Lima, Perú
+5113014109

El capital riesgo frente a las criptomonedas, blockchain, las DAO y la Web 3.0

El capital riesgo frente a las criptomonedas, blockchain, las DAO y la Web 3.0


Este año hemos asistido a una fuerte adopción de sistemas basados en criptomonedas, como las aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi), los tokens no fungibles (NFT) como el arte digital, los juegos de azar centrados en las criptomonedas y la creciente adopción de éstas como herramientas de inversión y pago. Uno de los desarrollos más recientes es la aparición de organizaciones autónomas descentralizadas (DAO).

Las DAO existen desde 2016, cuando la organización The DAO, una nueva forma de vehículo de inversión que atrajo una parte considerable de los tokens de Ethereum (ETH), recaudó más de 150 millones de dólares en ese momento. Muchos vieron a The DAO como la forma definitiva de coordinación humana. Sin embargo, debido a un exploit de reentrada, los hackers robaron 50 millones de dólares de los fondos de la organización.

A pesar del revés inicial, los DAO han visto un segundo nacimiento en los últimos meses. Esto fue posible principalmente gracias a marcos y herramientas más maduros, así como a la reducción de la fricción en la creación de una DAO y la participación en las DAO. Algunos de los primeros experimentos, como DXdao, Genesis DAO de DAOStack o MolochDAO, mostraron el camino para una nueva ola de organizaciones descentralizadas. Hoy en día, existen DAO de diferentes formas, desde grandes a pequeñas, utilizadas para administrar ecosistemas, comprar colectivamente NFT o contribuir a causas o movimientos sociales.

Más allá de eso, las DAOs serán probablemente el cambio más transformador en la forma de operar de los fondos de capital riesgo (VC). Los fondos de capital riesgo tendrán que cambiar su forma de invertir en proyectos, de comprometerse con ellos y de aportar valor. Al mismo tiempo, sin embargo, su propio modelo de negocio podría verse perturbado por las DAO que se convierten en vehículos de inversión. Pero la Web 3.0 también cambiará fundamentalmente el acceso a las oportunidades de inversión y ofrecerá formas democráticas de invertir sin tener que ser un inversor acreditado o sin restricciones de patrimonio.

Cómo invierten las sociedades de capital riesgo en la Web 3.0

Ya no es una anomalía que los fondos de capital riesgo inviertan en la Web 3.0. Estas inversiones van desde la creación de fondos especializados en criptomonedas hasta fondos más tradicionales (institucionales) que ven el potencial de los ecosistemas basados en blockchain. Sin embargo, el enfoque de la inversión difiere del capital riesgo tradicional.

Lo más notable es la adopción generalizada de las ventas públicas (como las ofertas iniciales de monedas, las ofertas iniciales de exchange descentralizado y las ofertas iniciales de exchange). Éstas están democratizando el acceso a las ofertas de inversión, permitiendo que un mayor número de inversores participe en una ronda de inversión con menores barreras de entrada y gastos de coordinación. Muchos proyectos de la Web 3.0 también están dirigidos principalmente por una DAO gestionada por la comunidad, y las decisiones de inversión son examinadas por el voto de la comunidad; probablemente el ejemplo más emblemático sea la recaudación estratégica de fondos de SushiSwap.

Así, mientras que los acuerdos de inversión se hacen tradicionalmente a puerta cerrada con poca o ninguna participación de las partes interesadas, los fondos de capital riesgo en la Web 3.0 tienen que participar mucho más públicamente para conseguir un asiento en la mesa. Sin embargo, los proyectos de la Web 3.0 siguen realizando a veces una pequeña recaudación de fondos privados antes de la venta pública de tokens. Esto suele implicar un acuerdo SAFT (o un acuerdo SAFE más opciones de tokens) con la parte que planea emitir un nuevo token. Sin embargo, esto a menudo incluye comprometerse a períodos más largos de adquisición de derechos o de bloqueo.

Pero, especialmente en el espacio de los NFT, queda por ver cómo los fondos de VC pueden obtener de alguna manera una ventaja sobre los inversores minoristas, ya que los cobros de los NFT suelen venderse públicamente de inmediato, eliminando la oportunidad de participar en preventas privadas.

