Lima, Perú
+5113014109

cuándo es el momento de tomar ganancias, los inversores minoristas acumulan Bitcoin, un precio de USD 100,000 por BTC para 2021 parece lejano y más

cuándo es el momento de tomar ganancias, los inversores minoristas acumulan Bitcoin, un precio de USD 100,000 por BTC para 2021 parece lejano y más



La gran preocupación en estos momentos sigue siendo la pandemia. Lamentablemente, este capítulo todavía no se ha cerrado. Al parecer, la variante ómicron no es tan grave como se temía. He ahí la explicación del reciente optimismo. Los mercados han estado experimentado alzas. Pero el volumen sigue siendo relativamente bajo. Por supuesto, hay mucha expectativa por el tradicional Santa Rally. Pero todavía es muy temprano para cantar victoria. En tiempos excepcionales, lo sensato es esperar lo excepcional. Es decir, no me sorprendería para nada una última semana del año bastante atípica. Ojo, no quiere ser un pájaro de mal agüero. Claro que me encantaría ver un buen Santa Rally. Pero sería muy iluso de mi parte hablar de certezas en un momento tan incierto.

Durante estas fiestas, hemos podido vivir en carne viva la crisis logística que estamos atravesando a nivel global. ¿Recibiste tus paquetes a tiempo? Suerte para los que sí. Unos pocos afortunados no se han percatado del colapso. Pero, para el resto de los mortales, el meollo es grande. Me refiero a la escasez, los retrasos, y el tubo de botella formado. El mundo es un enredo.

Los inversores ya están digiriendo mejor la última reunión de la Reserva Federal (EEUU). Si bien es cierto que los anuncios de un eventual retiro de liquidez es un golpe bastante duro para los mercados, también es cierto que no es el fin del mundo. Las cosas pueden ser peores. Lo que en realidad tenemos es un territorio mixto. Esa mezcla de variables negativas y positivas están generando una tensa calma muy sensible a la evolución de los eventos. Es decir, seguramente tendremos una temporada de mucha volatilidad.

La comunidad cripto está viviendo una buena dosis de realidad. La gran mayoría de los modelos de predicción fallaron. Y las cosas no están saliendo según lo esperado. Primero, tenemos la negación. Luego, la rabia y la arrogancia. Pero también nos estamos adaptando. Ha podido ser mucho peor. O sea, no rompimos tantos soportes. Y ahí vamos. Sin mucha fuerza, pero luchando. Dedos cruzados para esta semana clave.

Ahora bien, hablemos de las criptonoticias más populares de la semana.

Mientras más sube el precio de un activo, más riesgoso es. Es decir, con la oportunidad viene el riesgo. “Riesgoso” no (necesariamente) quiere decir malo. Normalmente, quiere decir “volátil”. Esta volatilidad, por lo general, nace de la poca liquidez. Eso explica la popularidad de los proyectos pequeños. Son relativamente fáciles de manipular. Me refiero a esquemas pump and dump. Dogecoin ha sido adoptado por muchas celebridades para estas maniobras. ¿Por qué? Porque es el activo perfecto para ello.

El «Rey del Pump», Elon Musk, es considerado por muchos como un genio clarividente. Él, sin lugar a dudas, aprovecha esa imagen para manipular mercados. Su influencia sube los precios. Y, de pronto, su predicción se cumple. ¡Oh, genio clarividente! El problema surge cuando la gente quiere retirar ganancias. Ahí viene el desplome.

Esta no es una muy buena noticia. Los minoristas normalmente son una masa más emotiva y de comportamiento mucho más errático. Las ballenas son más pesadas. Es decir, no venden así de fácil. Me encantaría pensar que se trata de un fenómeno pasajero y atípico. No sé. Es Navidad. El fin de año está próximo y el tema de los impuestos estimula el gasto.

Las ballenas normalmente venden en periodos de alta codicia. La estrategia ciertamente es vender a las minoristas, pero cuando el precio se acerca a un máximo. Resulta confuso una venta masiva por parte de las ballenas en un momento como este. Si las ballenas están convencidas de que se nos viene un ciclo bajista, la cosa, entonces, sí se está poniendo color de hormiga. Esperemos que no.

Del optimismo al pesimismo, en cuestión de días. Pero no menciona los anuncios de la Reserva Federal. La costumbre de no mencionar la situación macroeconómica entre los criptoentusiastas más comprometidos está muy difundida. Se habla del suministro, el flujo y los halvings. Pero no se habla del dólar, la política monetaria, y los mercados bursátiles. Esa parte se omite. Bitcoin, al aparecer, es una isla. Nadie quiere confesar la verdad incómoda entre un grupo de libertarios y anarquistas. El precio de Bitcoin se beneficia de una política monetaria laxa. Lo que significa que un recorte de liquidez por parte de las autoridades podría marcar el inicio de un ciclo bajista para las criptomonedas.

No es raro que un indicador emita señales falsas. Lo mejor es estudiar los indicadores en conjunto para ver el panorama completo. Cierto que las cosas no son tan graves. O sea, todavía hay esperanza. Cierto que hay muchos temores. Pero también es cierto que los mercados tienden a exagerar. Es posible que se trate de una sobrereacción. La recuperación es posible. Claro que sí. Hay que darle tiempo al tiempo.

Cierto que hay muchos proyectos interesantes allá afuera. Hay muchos proyectos malos que lo único que buscan es captar capitales sin producto real. Pero también hay proyectos buenos. Lo que ocurre es que en un mercado alcista todo se mezcla. Lo bueno y lo malo no se distinguen entre tanta euforia. Ahora bien, el verdadero desafío es el tiempo. Cuando un proyecto logra sobrevivir un ciclo alcista y una bajista, la cosa cambia.

En este mercado, todo va a velocidad luz. Las modas pasan en cuestión de semanas. Y todos los días nace una nueva revolución. La competencia es despiadada. Y el mercado se satura con tanta cosa. Es relativamente sencillo hacer un lanzamiento con grandes promesas. Lo difícil es crecer en el tiempo. Sobrevivir los años. En este mercado, la fortuna favorece a los pacientes.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00