Lima, Perú
+5113014109

EE.UU. acusa a Facebook, Google y Twitter de promover el asalto al Capitolio

EE.UU. acusa a Facebook, Google y Twitter de promover el asalto al Capitolio


Madrid
Actualizado:

Guardar

La responsabilidad de las redes sociales sobre el discurso que se vierte en sus plataformas lleva siendo objeto de debate desde hace tiempo. El Congreso de Estados Unidos ha vuelto a pedir cuentas a través de videoconferencia a los directores ejecutivos de Google, Facebook y Twitter -Sundar Pichai, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, respectivamente- sobre la inacción de sus compañías a la hora de poner freno a la desinformación y al discurso de odio que fluye por la red y el riesgo que representa para el internauta. Especialmente en lo que se refiere a la Covid-19 y a la puesta en duda de resultados electorales, como los de las últimas elecciones presidenciales en EE.UU., celebradas el noviembre pasado.

La audiencia, que llegó apenas dos meses después del recordado asalto al Capitolio de Estados Unidos, fue completamente digital y recordó mucho, tanto en el tono bronco como en las acusaciones vertidas por los representantes nortamericanos, a la celebrada el pasado mes de octubre. Cuando el Comité de Comercio del Senado de EE.UU los llamó para debatir sobre la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones; una norma que exime de obligaciones a las plataformas online por el contenido publicado por sus usuarios.

La audiencia arrancó con duras críticas a las plataformas de redes sociales. Tanto por su papel en los disturbios vividos en EE.UU. en los últimos meses como por su supuesta inacción a la hora de paralizar la difusión de información errónea sobre la vacuna Covid-19. Los congresistas también mostraron preocupación por la salud mental de los niños que emplean sus servicios.

«No habeis realizado cambios significativos después de que vuestra plataforma haya jugado un papel importante en el fomento de la insurrección y la complicidad de la propagación del virus y pisoteando las libertades civiles estadounidenses», afirmó el representante demócrata Frank Pallone, presidente del comité de Energía y Comercio de EE.UU. «Su modelo de negocio en sí mismo se ha convertido en el problema y se acabó el tiempo de la autorregulación. Es hora de que legislemos para responsabilizarlo», agregó el representante.

Cabe recordar que varios legisladores estadounidenses están solicitando que la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones sea eliminada o modificada. Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, afirmó el miércoles en una declaración previa a la audiencia que la norma debería rehacerse para permitir a las empresas inmunidad de responsabilidad por lo que los usuarios colocan en sus plataformas solo si siguen las mejores prácticas para eliminar material dañino.

Mientras tanto, Pichai solicitó en su declaración unas políticas de contenido más claras y que se ofrezca a los usuarios una forma de apelar las decisiones de contenido. Dorsey, por su parte, apeló por una mayor moderación del contenido y la creación de mejores configuraciones y herramientas que permitan a los usuarios personalizar su experiencia en línea. Cabe recordar que, recientemente, Twitter anuncio la próxima implementación de ‘Birdwatch’, un sistema que permitirá al usuario censurar las publicaciones que no cumplan con las normas de la red social.

«Sí o no»

El asalto al Capitolio de EE.UU. protagonizado el pasado 6 de enero por seguidores del expresidente del país Donald Trump ha estado muy presente durante la audiencia. «Escapamos mientras una turba profanaba el Capitolio, el suelo de la Cámara y nuestro proceso democrático», afirmó el representante demócrata Mike Doyle. «Ese ataque, y el movimiento que lo motivó, comenzó y se nutrió en sus plataformas», añadió. El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, echó balones fuera sobre el empleo de su red social como plataforma empleada por los agitadores durante los disturbios. Culpó directamente a Trump y a su entorno político del suceso y afirmó que su red social tomó medidas «para asegurar la integridad de las elecciones». A este respecto, la red social prohibió la publicidad electoral a una semana de que se celebrasen los comicios, entre otras medidas, como explicó Nick Clegg, actual responsable de asuntos globales y comunicación de Facebook, en una conferencia con medios de comunicación a la que asistió ABC.

Los directivos se mostraron contrariados por la insistencia de los congresistas en responder a las preguntas que les realizaban con un «sí» o un «no». Especialmente en lo que se refiere a su papel como amplificador de los llamados a la violencia y la difusión de información errónea que contribuyó al intento del 6 de enero de revertir violentamente los resultados de las elecciones. Jack Dorsey, como recoge ‘Reuters’, fue el único que zanjó la cuestión con un «sí». Pero dijo que el «ecosistema más amplio», haciendo referencia a la fractura social en Estados Unidos, debía tenerse en cuenta. Sundar Pichai, director ejecutivo de la matriz de Google, Alphabet Inc, optó por dar evasivas. Afirmó que la compañía siempre tiene un sentido de responsabilidad, pero que era «una pregunta compleja».

El primer ejecutivo de Twitter, no obstante, realizó una encuesta en su cuenta de la red social a modo de queja que contenía únicamente un signo de interrogación («?») y dos posibles respuestas: «sí» y «no». Durante las horas que duró la audiencia, además, retuiteo varias críticas contra los congresistas. Estos no tardaron en ser conscientes. La representante demócrata Kathleen Rice le preguntó: «Señor Dorsey, ¿qué está ganando, sí o no, en la encuesta de su cuenta de Twitter?». El ejecutivo contestó que «sí», a lo que ella replicó: «Sus habilidades multitarea son bastante impresionantes».

Ver los
comentarios





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00