los US $58,000 dólares el 21 de febrero; es decir, 24 días después, un periodo todavía menor que el anterior y un aumento promedio de US $1,100 dólares por día. 

Figura 4. Precios de bitcoin en 2020 y 1er trimestre de 2021.

Fuente: TradingView.com

El análisis anterior es relevante porque observamos la evolución y nos permite comprender en gran medida el comportamiento de bitcoin hasta este momento que nos indica que, una carrera “alcista” se estimaría con una duración promedio máximo de 20 días y un aumento promedio diario en el precio de US $850 dólares, lo cual sirve como una primera aproximación sobre lo que esperaríamos en un escenario de este tipo. Es importante destacar que, a pesar de que lo aquí descrito no es consejo de inversión, sí podría ayudarnos a tener noción sobre el tiempo que debiéramos esperar o anticipar para vender. 

Para brindar mayor claridad, hagamos el siguiente ejercicio: regresemos al 30 de enero de este año, cuando el precio se ubicaba alrededor de US $57,000; con base en los tiempos y precios promedios calculados (20 días y US $850 dólares) veríamos que, para el 19 de febrero, esta tendencia alcista podría comenzar a desvanecerse. Por lo tanto, si compraste el 14 de febrero, tendrías teóricamente, 7 días para aprovechar esa tendencia, como se muestra en la Figura 5. 

Figura 5. Ejemplo indicador de compra-venta de bitcoin.

Fuente: Análisis con Tradingview.com.

Es necesario destacar que, la historia de bitcoin, muestra que la mayoría de las variaciones en su precio se adecuan a un análisis fundamental, es decir, a las noticias que se dan alrededor, por ejemplo, las compras recurrentes de Microstrategy (una empresa que cotiza en Bolsa) o de Elon Musk. Como complemento, se pueden agregar los análisis técnicos mencionados anteriormente e incluso, ayuda bastante tener en consideración modelos matemáticos como los fractales para comprender más sobre la semejanza que existe en el pasado, no obstante, esto último requiere de análisis más robustos y especializados. 

Por lo tanto, si eres un usuario que no se dedica de manera profesional a las operaciones y especulación (mejor conocido como trading) dentro de los mercados financieros, es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones en caso de que el precio de bitcoin disminuya en marzo como se ha repetido en otros años:

  1. no entrar en pánico y; 

  2. visualizar que es una inversión de largo plazo

puesto que la evidencia muestra que, en los siguientes meses, podría existir un nuevo impulso, aunque los gráficos nos indican que probablemente esto podría demorar incluso, hasta 2 años. Es importante recordar que bitcoin ha sido utilizado dentro de los mercados financieros como un activo de cobertura y, recientemente, como reserva de valor al igual que el oro, por lo tanto, para los usuarios que han adquirido bitcoin como una forma de ahorro, lo conveniente sería utilizarlo como un activo de inversión a largo plazo.

Otros criptoactivos

Como sabemos, existen otros tokens o criptoactivos, según el sitio Coinmarketcap (2021), existen más de 8,500 tokens. De todo ese universo, no es sencillo elegir en cuáles podemos invertir y armar una cartera, por esta razón, es importante tener conocimiento sobre los factores que afectan en el comportamiento de los criptoactivos.  

Figura 6. Correlación de Spearman de criptoactivos con datos de enero de 2014 a 2019.

Fuente: Coinmetrics

En la Figura 6, se muestran las variaciones de los precios de algunos criptoactivos como Bitcoin, Ether, Ripple, Litecoin, Bitcoin Cash, EOS, TRON, Cardano, Binance Coin. Cada uno de las series, simulan las fluctuaciones de Bitcoin; esto quiere decir que la mayoría de las veces, bitcoin es quien marca la pauta y define el camino de los demás criptoactivos; por lo tanto, un aumento en el precio de bitcoin, provocaría el aumento de los demás. Lo mismo se puede observar en la Figura 7 con la tasa de variación de los rendimientos.

Figura 7. Tasa de variación de los precios de BTC ETH XRP LTC BCH EOS BNB TRON ADA (01/2019 a 07/2019).

