Lima, Perú
+5113014109

El robo de arte digital con NFT es la nueva modalidad de delitos informáticos que está en auge



El aspecto más revolucionario de la tecnología de tokens no fungibles (la certificación de la propiedad de piezas y activos digitales en la cadena de bloques) también ha dado paso a un nuevo tipo de ciberdelincuencia. Los ladrones rastrean Internet en busca de obras de arte digitales que circulan libremente por la red para tokenizarlas y venderlas como NFT en mercados como OpenSea.

Sin profundizar demasiado en los aspectos técnicos de la tecnología NFT, cuando alguien compra un token no fungible está comprando básicamente un activo digital que le da derechos sobre lo que ese token representa.

A menudo, un NFT no es más que un enlace al sitio web que alberga la imagen a la que está vinculado el token. Puede ser el personaje de un juego, como los famosos Axies, coleccionables, como los Crypto Punks, objetos físicos u obras de arte digitales.

Estos últimos han sido el objetivo preferido de los ciberdelincuentes. La detección de estos delitos no requiere planes ingeniosos y los riesgos legales hasta ahora han sido pequeños. Cualquiera puede apropiarse de la creación de otra persona y crear un NFT sin importar si fue el creador del contenido o si posee los derechos de autor de la creación.

Así, miles de artistas digitales, especialmente aquellos cuyas creaciones son anteriores a la aparición y popularización de la tecnología, han sido víctimas de robos a diario. Según el blog de DeviantArt, una galería que ha creado un sistema para identificar los derechos sobre las obras de arte digitales, su herramienta para detectar NFT acuñados indebidamente ha catalogado más de 11,000 piezas robadas que se comercializan en OpenSea sólo entre julio y septiembre de este año.

RJ Palmer es un diseñador de juegos que ha desarrollado una carrera paralela como artista digital y tiene varias obras expuestas en galerías de arte en línea, además de venderlas impresas en diversos medios.

En un artículo de la revista digital Mel Magazine, cuenta que un día recibió una avalancha de notificaciones de DeviantArt informando de obras de su autoría que se vendían en OpenSea:

 «Casi todo mi trabajo fue robado, desde las primeras piezas que hice en 2008. Alguien entró en DeviantArt, cogió esas obras, las acuñó como NFT y creó una cuenta en OpenSea para comerciar con ellas».

Palmer dijo que es habitual que las obras expuestas en Internet sean copiadas y reproducidas en lugares nunca imaginados por sus creadores, pero la tecnología que hay detrás de los NFT ha hecho posible y fácil su robo y explotación comercial.

This is how much of my work was stolen and minted as NFTs just today. The DeviantArt NFT protection is great but man this sucks to see. pic.twitter.com/uNHinQsAGV

— RJ Palmer (@arvalis) November 23, 2021

Estas son todas mis obras que han sido robadas y acuñadas como NFTs justo hoy. La protección NFT de DeviantArt es genial, pero hombre, es una mie**a saberlo.

No siempre es sencillo eliminar las obras de arte de los marletplaces de NFT. En general, las plataformas no disponen de sistemas para verificar la autenticidad o evitar el fraude y no se hacen responsables de los actos delictivos de terceros.

Palmer dijo que el botón «Denunciar» no es efectivo. Fue necesario ponerse en contacto con la plataforma por correo electrónico para notificarlo y esperar a que se tomaran las medidas oportunas.

Sin embargo, esto no impidió que otras obras de su autoría corrieran la misma suerte. «La gente puede robar la misma imagen que ya ha conseguido eliminar de la plataforma. No hay salvaguardias para impedirlo», dijo el artista.

Pero no todos los artistas informan de que sus solicitudes han sido atendidas por OpenSea. La artista Brittany Fanning denunció en Reddit que hizo varias peticiones para que la plataforma retirara obras suyas que se comercializaban en el mercado, pero todas fueron ignoradas. Sólo después de que descubriera los datos de contacto del ladrón y consiguiera enviarle un mensaje directamente, se retiró el mensaje.

Como informó recientemente Cointelegraph, Adobe ha creado una herramienta para demostrar la autoría de las obras digitales en Photoshop y otras aplicaciones de la empresa. A través de ella, los creadores de NFT podrán vincular su Adobe ID con su cartera digital, habilitando una función para que los mercados asociados presenten una especie de certificado de verificación de la obra, demostrando que se trata de una producción auténtica y original.

Sigue leyendo:





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00