Lima, Perú
+5113014109

Esta máquina limpia el aire del humo de 870 coches

Esta máquina limpia el aire del humo de 870 coches


Imagen para el artículo titulado Esta gigantesca máquina en Islandia absorbe el CO2 de la atmósfera y lo convierte en piedra

Captura de pantalla: Climeworks / YouTube

Islandia acaba de inaugurar algo que probablemente todos los demás países deberían están construyendo ya. Se trata de una planta que captura el CO2 de directamente de la atmósfera y lo combina con agua para solidificarlo. Dicho de otra manera: limpia la atmósfera para revertir el calentamiento global.

La planta se llama Orca, y ha comenzado a operar en las afueras de Reikjavik en las inmediaciones de una planta geotérmica. La planta consta de cuatro enormes módulos formados por dos contenedores cada uno. Cada contenedor consta a su vez de seis celdas con dos enormes ventiladores y un filtro. Los ventiladores absorben el aire y lo hacen pasar por el filtro, capturando las partículas de CO2. Cuando el filtro se satura de dióxido de carbono, los ventiladores se detienen y el filtro se calienta para limpiarse. El CO2 es entonces mezclado con agua y transportado bajo tierra, donde se mineraliza y, literalmente, se convierte en una piedra grisácea absolutamente inerte.

El sistema funciona de manera que siempre haya cinco celdas limpiando el aire y una eliminando dióxido de carbono del filtro. Aunque todo esto precisa de energía, la huella de carbono de la planta es negativa en un 90%. Orca será capaz de capturar 4000 toneladas de C02 cada año, que es el equivalente a unos 870 coches emitiendo gases en ese mismo período. Este vídeo de Climeworks explica cómo funciona la nueva planta (a partir del minuto 43:25)

¿Por qué no están todos los países construyendo estas máquinas como locos?, te preguntarás. La respuesta es la misma que para el resto de males de la humanidad: dinero. La tecnología para extraer el CO2 del aire ya existe, pero no es nada barata. Es necesario reducir el coste a alrededor de 150 dólares por cada toneladas de CO2 que se extrae, y los expertos creen que ese recorte no llegará hasta dentro de cinco o diez años. Las plantas de captura directa como Orca, desarrollada por una Startup llamada Climeworks, son tan caras que no todo el mundo está dispuesto a pagar por ellas. La de Islandia ha sido posible gracias a un contrato con Swiss Re, una multinacional de seguros con sede en Suiza que ha pagado los 10 millones de dólares necesarios para su construcción. Aparte de ser bueno para su imagen pública, la compañía de seguros ve este tipo de máquinas como una forma de frenar los desastres que provoca el calentamiento global, desastres de cuyo coste tienen que hacerse cargo… las compañías de seguros.

Imagen para el artículo titulado Esta gigantesca máquina en Islandia absorbe el CO2 de la atmósfera y lo convierte en piedra

Captura de pantalla: Climeworks / YouTube

Pero 10 millones de dólares para revertir el humo de 870 coches sigue siendo una gota de agua en un problema del tamaño de un océano. La Agencia Internacional de la Energía de Estados Unidos calcula que, para que la idea sea efectiva, habría que extraer 10 millones de toneladas de CO2 para 2030. Ahora mismo ya hay 15 plantas similares operando en todo el mundo. Hacen falta 2.500 más solo en Estados Unidos.

Una de las alternativas más razonables para estas plantas es comercializar el CO2 que capturan para otros usos como la fabricación de cemento o de fertilizantes, pero los beneficios de este reciclaje aún no son lo bastante altos. Todo indica que la industria de la limpieza atmosférica será una de las que defina la economía global en las próximas décadas. La cuestión s si para entonces no será demasiado tarde. [Climeworks vía Quartz]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00