Lima, Perú
+5113014109

Existe un plan para hacer «copias de seguridad» de los rinocerontes introduciéndolos en Australia

Existe un plan para hacer «copias de seguridad» de los rinocerontes introduciéndolos en Australia


Imagen para el artículo titulado Existe un plan para hacer "copias de seguridad" de los rinocerontes introduciéndolos en Australia

Foto: Nel_Botha-NZ / Pixabay

Hay cinco especies de rinocerontes en el mundo: dos en África y tres en Asia. Cuatro están amenazadas, y tres se encuentran en peligro crítico de extinción.

En África, el rinoceronte negro, que solía pastar por todo el este y el sur del continente, ha visto desaparecer a la mitad de sus subespecies. Y el rinoceronte blanco, que ha visto florecer a una de sus subespecies gracias a los programas de protección, tiene a su otra subespecie a punto de desaparecer. En 2018 murió Sudán, el último macho de rinoceronte blanco del norte, y solo quedaron dos hembras en cautiverio; una de ellas como última esperanza de su estirpe, si consiguiera tener crías mediante reproducción asistida.

En Indonesia, el rinoceronte de Java, que una vez fue la especie de rinoceronte más abundante de Asia, ha visto caer tanto su población que hoy solo sobreviven 60 especímenes. Y el rinoceronte de Sumatra, del que quedan unos 100 animales, sobrevive en una ubicación secreta para que los cazadores furtivos no lo descubran.

Los rinocerontes son especialmente vulnerables a la caza furtiva porque sus cuernos alcanzan precios de hasta 300.000 dólares en el mercado negro. Aunque no es más que queratina, la medicina tradicional china atribuye poderes curativos al cuerno de rinoceronte, que se vende en polvo para cosas tan dispares como curar un cáncer o incrementar el deseo sexual.

Muchas han sido las propuestas para proteger a los rinocerontes. India armó a sus cuidadores y les dio la orden de disparar a matar si veían aparecer a los cazadores furtivos. Sudáfrica empezó a inyectar veneno en los cuernos de los animales para ahuyentar a los consumidores. Kenia optó por concienciar a la sociedad a través de las redes sociales. Antes de morir, Sudán alcanzó una gran popularidad en todo el mundo tras aparecer en una campaña de Tinder. No buscaba el amor, sino recaudar fondos para el desarrollo de nuevas técnicas de fertilización in vitro.

Son ideas desesperadas, pero no tan extrañas como trasladar a los rinocerontes en avión hasta Australia, aprovechando que el país tiene biomas adecuados para ellos. Existe un grupo llamado Australian Rhino Project que quiere introducir una población considerable de rinocerontes blancos y negros tanto en Australia como en Nueva Zelanda para que vivan en semicautiverio, a modo de “copia de seguridad” de las poblaciones africanas.

Gracias a las donaciones de los australianos, el grupo ya ha conseguido trasladar a varias decenas de rinocerontes genéticamente diversos, y ha podido enviar varias crías a una sabana africana artificial cerca de Adelaida para iniciar una población sin la amenaza de los cazadores furtivos. A pesar de estos avances, los organizadores necesitan mucho más dinero. Concretamente, 4 millones de dólares para llevar a cabo el proyecto.

Australian Rhino Project defiende que los rinocerontes introducidos en Australia serán solo un “seguro” en caso de que las especies se extingan en sus hábitats naturales de África, pero aun así han recibido críticas de la comunidad científica. El experto en conservación Matt Hayward escribió en The Conversation que los rinocerontes deben conservarse en África, no trasladarse a Australia, y que el dinero estaría mejor invertido en actividades contra la caza furtiva en países como Sudáfrica para aumentar la capacidad local.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00