Navigating the Correlation Between Bitcoin & Altcoins for the Current Bull  Market - CRYPTOCURRENCY NEWS - CRYPTOCURRENCYTALK.COM

Fuente: Coinmetrics.io

Otro dato interesante que es necesario analizar es la correlación. La correlación, en los mercados financieros, es un índice estadístico que permite conocer qué tanta relación existe entre 2 activos y suele estar entre -1 y 1, las altcoins que se acercan a 1, indican que están altamente correlacionadas con bitcoin; es decir, sus precios tienden a moverse en la dirección de BTC; por el contrario, una correlación negativa (menor a 0), indicará que no hay una correlación con bitcoin, por lo tanto, van en la dirección opuesta a Bitcoin.

Figura 8. Matriz de correlación de criptomonedas basadas en el coeficiente de correlación de Pearson con datos de 01/08/2014 al 17/07/2019.

Figura 2

Fuente: Holovatiuk, 2020.

Como se observa en la Figura 8, ninguna altcoin ha mostrado una correlación negativa con BTC u otras altcoins, de hecho, todas las correlaciones son mayores que cero. En conclusión, con base en el análisis de correlación, lo que se puede esperar cuando bitcoin aumenta su precio, es que suceda lo mismo con los demás criptoactivos y viceversa. 

Otro fenómeno similar se da con tokens que están catalogados dentro del ecosistema DeFi. Casos como el de Sushi o Yearn Finance destacaron en la segunda mitad del año pasado por los altos rendimientos que ofrecieron; por ejemplo, los tokens DeFi en el top 100 otorgaron un rendimiento superior al 237% hasta junio de 2020. Un portafolio con tokens como ETH, MKR, SNX, LINK, KNC, ZRX dieron un rendimiento superior al 550%. 

Figura 9. Volumen de capitalización de tokens DeFi de 2020 a 2021.

Fuente: Coinmetrics.io

Para el 1 de marzo, la capitalización del mercado DeFi fue de US $39.33 mil millones, siendo que, tan solo USD $952 millones. El token UNI, se ubicó en un precio de USD $1.93 en noviembre y para el 20 de febrero ya cotizaba en un precio de USD $32.5. En el caso de SUSHI, ha tenido un aumento de más de 4,080% de noviembre al 20 de febrero. Finalmente, el caso más reciente es el de CAKE que, para noviembre de 2020 cotizaba alrededor de los USD $0.70 y para el 19 de febrero alcanzó un máximo histórico de USD $20.33 con un rendimiento de 11,000%. 

Estafas

Finalmente, es necesario abordar el tema de las estafas puesto que, en épocas donde hay euforia por bitcoin y otros criptoactivos, también comienzan a surgir nuevos esquemas para defraudar a quienes desconocen el mercado. En ese sentido, es importante tener en cuenta cómo operan y la forma de poder identificarlos a través del discurso que generalmente utilizan. 

Quienes plantean estos esquemas, siempre buscarán la forma de convencer a los demás de lo que están promoviendo no es una estafa. Una primera pregunta es: ¿cómo obtienen dinero para pagar los “atractivos” rendimientos que ofrecen? Pues es sencillo, los rendimientos que se ofrecen a quienes ya están dentro, provienen de las nuevas personas que acaban de poner sus ingresos (como lo hicieron los primeros); es simple: no hay una producción real, son redimientos ficticios. Los primeros en ingresar obtienen rendimientos, posteriormente, cuando el sistema ya no es sostenible, simplemente desaparecen; es decir, dejan de atender las llamadas y mensajes y el sitio web, en la mayoría de los casos, deja de estar habilitado. Si yo me encuentro en México, ¿cómo podría reclamarle o denunciar a alguien que se encuentra en el continente europeo? En estos casos, podría resultarme más costoso trasladarme y es por ello, que la mayoría de las personas, prácticamente dan su dinero por perdido. Es importante no olvidar que la responsabilidad sobre nuestros recursos, es de nosotros mismos; por más que denunciáramos, sería difícil que las autoridades dieran seguimiento de inmediato.

