Lima, Perú
+5113014109

DCG y Barry Silbert son demandados por los acreedores de Genesis Global Capital

DCG y Barry Silbert son demandados por los acreedores de Genesis Global Capital


Los usuarios de Genesis Global Capital, el prestamista de bitcoin (BTC) y criptomonedas que entró en desgracia este mes, demandaron colectivamente a la empresa Digital Currency Group (DCG) y su director ejecutivo, Barry Silbert. Esta última es la compañía matriz de Genesis.

Apoyados en el bufete de abogados Silver Colub & Teitell, los clientes afectados alegaron que DCG y su director ejecutivo incurrieron en la violación de las leyes federales de valores. Quienes denunciaron son personas que prestaron activos digitales de conformidad con los acuerdos establecidos por Genesis Global Capital, informa una nota de prensa.

DCG es uno de los conglomerados empresariales más importantes del ecosistema de Bitcoin. Además de Genesis Global Capital, es la empresa matriz del medio informativo CoinDesk, así como del mayor fondo de cobertura en bitcoin, Grayscale. También está detrás del mayor pool de minería de Bitcoin, Foundry, y de otras compañías representativas del sector.

En detalle, la demanda de los clientes busca responsabilizar a DCG y a Silbert como «personas de control», un señalamiento establecido en la Ley de Valores de 1933 y en la Ley de Bolsa de 1934. Los clientes sostienen que Genesis participó en una oferta de valores no registrada, incumpliendo la longeva legislación.

Además, los demandantes acusan a Genesis de haber cometido fraude de valores mediante un plan para defraudar a los prestamistas de activos digitales. Esto, a través de «declaraciones falsas y engañosas» que «tergiversaron intencionalmente la condición financiera de Genesis Global Capital».

«El plan para defraudar se llevó a cabo, según la demanda, para inducir a los posibles prestamistas de activos digitales a prestar activos digitales a Genesis Global Capital y para evitar que los prestamistas existentes canjeen sus activos digitales», señalaron desde Silver Colub & Teitell.

Otra empresa quebrada

La demanda contra Silbert y DCG por parte de los inversionistas de Genesis se conoce pocos días después de que el prestamista se declarara en quiebra y buscara amparo en el capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos.

Como lo reportó CriptoNoticias, con la declaración, la compañía busca cancelar compensaciones a los acreedores de la firma. Para esto emprenderán un «plan de reestructuración», siempre que las autoridades estadounidenses acepten la solicitud de bancarrota.

La quiebra de Genesis se suma a las demás compañías que, como consecuencia del colapso del exchange FTX, entraron en un vórtice de insolvencia que derivó en declaraciones de bancarrota. Además de esta empresa, resaltan otras como BlockFi, Voyager y Celsius, por mencionar algunas, que también se ampararon en el Código de Quiebras de los Estados Unidos.

Aunque Genesis Global Capital viene advirtiendo su quiebra desde hace meses. Ya a finales del 2022, la empresa matriz ordenó la restricción de los retiros en la plataforma, alegando problemas de liquidez.

Tras una mediana calma por la temporada decembrina, llegó la quiebra y se conoció que esa empresa debe millones de dólares a las plataformas Bybit, Ripio, VanEck y Decentraland, como informó este medio días atrás.

La demanda contra Silbert por parte de los acreedores de Genesis Global Capital no sería la primera. El 20 de enero pasado, el director ejecutivo del exchange Gemini, Cameron Winklevoss, amenazó con denunciar su homólogo de DCG, a fin de subsanar el pago de USD 900 millones cedidos en préstamos, pertencientes a unos 340 mil inversionistas.

Winklevoss se ha encargado personalmente de avivar la crítica contra Silbert. A inicios de este año, pidió a la junta directiva de ese conglomerado empresarial que «echara» al CEO.

El empresario además acusó a Silbert de haber defraudado a los usuarios de Gemini, quienes participaron en el programa de recompensas del exchange que estuvo apoyado por la quebrada Genesis Global Capital.

Asimismo, la propia Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos se encargó de acusar formalmente a Genesis Global Capital el 13 de enero pasado. El señalamiento fue por haber vendido valores no registrados, así como de violar la ley de 1933. En la acusación se sumó al exchange Gemini, por los acuerdos previos con la filial de DCG.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00