Lima, Perú
+5113014109

Descubren que el café y el té reducen el riesgo de sufrir ictus y demencia

Descubren que el café y el té reducen el riesgo de sufrir ictus y demencia


Imagen para el artículo titulado Descubren que el café y el té reducen el riesgo de sufrir ictus y demencia

Imagen: Christopher Furlong (Getty Images)

Una nueva investigación publicada esta semana sugiere que el hábito de beber té o café podría ayudar a que tu cerebro se mantenga en plena forma durante tus últimos años. El estudio, que tuvo lugar en Reino Unido durante un periodo de 11 años, descubrió que los mayores sanos que tomaban café y/o té con regularidad tenían menos probabilidades de sufrir ictus o demencia que aquellos que no tomaban estas bebidas. Aunque estos hallazgos no pueden corroborar un vínculo causa-efecto directo, son los últimos en indicar que este tipo de bebidas otorgan algunos beneficios para la salud.

La demencia es una pérdida progresiva e incurable de la función cognitiva que se vuelve más común a medida que envejecemos. Está destinada a ser un problema de salud cada vez mayor, ya que las personas viven cada vez más tiempo. Los ictus, que tienen lugar cuando se interrumpe el flujo sanguíneo del cerebro, representan aproximadamente el 10% de las muertes de todo el mundo cada año. Los supervivientes a este tipo de ataque también pueden quedarse con muchas secuelas, incluida la demencia. Por eso, encontrar cualquier forma posible de reducir las probabilidades de sufrir una de estas enfermedades sería toda una bendición.

Si bien el té lleva siendo considerado durante mucho tiempo una bebida saludable, el café ha levantado algo más de controversia. Últimamente, sin embargo, ha quedado claro que el café no es una bebida tan dañina y que incluso puede ser beneficiosa. Estudios recientes han sugerido que el consumo regular de café está relacionado con un menor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, ciertos cánceres y la muerte prematura en general. Pero según los autores de este nuevo estudio, publicado el martes en PLOS Medicine, sigue habiendo un debate sobre sus beneficios, si es que los hay, de que el café y el té pueden servir para reducir el riesgo de sufrir ictus y demencia.

Los investigadores analizaron datos del Biobanco de Reino Unido, un proyecto de investigación de larga duración que ha estado siguiendo la salud de un grupo de voluntarios en Reino Unido desde mediados de la década de los 2000. Se centraron específicamente en 365.682 personas de entre 50 y 74 años que no tenían antecedentes de ictus ni demencia, a las que se les había realizado un seguimiento durante una media de 11,4 años hasta 2020. Al inicio del estudio, se preguntó a los participantes con qué frecuencia tomaban café y/o té.

En general, se diagnosticaron 5.079 casos de demencia y 10.053 ictus durante ese tiempo, según los registros del hospital. Y entre los diferentes grupos de consumo reportados de té y café, aquellos que dijeron que bebían de dos a tres tazas de café al día, de tres a cinco tazas de té o una combinación de cuatro a seis tazas de café y té fueron los que menos probabilidad de sufrir demencia o ictus tenían. En comparación con los que no consumían nada, estas personas tenían un 28% menos de riesgo de padecer demencia y un 32% menos de sufrir un ictus.

Otros estudios han encontrado una relación entre el consumo de té y café y un menor riesgo de sufrir estas dos enfermedades. Pero los autores dicen que el suyo es uno de los primeros en analizar cuáles de ellos beben de forma regular tanto té como café, a diferencia de uno u otro.

“Nuestros hallazgos sugirieron que el consumo moderado de café y té por separado o combinados se asociaba con un menor riesgo de sufrir demencia o un accidente cerebrovascular”, escribieron.

Este tipo de estudios observacionales no se pueden utilizar para probar esta causalidad, advierten los autores. También señalan que los voluntarios del Biobanco de Reino Unido tienden a estar en buena forma, por lo que esto podría significar que sus hallazgos serían menos aplicables a la población general. El estudio solo analizó sobre el papel la dietas de las personas, lo que significa que no podemos estar plenamente seguros de que las personas en el estudio siguieran bebiendo café/té o absteniéndose todo el tiempo. Pero los hallazgos se suman al creciente número de investigaciones que muestran un efecto positivo asociado al consumo de estas bebidas.

Otros estudios han sugerido que el café y el té pueden ayudar a mejorar el funcionamiento general de nuestros vasos sanguíneos, lo que puede explicar por qué estas bebidas parecen reducir el riesgo de sufrir ictus isquémicos específicamente, en vez de accidentes cerebrovasculares hemorrágicos. Los ictus isquémicos son causados ​​por el bloqueo de un coágulo de sangre, mientras que los ictus hemorrágicos son el resultado de la rotura de un vaso y un posterior sangrado hacia el cerebro (aproximadamente el 80% de los ictus son isquémicos). Aún así, podrían existir otros factores que deberían investigarse en estudios futuros, como los beneficios antioxidantes de la cafeína, dicen los autores. También se necesita más investigación para saber si realmente es posible prevenir los casos de ictus y demencia diciéndoles a las personas que comiencen a beber café y té si aún no consumen habitualmente estas bebidas.

“Nuestros hallazgos apoyan una asociación entre el consumo moderado de café y té y el riesgo de sufrir de demencia o ictus. Sin embargo, queda por determinar si la provisión de dicha información podría mejorar los resultados de los accidentes cerebrovasculares y de la demencia ”, escribieron los autores del estudio.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00