Una de las estrategias o características que podemos identificar (no necesariamente únicas) dentro de estos esquemas es ver a personajes con perfiles excéntricos, mostrándose en automóviles de muy alto valor, utilizando ropa de marcas muy costosas; no obstante, es muy importante destacar que, los perfiles de quienes manejan fondos de inversión o son gestores, en todos los casos cuentan con certificaciones o acreditaciones con reconocimiento que les confiere dicha actividad; asimismo, utilizan metodologías y estrategias de inversión para brindar transparencia y confianza en todo momento a quienes les han otorgado su capital. Tal vez una hipótesis es que: “si se requiere ostentar para vender, probablemente es porque no exista algo qué vender”. 

A continuación se enlistan algunos aspectos más comunes que los estafadores suelen hacer: 

  1. El discurso de rendimientos exorbitantes de manera recurrente, es imposible. Las inversiones requieren de una adecuada gestión no sólo en el riesgo sino también en el rendimiento y, en un activo con comportamiento normal; por ejemplo, en México, los títulos de deuda pública (conocidos como CETES), otorgan alrededor del 4% anual y en EE.UU. se encuentran alrededor del 1.3%. Los instrumentos con mayor riesgo y que operan las casas de bolsa, otorgan rendimientos promedio del 20% en promedio y, en una Fintech, se puede obtener hasta el 25% de rendimiento anual y se consideran como inversiones de alto riesgo. Algo que valdría la pena reflexionar es que, quienes ofrecen rendimientos del 50% o superiores a los que otorgan las instituciones financieras fueran realmente ciertos, lo harían para ellos y no requerirán en lo absoluto de tu capital. 

  2. Una exposición confusa. Regularmente sus presentaciones, inician buscando ser empáticos con el perfil de los asistentes y un discurso “comprensivo”. Posteriormente, muestran a supuestos “ganadores” y cómo es que se han “enriquecido”; y, al final, explican la operación del negocio y en muchas ocasiones, lo hacen con términos que no son claros y crean confusión de tal forma que, para ese momento de la charla, probablemente la gente ya está cansada y únicamente está en sus mentes la euforia inicial. Aquellos que utilizan el nombre de bitcoin u otros criptoactivos como una forma de “atrapar” a nuevas personas para que inviertan en sus esquemas, basan su justificación en los precios “muy altos” de bitcoin, en este tuit, se muestra un ejemplo de ello.

  3. Fórmulas secretas. En diversas ocasiones, los “promotores” indican que utilizan modelos propios y sólo quienes forman parte de su red, pueden tener acceso a la información para conocer cómo funciona. Algunos otros, indican que cuentan con robots y algoritmos automatizados, que operan prácticamente solos y “generan rendimientos mientras duermes”. Lo anterior es algo bastante engañoso puesto que, si así fuese, entonces no existirían las Bolsas de Valores con mesas de negociación con operadores comprando y vendiendo activos para obtener rendimientos y gestionando el riesgo. No hay hasta ahora, un algoritmo que sea capaz de hacer inversiones y generar rendimientos totalmente solo.

  4. Un pago inicial. Regularmente, es fácil identificar estos esquemas puesto que te solicitan un pago inicial como una especie de “membresía” y algunos los justifican con cursos o materiales. La realidad es que, en una inversión real a través de un gestor, la información se puede reducir a: 1) el capital que vas a invertir, 2) el activo en donde se va a invertir tu dinero y, 3) el rendimiento que vas a obtener. En caso de que tú seas la persona que va a gestionar sus propios recursos, sólo tendrías qué registrarte en la plataforma y elegir el activo (o criptoactivo) que deseas comprar o vender sin tener qué otorgar ningún tipo de cuota, tal y como funciona alguna criptoexchange como Binance. 

  5. Referidos. Con frecuencia, los estafadores utilizan un sistema de referidos, es decir, incentivan a quienes ya están dentro del esquema, para que atraigan a más personas, en la mayoría de los casos, estos incentivos lo hacen a través de “niveles”; es decir, en su esquema, entre más referidos consigas, más rápido subirás de nivel y obtendrás mayores “beneficios”.

Algunas empresas como Kuailian, Nimbus, Arbistar, Mind Capital han estado bajo investigación y han utilizado el nombre de bitcoin y la minería para crear esquemas como los que se mencionaron anteriormente. La cuenta de twitter @TulipResearch de manera recurrente realiza denuncias sobre posibles empresas que estén realizando fraudes. 

Sigue leyendo:





Enlace fuente

Post Relacionados
Deja tu comentario
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00