Lima, Perú
+5113014109

El sencillo truco para conciliar el sueño por la noche

El sencillo truco para conciliar el sueño por la noche


A todos nos pasa, y más cuando vamos teniendo cierta edad, que las preocupaciones y problemas que antes terminaban por la noche, las trasladamos a la hora de dormir. Un experto en la materia ofrece un simple truco para conciliar el sueño.

El método lo da el doctor y científico cognitivo Luc P. Beaudoin, creador de la aplicación mySleepButton, quien afirma poder acelerar el proceso para que puedas dormir más partiendo de una simple premisa: evitar que pienses en todas esas cosas que te mantienen despierto como prioridad.

Según explica Beaudoin:

Los adultos viven en un mundo muy “del cerebro izquierdo” dominado por el lenguaje y el pensamiento. Los niños pequeños, por el contrario, pasan mucho tiempo imaginando y jugando. Por supuesto, los adultos ven muchas imágenes: videos, televisión, películas, fotos y logotipos. Pero tienden a hacerlo de forma pasiva y, por lo general, con mucha charla (ya sea vocal o no).

Los investigadores del sueño han descubierto que cuando las personas se duermen, a menudo experimentan imágenes visuales y ‘micro-sueños. Las diversas imágenes que la gente imagina pueden ayudarles a conciliar el sueño. Por el contrario, seguir pensando en un modo verbal, analítico y de resolución de problemas puede retrasar el inicio del sueño.

Ilustración para el artículo titulado El truco para conciliar el sueño por la noche no es contar ovejas, es mucho más simple

Foto: Stock-Asso (Shutterstock)

Así llegamos hasta el método que el experto denomina como Cognitive Shuffle, en esencia, pensar menos e imaginar más, por ejemplo, en objetos aleatorios para mantener la mente alejada del pensamiento analítico y verbal del que habla. Por tanto, Beaudoin dice que debemos seguir las siguientes pautas:

  1. Métete en la cama y prepárate para dormir.
  2. Piensa en una palabra al azar, emocionalmente neutral que tenga al menos cinco letras. Beaudoin sugiere la “hora de dormir” como ejemplo. Otros pueden ser “laptop”, “melocotón”, “película” o “bombilla”. (Intenta elegir una palabra que no tenga demasiadas letras repetidas, como “banana”).
  3. Deletrea lentamente la palabra base en tu mente y luego, comenzando con la primera letra, piensa en otra palabra que también comience con esa letra. Imagina el elemento representado por la palabra: si tu palabra base es “melocotón”, comenzarás con palabras que comiencen con la letra “m”, como “mono”, “mesa” o “maceta”. Una a la vez, imagina cada elemento, deteniéndote en él el tiempo suficiente para crear una imagen clara en tu mente antes de soltarlo y pasar a la siguiente palabra “m”.
  4. Repite esto tantas veces como puedas para cada letra. Una vez que te quedes sin palabras con “m” (o te aburras de ellas), pasa a la siguiente letra.

Si tienes dificultades para encontrar palabras por una letra, omítelas y pasa a la siguiente letra. Del mismo modo, si eliges una palabra que no puedes imaginar fácilmente, deshazte de ella y pasa a otra.

Ayuda, según Beaudoin, pensar en el contexto alrededor de la palabra. Por ejemplo, si estás imaginando “pan”, podrías pensar en una barra de pan blanco suave y luego en un pan francés crujiente, seguido de una tu masa madre casera.

Si llegas al final de una palabra base sin quedarte dormido, comienza de nuevo con una nueva palabra base. [IFLScience, Lifehacker]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00