Lima, Perú
+5113014109

Índice de reparabilidad, en los planes del Gobierno

Índice de reparabilidad, en los planes del Gobierno


Hace relativamente poco tiempo que conceptos como índice de reparabilidad y derecho a reparar se han colado en la agenda de las instituciones oficiales, pero en realidad refleja un anhelo de los usuarios desde hace muchos años, y que con el paso del tiempo se ha ido intensificando, de manera directamente proporcional con la dificultad que se han ido encontrando a la hora de intentar reparar cualquier bien, desde un zapato hasta un coche.

Por norma general, los fabricantes argumentan que esta complejidad está directamente relacionada con la seguridad, con la calidad de producción y con la complejidad de la misma, pero lo cierto es que, en bastantes ocasiones, nos hemos encontrado con medidas que parecían tomadas más para evitar la intervención en los  mismos de terceras partes, que con cualquier otro fin. Esto es algo que va en contra del derecho a reparar y que quedaría señalado en un índice de reparabilidad.

Con respecto al primero, hace ya unos meses que el Parlamento Europeo votó para darle respaldo legal. La intención es, como ya te contamos en su momento, combatir prácticas como la obsolescencia programada y otras que fuerzan el consumo continuo, en lugar de buscar prolongar la vida útil de los dispositivos. Y dentro de dichos planes se incluye el índice de reparabilidad, que puntuará cuán sencillo o complejo es arreglar un dispositivo si fuera necesario.

«Un etiquetado obligatorio armonizado que indica la durabilidad y la lucha contra la obsolescencia prematura […] para proporcionar información clara, inmediatamente visible y fácil de entender a los consumidores sobre la vida útil estimada y la capacidad de reparación de un producto en el momento de la compra«, propone la norma.

En este contexto, el Ministro de Consumo, Alberto Garzón se ha posicionado a favor del índice de reparabilidad, afirmando que va a contribuir junto con otras medidas a cambiar la mentalidad y el paradigma a la hora de consumir, según podemos leer en un tweet de Nueva Economía Fórum. Y lo interesante es que no dice que podría contribuir, sino que va a hacerlo, lo que nos indica que el ejecutivo español ya está trabajando en la implantación del índice de reparabilidad, probablemente de manera conjunta con otros estados de la Unión Europea.

Hay que recordar que el índice de reparabilidad ya es obligatorio en Francia desde el año pasado. En nuestro país vecino se asigna una nota entre el 1 y el 10, y los fabricantes tienen la obligación de mostrar esta información tanto en su embalaje como en la página web. Aunque todavía no hay ninguna certeza al respecto, parece bastante probable que la implantación del índice de reparabilidad en España siga el mismo modelo que ya podemos ver en el país galo.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00