Lima, Perú
+5113014109

El auge de las stablecoin no continuará sin la interoperabilidad descentralizada

El auge de las stablecoin no continuará sin la interoperabilidad descentralizada


Las stablecoins son la piedra angular del mercado de activos digitales, con una capitalización de mercado de más de 100.000 millones de dólares. Los gobiernos ya están dedicando considerables recursos a estar al día con las tendencias. Un informe de noviembre de 2021 publicado por el Grupo de Trabajo del Presidente de los Estados Unidos sobre Mercados Financieros detalla las diversas medidas para garantizar que la regulación de las stablecoins se aplique dentro de las directrices gubernamentales. Una encuesta mundial de bancos centrales realizada por el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) muestra que el 86% de los bancos centrales están ahora activamente comprometidos de alguna manera con las monedas digitales de banco central (CBDC), una forma de stablecoin respaldada por el gobierno. De esta cohorte de bancos centrales, siete han lanzado oficialmente CBDCs, mientras que otros 17 están en la fase piloto, según el rastreador de CBDC del Atlantic Council.

Al igual que todas las criptomonedas, las stablecoins se basan en la tecnología de cadena de bloques (blockchain) para apoyar las transacciones digitales entre pares (P2P), lo que les confiere las propiedades de instrumento al portador y de liquidación final del efectivo. Esta infraestructura descentralizada subyacente promete transacciones más rápidas, menores costes de liquidación, mayor transparencia y mayor control para los usuarios finales.

Múltiples actores del mercado, tanto públicos como privados, han desarrollado múltiples redes de blockchain fragmentadas. Para lograr su plena utilidad, las stablecoins deben operar en muchas de ellas. En la actualidad, los desarrolladores de stablecoins innovadoras como Dai (DAI), TerraUSD (UST) y USD Coin (USDC) se enfrentan a costes y riesgos de seguridad indebidos al construir puentes puntuales para conseguirlo. Para que el mercado crezca e innove más, se necesita una red de interoperabilidad universal que conecte de forma segura todas las redes de blockchain. Estas soluciones de interoperabilidad universal también ayudarán a los desarrolladores de CBDC y stablecoin a superar los costes y riesgos de seguridad asociados a las construcciones puntuales.

La necesidad de la interoperabilidad entre blockchains

Los activos digitales no pueden alcanzar su potencial operando en redes aisladas y las stablecoins no son diferentes. Las soluciones de diseño interoperable permitirán que los activos estables desempeñen un papel fundamental en la transformación económica de muchos países al mejorar los costes, el tiempo y la administración asociados a las transacciones transfronterizas, las remesas e incluso la gestión de la cadena de suministro. Las soluciones de interoperabilidad pueden facilitar el despliegue de activos digitales, tanto a través de las redes de blockchain como entre CBDC específicos.

USDC, una de las stablecoins más dominantes en el mercado, nos da un buen ejemplo de la necesidad de interoperabilidad entre blockchains. Después de que USDC se desplegara inicialmente en Ethereum, el consorcio Centre, los desarrolladores de USDC, tuvieron que reconstruir la pila de USDC en otras redes de blockchain como Solana y Algorand, entre otras, para responder a la creciente demanda del mercado de aplicaciones en estas redes. Al construir estas pilas, los desarrolladores de USDC estaban abordando problemas y deficiencias reales: Las diferentes pilas tecnológicas fragmentan la liquidez de su stablecoin.

Una única red de interoperabilidad entre diferentes blockchains podría hacer que estas aplicaciones descentralizadas (DApps) y activos estuvieran disponibles para todo el ecosistema blockchain sin tener que volver a desplegar pilas de software en cada nueva red blockchain. Esto ayudaría a reducir la presión de la demanda sobre los recursos de los desarrolladores a nivel de protocolo y aplicación.

La interoperabilidad de la cadena de bloques significaría que las transacciones de stablecoin, incluidas las transferencias de pagos y las apuestas, podrían ejecutarse entre emisores de stablecoin y titulares de diferentes redes de cadenas de bloques. Este tipo de solución impulsaría en gran medida la liquidez y garantizaría una mayor composibilidad dentro del mercado de stablecoin de más de 100.000 millones de dólares. También eliminaría la necesidad de que los emisores de stablecoin tuvieran que pasar por los engorrosos procesos de cotizar sus stablecoin por separado en cada red de blockchain, como hacen actualmente.

