Lima, Perú
+5113014109

El megalodón era más grande de lo que se pensaba

El megalodón era más grande de lo que se pensaba


Ilustración para el artículo titulado El megalodón, el tiburón gigante que un día habitó la Tierra, era incluso más grande de lo que se pensaba

Imagen: Kristen Grace/Florida Museum of Natural History

Una de las cosas más fascinantes del tiburón más grande que jamás haya nadado en los océanos de la Tierra es lo poco que sabemos de él, empezando por su gigantesco tamaño. Una clase en un aula de Florida ha reformulado lo que los científicos sabían sobre la criatura.

Hasta ahora, la ciencia tradicional había calculado que cualquier megalodon dado tendría alrededor de 11 a 15 metros de largo. Sin embargo, estas estimaciones se están revisando después de que Víctor Pérez, un ex estudiante de doctorado en el Museo de Historia Natural de Florida, descubriera algo más mientras enseñaba a estudiantes cómo extrapolar el tamaño de un megalodón basándose en muestras de dientes fosilizados.

El nuevo método para calcular el tamaño basado en el ancho de sus dientes sugiere que las cifras anteriores son una subestimación, y que el tamaño real del tiburón gigante rondaba los 20 metros de largo. Según ha explicado el paleontólogo Ronny Maik Leder, del Museo de Historia Natural de Alemania:

Me sorprendió bastante que nadie hubiera pensado en esto antes. La simple belleza de este método debe haber sido demasiado obvia para ser vista. Nuestro modelo era mucho más estable que los enfoques anteriores. Esta colaboración fue un maravilloso ejemplo de por qué es tan importante trabajar con paleontólogos y aficionados.

Diente de magalodón

Diente de magalodón
Imagen: Kristen Grace/Florida Museum of Natural History

En cuánto a cómo llegó a la nueva fórmula, Pérez, quien ahora es curador asistente de paleontología en el Museo Marino Calvert en Maryland, dijo:

Estaba dando vueltas, comprobando, como, ¿usaste la ecuación incorrecta? ¿Olvidaste convertir tus unidades? Pero rápidamente quedó claro que no eran los estudiantes los que habían cometido el error. Simplemente, las ecuaciones no eran tan precisas como habíamos predicho.

Cuentan los investigadores que el uso de dientes de megalodón que se encuentran en hábitats acuáticos se ha considerado durante mucho tiempo el proxy más eficaz para determinar el tamaño de un tiburón individual. Sin embargo, al mismo tiempo, esta no es la forma más precisa de medir su tamaño, ya que los científicos necesitarían recrear exactamente dónde estaba ese diente en la mandíbula del tiburón.

Y aquí entra Pérez en escena. Gracias a una importante donación de dientes fósiles de lo que se descubrió que era el mismo tiburón megalodón, el hombre pudo explicar cierta variabilidad.

Después de probar la lección sobre la reconstrucción de la mandíbula de un megalodón en varias escuelas primarias y secundarias basándose en la colección de dientes, Pérez comenzó a notar grandes diferencias en la estimación del tamaño de los tiburones entre los alumnos. Luego se asoció con otros investigadores y adoptó un enfoque diferente: modelar la mandíbula del megalodón en función del ancho del diente, en lugar de la altura.

Como resultado de ello, la comunidad de paleontólogos ha aprobado el nuevo método, mucho más estable que los enfoques anteriores. Así todo, el método de Pérez todavía tiene un margen de error de alrededor de 3 metros cuando se aplica a muestras particularmente grandes. [ScienceAlert]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00