Lima, Perú
+5113014109

Depeche Mode, y todos, perdemos a Andrew Fletcher

Depeche Mode, y todos, perdemos a Andrew Fletcher


Madrid, 7 de noviembre de 1990, un adolescente llegaba en metro a la plaza de Felipe II y se disponía a hacer cola durante unas cuantas horas frente a los accesos del Palacio de los Deportes. Depeche Mode se encontraban inmersos en World Violation Tour, la gira mundial de Violator, su séptimo disco de estudio (es decir, el octavo si también contamos 101), publicado ese mismo año, y que a día de hoy prevalece como el máximo exponente del talento de la banda. La tarde era fría y amenazaba lluvia, pero a los miles de personas  que esperaban en la calle no les importaba. Iban a ver a Depeche Mode en directo, y eso lo compensaba todo.

Por aquellos tiempos la banda todavía era un cuarteto compuesto por Dave Gahan, Martin Gore, Andrew Fletcher y Alan Wilder, que salió de Depeche Mode en 1995, dando forma definitiva al trío que son… que han sido. Y es que si la semana pasada decíamos adiós a Vangelis, hoy tenemos que despedirnos de Andrew Fletcher, que no solo ha sido un músico excepcional, también es la persona a la que le debemos que dos personas con unas personalidades tan… digamos especiales, como Gahan y Gore hayan podido coexistir en un mismo espacio-tiempo sin que llegara la sangre al río.

Fallece Andrew Fletcher, el "pegamento" de Depeche Mode

Andrew Fletcher, a la izquierda, en una entrada para la gira Global Spirit Tour de Depeche Mode en 2017. Dave Gahan en el centro y Martin Gore a la derecha.

Si Vangelis jugó un papel clave para la popularización de la música electrónica, Depeche Mode son los responsables tanto de su primera gran evolución (junto con otras bandas como Erasure, New Order, etcétera), al punto de que son considerados la primera gran banda de rock electrónico, como de que su alcance subiera como la espuma, para llegar a convertirse en uno de los grupos más relevantes de la música contemporánea.

Para ello tomaron las bases sentadas por la anterior generación, pero al igual que pasó con el rock sinfónico, sus sucesores optaron por composiciones más sencillas, más cortas, con riffs y estribillos tremendamente más pegadizos y, en general, una música más sencilla tanto de componer como de escuchar. Esto, ojo, no significa que la calidad de las creaciones de Depeche Mode y sus contemporáneos tuvieran menos calidad, lo que quiere decir es que eran menos complejas y, por lo tanto, más asequibles para el gran público.

Así, si Vangelis nos hizo conectar emocionalmente con la electrónica (no solo con la música, también con el nuevo mundo que se abrió ante nuestros ojos con la evolución de la electrónica), Depeche Mode tomaron su propuesta y haciendo honor al título de su sexto disco, encontraron la fórmula para llevar la música electrónica a las masas. Y por el camino, ascendieron al altar que el mundo de la música suele reservar solo a los más grandes.

Fallece Andrew Fletcher, el "pegamento" de Depeche Mode

Como habrás deducido, el adolescente que hacía cola frente al Palacio de los Deportes de Madrid aquel frío y gris 7 de noviembre de 1991 era yo, y desde entonces he tenido la suerte de volver a ver a Depeche Mode en concierto en varias ocasiones. Y aunque hace ya algún tiempo de la última (no por ganas, sino por el disparate en el que se ha convertido el negocio de las entradas a los conciertos), un recuerdo que tengo de las últimas ocasiones en las que los vi era el inmenso cariño que, con pequeños gestos, mostraban Gahan y Gore hacia Fletcher.

Ellos, más que nadie, eran conscientes de que el talento de ambos era fundamental, pero que sin Andrew Fletcher ejerciendo de nexo de unión entre ambos el sueño habría terminado hace muchos años. Era el menos mediático de los tres y, sin embargo, es al que más le debemos las personas que, durante ya más de tres décadas, hemos vibrado con su música. A día de hoy es imposible saber qué pasará con Depeche Mode, y es pronto para preguntárselo, pero sea lo que sea, la huella de Fletcher ha sido, es y será indeleble, en Depeche Mode, en la música electrónica y en las vidas de quienes hemos alimentado nuestras vidas con su música.

Personalmente, tras saber del fallecimiento de Andrew Fletcher, me siento en un día tan frío y gris como aquel 7 de noviembre de 1990, así que supongo que haré por repetir la fórmula que, aquel ya muy lejano día, me reconfortó tanto como para dejarme un recuerdo que, casi 32 años después, sigue increíblemente vivo en mi memoria. Sí, por supuesto, hablo de buscar consuelo en la música de Depeche Mode.

Fletch, descansa en paz y, de corazón, gracias por todo.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00