Lima, Perú
+5113014109

DevOps: ¿Qué debes saber? – MuyComputer

DevOps: ¿Qué debes saber? – MuyComputer


Si tienes relación con el mundo de la programación, seguro que has escuchado habar de DevOps en más de una  ocasión. Y es normal, puesto que con los años ha demostrado ser una filosofía de trabajo que mejora, con mucho, los paradigmas clásicos del desarrollo. Y sí, efectivamente, hemos dicho filosofía porque DevOps es mucho más que un conjunto de tecnologías o una metodología. En realidad combina todos estos elementos, proporcionando una base sobre la que mejoran la productividad y los resultados.

En la definición original que dieron los que hoy en día se consideran sus creadores, Bass, Weber y Zhu, esto era DevOps:

«DevOps is a set of practices intended to reduce the time between committing a change to a system and the change being placed into normal production, while ensuring high quality.»

Y si comprobamos su uso a día de hoy, DevOps se sigue adaptando perfectamente a la misma, pero ha evolucionado para sumar, a una definición teórica, un conjunto de herramientas y tecnologías que facilitan la puesta en funcionamiento del formulado teórico de este modelo. Así, lo más recomendable para poder encontrar un puesto de trabajo para un profesional del campo, es fundamental contar con una sólida formación en devOps.

Tecnologías clave de DevOps

Si todavía no has tenido contacto con DevOps, debes saber que muchas de las tecnologías en las que se basa esta filosofía son bastante más comunes y frecuentes de lo que puedas pensar. Veamos las skills que no pueden faltar en el currículum de un buen profesional del desarrollo que quiera formar parte de un proyecto DevOps.

Microservicios: En DevOps se huye de grandes «monstruos» de código, en su lugar desgrana los proyectos en elementos independientes pero que se pueden interconectar. De este modo, cuando es necesario realizar un cambio en cualquier elemento, el proceso se agiliza de una manera inimaginable en el modelo clásico.

La interconexión entre los mismos se realiza mediante conexiones muy livianas, de manera que la comunicación resulta ágil, y permite que muchos microservicios se puedan integrar entre sí, proporcionando servicios con la misma profundidad que los desarrollos tradicionales o incluso más, eludiendo la parte mastodóntica de los mismos.

DevOps: ¿Qué debes saber?

Contenedores: Al igual que en el desarrollo se busca la modularidad, lo mismo ocurre en el despliegue. Los contenedores proporcionan fiabilidad, escalabilidad y aislamiento, permiten su despliegue en múltiples plataformas sin problemas de compatibilidad. Por esta razón se integran tan bien en el paradigma de DevOps.

Podemos entender los contenedores como la evolución de la virtualización de los servidores. Y es que si un servidor virtual permite aislar lo que ocurre en su interior del resto de instancias de sistemas operativos en la misma máquina, los contenedores proporcionan ese nivel de aislamiento incluso entre los diversos servicios prestados por una misma máquina. Algo que sumado a su escalabilidad tanto horizontal como vertical, los convierte en la solución perfecta para correr todo tipo de servicios.

Automatizadores: Una clave de DevOps es que los desarrolladores puedan atender los importante, y que las tareas lineales y repetitivas sean unas ladronas de tiempo. Para este fin, tras un análisis de las tareas del proyecto, se determina cuáles pueden ser automatizadas y éstas se eliminan de la lista de tareas de los profesionales.

¿Y qué se puede automatizar? Esto depende directamente, claro, de la herramienta escogida para este fin. Una de las soluciones más populares, Jenkins, gracias a su modularidad y a la inmensa colección de plugins con la que cuenta, permite crear y controlar versiones, realizar pruebas definidas previamente, realizar compilaciones, gestionar despliegues…

Git: Una de las claves por las que Git se integra tan bien en DevOps es que permite gestionar proyectos en los que el diseño no se organiza linealmente, sino por ramas (branches), algo que encaja perfectamente con los distintos ritmos de trabajo que se pueden dar entre diversos equipos que desarrollan distintos componentes de un mismo proyecto.

Más allá de eso, en entornos CI/CD el control de versiones es un elemento clave, puesto que la velocidad en la publicación de nuevas versiones requiere, como medida de seguridad, mantener las anteriores para poder realizar rollback si es necesario, revisar la evolución de las mismas si se detecta algún problema, etcétera.

Como puedes comprobar, DevOps integra algunas de las soluciones tecnológicas más adoptadas en la actualidad y proporciona unas ventajas que, con los años, han hecho que sea adoptado de manera masiva y que la demanda de profesionales formados en esta metodología no pare de crecer.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00