Lima, Perú
+5113014109

Extraña señal de radio galáctica ha desconcertado a astrónomos

Extraña señal de radio galáctica ha desconcertado a astrónomos


Interpretación de un artista de la señal de radio en forma de sacacorchos.

En el transcurso de 2020, los astrónomos de Australia detectaron un misterioso lote de ondas de radio provenientes de algún lugar cercano al centro de la galaxia. Pero cuando el equipo apuntó y entrenó un instrumento más sensible hacia la fuente, lo detectaron solo una vez más antes de que desapareciera, comportándose de manera diferente a como lo había hecho antes. La señal se describe en un artículo publicado en Astrophysical Journal.

“La propiedad más extraña de esta nueva señal es que tiene una polarización muy alta. Esto significa que su luz oscila en una sola dirección, pero esa dirección rota con el tiempo”, dijo Ziteng Wang, astrofísico de la Universidad de Sídney y autor principal del nuevo estudio, en un comunicado de la universidad. En otras palabras, las ondas de radio se dirigían a la Tierra de forma intermitente, sin ningún tipo de ritmo o motivo. Y desde que fueron detectadas, el rastro se ha enfriado.

La señal fue descubierta utilizando un sistema en el Pathfinder de matriz de kilómetros cuadrados de Australia (Australian Square Kilometer Array, o ASKAP), un radiotelescopio con base en la extremadamente remota Australia Occidental. El objeto misterioso que produjo la señal se llamó ASKAP J173608.2-321635, por el telescopio que lo encontró y sus coordenadas en el cielo.

“Este objeto fue único en el sentido de que comenzó siendo invisible, se volvió brillante, se desvaneció y después reapareció. Este comportamiento fue extraordinario”, dijo Tara Murphy, también astrofísica de la Universidad de Sídney y coautora del artículo, en el mismo comunicado.

Cuando la fuente de radio se apagó, el equipo verificó el espectro de luz visible y no encontró nada. También recurrieron a un radiotelescopio diferente, que tampoco encontró nada. Pero después, usando el radiotelescopio MeerKAT en Sudáfrica, el equipo finalmente vio el objeto de nuevo, pero desapareció en un día. Los investigadores no lo han visto desde entonces.

La Vía Láctea vista desde Uruguay. La fuente de radio provino de cerca del centro galáctico.

La Vía Láctea vista desde Uruguay. La fuente de radio provino de cerca del centro galáctico.
Foto: MARIANA SUAREZ/AFP (Getty Images)

“En cuanto a por qué una fuente dejaría de emitir, podría ser algo relacionado con inestabilidades en el campo magnético. Los campos magnéticos pueden enredarse y después liberar energía en ráfagas”, dijo David Kaplan, coautor del artículo y astrofísico de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, en un correo electrónico a Gizmodo. “Esto sucede con nuestro Sol, con magnetares y con otro tipo de objetos. Entonces, no es tanto que dejó de emitir, ya que solo emite esporádicamente (la mayoría de las veces está apagado)“.

Los investigadores tienen algunas ideas sobre lo que podría haber sido la fuente de radio, pero no están seguros de ninguna de ellas. El patrón de ondas de radio tiene similitudes con una clase de objetos llamados Transitorios de Radio del Centro Galáctico, aunque también tiene algunas diferencias. Los Transitorios de Radio del Centro Galáctico no son un objeto específico, sino más bien un grupo de objetos emisores de radio alrededor del centro de la Vía Láctea que no tienen una identidad determinada.

Debido a las características de su ráfaga, el equipo pensó al principio que ASKAP J173608.2-321635 podría ser un púlsar, una estrella muerta giratoria cuyo brillo varía regularmente para los observadores en la Tierra. Pero las fluctuaciones de brillo de este objeto no eran regulares, y su falta de otras ondas electromagnéticas significaba que no se parecía a una pequeña estrella enana marrón o un magnetar altamente magnético. Puede haber sido un púlsar “extraño”, dijo Kaplan, pero el equipo no lo sabrá con certeza con sus datos actuales.

Incluso si ASKAP J173608.2-321635 no se vuelve a ver, esperan que las observaciones futuras determinen si el objeto era la regla o la excepción, es decir, si la fuente es la primera de una clase de objetos no observada hasta ahora o algo distinto.

En lugar de saltar de un radiotelescopio a otro en el futuro, el equipo espera utilizar el Square Kilometer Array (SKA), el radiotelescopio más grande del mundo con 130.000 antenas, para sus futuras observaciones de fuentes de radio distantes. Se espera que la matriz inicie observaciones científicas de rutina hacia finales de esta década.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00