Lima, Perú
+5113014109

El origen del herpes se remonta al beso hace 5.000 años

El origen del herpes se remonta al beso hace 5.000 años


Uno de los cráneos de los que los investigadores han extraido ADN para el estiudio del herpes.

Uno de los cráneos de los que los investigadores han extraido ADN para el estiudio del herpes.
Foto: Barbara Veselka

Aproximadamente hay 3.700 millones de personas en el mundo con herpes labial. Un equipo de especialistas en genética de la Universidad de Cambridge ha investigado los orígenes del virus causante de esta afección común y se ha encontrado con una sorpresa. Hace alrededor de 5.000 años ocurrió algo que disparó el contagio de la enfermedad por todo el planeta. Ese algo fue, muy probablemente, el beso.

Cuando la doctora Cristina Scheib y sus colegas en Cambridge comenzaron a estudiar las mutaciones del virus que causa la mayor parte de infecciones de herpes labial, esperaban encontrar una genealogía constante que probablemente se remontaría a la llegada de los primeros seres humanos procedentes de África. Sin embargo, no fue así. Hace alrededor de 5.000 años, la cepa hoy conocida como Herpex Simplex 1 (HS-1) se impuso a todas las demás hasta ser la dominante incluso hoy. La cuestión es ¿Por qué? Scheib cree que fue por la introducción del beso romántico.

Cada especie de primate tiene su propio herpes”, explica la doctora Scheib. “Lógicamente pensábamos que nuestro herpes llevaba con nosotros desde que nuestra especie salió de África. Sin embargo, hace alrededor de 5000 años pasó algo que hizo que una de las cepas de herpes simple se impusiera a las demás. Posiblemente fue un incremento en las transmisiones, y creemos que está vinculado a los besos”.

A día de hoy sigue habiendo debate sobre si besarse es una actividad de origen biológico o cultural. El hecho de que haya culturas que no se besen o que lo hagan de diferente manera apunta a lo segundo, pero ¿Cuándo se impuso esa costumbre? Las referencias más antiguas de que disponemos sobre besarse como un acto romántico se remontan a la edad del bronce. En esa época se cree que la costumbre se difundió desde el sur de Asia al resto del continente y a Europa, y con ella el herpes.

El herpes labial es una enfermedad leve, pero incurable. Una vez la persona se infecta (normalmente por contacto directo con otra persona infectada) es portadora de por vida. Hay sujetos que nunca desarrollan síntomas, pero otros pueden desarrollar molestas pústulas alrededor de los labios. La duración de estos episodios es de alrededor de dos semanas y no dejan marcas. El herpes no es una pandemia de la que preocuparse, pero estudiar su evolución y cómo nuestro sistema inmune responde a él nos permite conocer mejor cómo se difunden otras enfermedades que sí son más preocupantes, como la reciente viruela del mono. [Science Advances vía IFL Science]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00