Cómo puede el capital riesgo añadir valor a los proyectos de la Web 3.0

Hay toda una serie de servicios y apoyo que el capital riesgo proporciona a las empresas emergentes, más allá del capital. Los fondos de capital riesgo apoyan regularmente a las empresas de su cartera con servicios de contratación, marketing, tutoría, asesoramiento jurídico u otros. Al fin y al cabo, tienen un gran interés en que esas startups tengan éxito y quieren hacer todo lo posible para apoyarlas.

Sin embargo, la Web 3.0 cambiará fundamentalmente lo que significa el «dinero inteligente» para los proyectos. Las DAO a menudo no tienen una entidad central a la que puedan conceder estos servicios adicionales. En su lugar, los fondos que apoyan los proyectos suelen hacerlo principalmente a través de la participación de la comunidad. Esto incluye la defensa de la comunidad o la participación directa en los procesos de gobernanza de la comunidad. Pero también implica el cabildeo y otras formas de interrelación con las partes interesadas fuera del ecosistema inmediato o incluso de la Web 3.0, ya que esas discusiones suelen ser un reto para las organizaciones que no tienen personalidad jurídica.

Un ejemplo destacado de un fondo de capital riesgo que se inclina por esta nueva forma de aportación de valor es Andreessen Horowitz (a16z). Con el Crypto Fund III de 2.200 millones de dólares, a16z no rehúye participar activamente en la gobernanza de los proyectos de su cartera, como Uniswap.

DAOs de inversión

La financiación de capital riesgo existe desde la década de 1940 y era utilizada principalmente por los ricos. Dado que las DAO representan la próxima generación de financiación de capital riesgo, los fondos de capital riesgo no sólo están invirtiendo y participando en DAO, sino que se están convirtiendo ellos mismos en DAO. Stacker Ventures es un ejemplo de un fondo de capital riesgo que se ha convertido en una DAO, que intenta democratizar las inversiones en fase inicial en activos emergentes. BitDAO, que es un protocolo gobernado por los titulares de tokens BIT, es una de las mayores DAO del mundo centrada en ofrecer finanzas abiertas y una economía descentralizada y tokenizada.

Al asociarse con los principales protocolos, BitDAO está construyendo un futuro de las finanzas que espera apoyar DeFi, DAOs, juegos y NFTs. PleasrDAO, una plataforma de inversión y adquisición de arte, recoge arte digital que representa y financia ideas y movimientos importantes cimentados on-chain como NFT. Experimentando con la propiedad digital y del arte, PleasrDAO está ayudando a cambiar la forma en que la gente puede invertir en arte.

El capital riesgo es principalmente una herramienta de inversión social para coordinar recursos en torno a una tesis de inversión compartida. Y la Web 3.0 permitirá nuevas e innovadoras formas de reunirse para poner en común el capital y otros recursos que van mucho más allá de las rígidas estructuras que vemos en el panorama actual del capital riesgo.

El capital riesgo en una crisis de identidad

Los fondos de capital riesgo tradicionales tienen que observar esta evolución y hacerse una idea más clara de su propia propuesta de valor en relación con los proyectos de la Web 3.0. Y lo que es más importante, el capital riesgo tiene que mostrar cómo su valor añadido se diferencia de las DAO de inversión impulsadas por la comunidad. Es muy posible que, con el tiempo, algunos fondos de capital riesgo tradicionales decidan adoptar una estructura de DAO para que sus actividades de inversión sean más accesibles, transparentes y orientadas a la comunidad.

Lo que está claro es que el capital riesgo no puede limitarse a sus estructuras y procesos actuales si quiere seguir siendo relevante en esta nueva era de la Web 3.0.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y negociación implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Lukas Schor es el director de producto de Gnosis Safe, un monedero con múltiples firmas y una plataforma para gestionar activos digitales en Ethereum. Lukas ha estado trabajando en roles relacionados con el producto en la industria de blockchain durante los últimos cuatro años. Se unió a Gnosis a principios de 2019 para asumir el papel de gerente de producto para el proyecto Gnosis Safe.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00