Las CBDC también requieren interoperabilidad. Un informe del BIS de julio de 2021 destaca tanto la necesidad de colaboración multilateral como la necesidad de interoperabilidad de la red entre las CBDC. Aunque algunos gobiernos querrán ejercer políticas proteccionistas, la interoperabilidad beneficiará a los que adopten un enfoque más abierto, facilitando las transacciones internacionales en las que participen las CBDC, incluidos los flujos comerciales transfronterizos, las remesas internacionales y las transacciones transfronterizas. Estos beneficios son quizás parte de la razón por la que la Banque de France se asoció con la Banque Centrale de Tunisie para el séptimo experimento de CBDC de Francia. Con motivo del lanzamiento de la moneda digital nigeriana eNaira, el Gobernador del Banco Central de Nigeria destacó las ventajas de que su nueva moneda digital funcione en un marco interoperable.

La seguridad y la descentralización son el núcleo de los diseños interoperables

Los esfuerzos de los desarrolladores, descritos anteriormente, en las mayores stablecoins del mundo ilustran la necesidad de interoperabilidad. También ponen de manifiesto los riesgos y los costes de construir soluciones ad hoc en un mundo que aún no cuenta con un protocolo de interoperabilidad universal. Debido a los complejos requisitos para conectar diferentes redes de cadenas de bloques, la interoperabilidad entre cadenas añade consideraciones de seguridad adicionales. La exposición a múltiples cadenas de bloques abre estas redes a más vectores de ataque potenciales. El mundo fue testigo de un ejemplo devastador de esto en agosto, cuando un atacante drenó criptomonedas valoradas en más de 600 millones de dólares de Poly Network, un puente de interoperabilidad utilizado en aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi).

Cualquier red de blockchain que pretenda desplegar soluciones de interoperabilidad debe construirse para garantizar los más altos estándares de seguridad en la industria, pero al mismo tiempo no comprometer su capacidad de reacción, eficiencia o descentralización. La criptografía multipartita y el consenso descentralizado son los componentes clave que permiten a los desarrolladores construir sistemas interoperables robustos y escalables. La combinación de estas primitivas permite construir protocolos de interoperabilidad descentralizados que pueden proteger de forma segura las transacciones entre cadenas y permanecer seguras en presencia de múltiples participantes maliciosos.

La interoperabilidad de la cadena de bloques abrirá nuevas oportunidades económicas

A medida que el despliegue de los proyectos piloto de CBDC se acelera y el crecimiento de las stablecoins continúa, los organismos comerciales mundiales, los tecnólogos, los desarrolladores de blockchain y los proveedores de pagos seguirán el desarrollo y el éxito de estos programas de CBDC y de los proyectos de stablecoin. Buscan la manera de que estas innovaciones puedan introducir nuevos procesos en el panorama de los pagos nacionales e internacionales. Los beneficios de un marco de interoperabilidad universal para las stablecoins aumentarán la escalabilidad de las transacciones de pago internacionales entre países, facilitando así unos flujos comerciales transfronterizos más eficientes y mejorados, una liquidación más rápida de las remesas internacionales y una mayor inclusión financiera a través de dispositivos digitales como los smartphones. Los avances económicos digitales derivados de este sistema contribuirán a impulsar el PIB económico de muchos países.

Para que las sociedades y las economías puedan aprovechar todas las ventajas de las CBDC, será necesaria la interoperabilidad universal para apuntalar la integración y el funcionamiento sobre el sistema de pagos internacional. Del mismo modo, las stablecoins emitidas en diferentes redes de blockchain sólo pueden facilitar con éxito los pagos digitales si pueden ser aceptadas universalmente en varias redes de blockchain. Una red de interoperabilidad universal en la que las CBDCs y las stablecoins puedan operar eficazmente abrirá más beneficios económicos y comerciales para los usuarios finales, las empresas y los gobiernos por igual.

Este artículo ha sido redactado por Sergey Gorbunov y Tai Panich.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y negociación implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sergey Gorbunov es el cofundador y CEO de Axelar, la red de interoperabilidad descentralizada que conecta los ecosistemas de blockchain. Se doctoró en el MIT, donde fue becario de doctorado de Microsoft. Sergey es coautor de muchos protocolos, normas y sistemas criptográficos. También formó parte del equipo fundador de Algorand, donde trabajó en el diseño y desarrollo de la plataforma central y dirigió el grupo de criptografía.

Tai Panich es directora de inversiones y empresas en SCB 10X, la rama de inversiones en tecnología digital del Siam Commercial Bank, el mayor y más antiguo banco de Tailandia. Tiene más de 20 años de experiencia trabajando en el sector de la inversión tecnológica en Silicon Valley, Nueva York y Singapur. Su experiencia es la inversión en empresas tecnológicas (tanto privadas como públicas), especialmente en fintech, blockchain y DeFi, deep tech (IA, robótica, semiconductores, software y hardware empresarial, e internet/medios de comunicación). Antes de ocupar este puesto, Tai fue gestora de carteras en Pictet Asset Management, donde invierte en empresas tecnológicas que cotizan en bolsa a nivel mundial, con especial atención a Asia.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00