Lima, Perú
+5113014109

George Soros quebrando a Bitcoin, falta de liquidez en el cripto-mercado, gran acumulación de BTC y mucho más

George Soros quebrando a Bitcoin, falta de liquidez en el cripto-mercado, gran acumulación de BTC y mucho más



Durante la semana, los mercados han estado dominados por un comportamiento bastante mixto. Es temporada de reportes corporativos en Wall Street. Y los bancos, en particular, han registrado un crecimiento importante. Lo que reconforta. Se esperaba para hoy una recuperación debido al aumento en las ventas minoristas en Estados Unidos. No obstante, la gran preocupación sigue siendo la inflación y el empleo. La crisis logística sigue causando estragos y todo se está moviendo más lento de lo esperado. 

Todo indica que los países productores de petróleo no pretenden aumentar la producción por ahora para aprovechar los precios altos. ¡Cuidado! Porque si esto se extiende por demasiado tiempo, se les puede complicar la situación. Pueden llegar a matar la demanda, acelerando así el cambio hacia los vehículos eléctricos. ¿Es la inflación transitoria? ¿Cuándo la Reserva Federal subirá las tasas?  Los inversores toleran mejor el riesgo que la incertidumbre. En esta etapa de optimismo cauteloso, los capitales están ignorando temporalmente al sector crecimiento (Growth).  

Mientras tanto, Bitcoin se resiste a romper su soporte de los $30K. Los osos mantienen la presión, pero los toros han logrado el milagro de resistir. Las cosas no están muy dulces, porque la cosa en China parece aún estar color de hormiga. Sin embargo, el dinero inteligente en los Estado Unidos está sirviendo de contrapeso. Las altcoins han caído duro. Sin embargo, no hay razones para pensar que esta situación sea permanente. 

Ahora bien, hablamos de las criptonoticias más populares de esta semana

Debo confesar que no soy un experto de esta métrica en particular. Al parecer, ha dado muy buenos resultados en el pasado. Sin embargo, no sé si la métrica en estos momentos está considerando los eventos excepcionales en China. Yo diría que la métrica se forjó en situaciones normales. Entonces, uno podría especular que las distorsiones en el hashrate producto de los contratiempos en China podrían estar emitiendo señales muy fáciles de malinterpretar. No sé. 

Ahora bien, es muy posible que el resultado termine siendo el mismo. No es sorpresa que muchos indicadores en estos monumentos están ubicados en la zona de compra. El precio actual luce muy atractivo. Pese a que todavía podríamos tener otra capitulación, la oportunidad de compra es innegable. Bitcoin es un activo sumamente volátil. Pero la relación riesgo/rendimiento es demasiado interesante como para ignorar por mucho tiempo. El humor en el mercado en este momento se mantiene en un optimismo muy conservador. Sin embargo, hay que darle tiempo al tiempo. Todo cambia. Y nada dura para siempre. Tarde o temprano, el apetito por el riesgo volverá. 

Escribí este artículo como un planteamiento hipotético. Quería mostrar lo que una “quiebra” significa en el mundo “normal” en contraste con el mundo Bitcoin. Es decir, una caída superior al 6% fue un colapso en el caso de la libra esterlina en 1992. Pero una capitulación superior al 50% no es el fin del mundo para nuestro temperamental mercado. Sin embargo, Fiat sigue siendo el activo más riesgoso para los más apasionados. Se podría decir que el enamorado no escucha razones. 

El precio de las criptomonedas es sumamente inestable. La actividad especulativa es bastante elevada. Y muchos viven del trading. Las principales exchanges ofrecen posiciones en margen. Y apalancamientos de 5X o más. En otras palabras, aquí no hay monjitas descalzas. 

Ahora bien, el odio que desata Soros es increíble. Me sorprendió bastante la popularidad de este artículo. La reacción fue abrumadora. Descalificativos, insultos y lamentos. Pero muy poco sustento. Sé que George Soros es un personaje controvertido. Escribí sobre él por esa precisa razón. Además, los eventos del miércoles negro del 92 me parecen muy interesantes. Un análisis definidamente que valía la pena. Sobre todo, porque ahora está invirtiendo en este espacio. 

Nadie niega la importancia de una mercancía. Los alimentos en especial siempre han tenido un gran valor económico. No es ningún misterio que los artículos con valor intrínseco también cuentan con valor monetario. El café, la soja, el zumo de naranja, el cacao, y el azúcar son mercados muy dinámicos y atraen a muchos inversores. No me sorprendería que los alimentos orgánicos tengan mucha revelación en el futuro. Por supuesto que podrían ofrecer mucha rentabilidad económica. 

Ahora bien, ya plantear que los alimentos orgánicos se convertirán en el oro del futuro es una exageración. No descartó que se puedan convertir en una mercancía de mucha importancia. Esa no es la exageración. En todo caso, la exageración es la aspiración totalitaria. Me refiero a la idea de un solo anillo gobernando todo. Lo más seguro es que el futuro sea más diverso. Fiat, metales, mercancías y criptoactivos, etc. En un mundo tan diverso, dudo mucho del éxito de las soluciones absolutas. 

¡El descubrimiento del agua tibia! Por supuesto que Bitcoin es un mercado de baja liquidez. He ahí la razón de su gran volatilidad. En este sentido, Bitcoin no es el “oro digital”. Es un activo especulativo como el oro. Pero no es exactamente igual al oro por su inestabilidad. Es decir, por su alto riesgo/volatilidad. Lo que implica que dos activos con propiedades tan disímiles difícilmente juegan el mismo rol en un portafolio balanceado. En todo caso, se podría decir que Bitcoin es el “cobre digital”. 

De hecho, el principal atractivo de Bitcoin es precisamente que no es como el oro. Las grandes capitales no buscan “refugio seguro” en Bitcoin. Para eso tienen al dólar, los bonos del Tesoro o el oro. Lo que en realidad se busca con Bitcoin es crecimiento/oportunidad. Lo interesante aquí es la relación riesgo/rendimiento de Bitcoin en el contexto de un mercado de bajo correlación. Eso es posible en gran medida por su escasa liquidez. Que para colmo no se concentra en un solo lugar, sino que está repartida en muchos exchanges. Ahora bien, aquí un spoiler. En la medida que crezcamos en liquidez, decreceremos en retornos (véase ley de los rendimientos decrecientes). En este caso, Bitcoin sí, eventualmente, se parecerá mucho más al oro. Líquido, relativamente estable, pero cada vez más aburrido. 

Bueno, este titular lo resume todo. En esto, estamos. En la cuerda floja. Esperamos una nueva caída o un rebote. Por lo menos en lo que hoy respecta, se espera un optimismo generalizado a razón de los reportes positivos de las ventas minoristas en los Estados Unidos. Esperemos que Bitcoin se contagie de esta energía. 



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00