Lima, Perú
+5113014109

Convence a su marido de que tiene Alzheimer y le roba 80K

Convence a su marido de que tiene Alzheimer y le roba 80K


Imagen para el artículo titulado Cómo una mujer convenció a su marido de que tenía Alzheimer para robarle una fortuna en 20 años

En una de esas historias que seguramente algún día se convertirá en película (quizás en un telefilm), una mujer de Connecticut fue arrestada después de estafar a su esposo con alrededor de 600K dólares en el transcurso de 20 años. Lo había convencido de que tenía Alzheimer para encubrir el robo.

Al parecer, tras una investigación de meses, Donna Marino, de 63 años, fue arrestada el 27 de octubre. Según ha dicho la policía en un comunicado de prensa:

A través de la investigación, se determinó que la Sra. Marino falsificaría la firma de su esposo en sus cheques de pensión, cheques de seguridad social, acuerdos de compensación laboral y otros documentos legales, antes de depositar los fondos en una cuenta bancaria secreta sin su conocimiento. La Sra. Marino informó a los investigadores que pudo ocultar sus actividades fraudulentas a lo largo de los años convenciendo a su esposo de que padecía la enfermedad de Alzheimer. Dijo además que creía que convencerlo de que tenía la enfermedad de Alzheimer le impediría ir al banco y, en última instancia, descubrir los bajos saldos de sus cuentas.

¿Y cómo demonios convences a alguien de que tiene Alzheimer durante 20 años?

Cuenta el Post que el esposo de Marino, de 78 años, y su hija adulta, Elena, notificaron por primera vez a la policía sobre el presunto fraude en marzo de 2019. En ese momento, Elena le dijo a la policía que descubrió el presunto robo cuando encontró “papeleo financiero” en su casa de Connecticut, y que creía que Marino le había estado robando dinero a su padre desde 1999. Por su parte, el hombre le dijo a la policía que su esposa “siempre había controlado sus finanzas” y, hasta el supuesto descubrimiento de su hija, “no tenía idea de que ella le estaba quitando dinero”.

Poco después, el hombre decide no presentar cargos, pero finalmente vuelve a ponerse en contacto con la policía después de solicitar el divorcio en enero de 2020. Fue entonces cuando el marido proporcionó una declaración escrita a la policía en octubre donde alegaba que su esposa lo había estado “defraudando de su pensión, cheques de pago, acuerdos de compensación de trabajadores y otras formas de ganancias monetarias durante varias décadas”.

Ese mismo mes, Marino se reunió con los investigadores del caso y les dijo que había estado “firmando” los cheques de pensión de su esposo y depositándolos en la cuenta bancaria de su madre durante aproximadamente trece años, según la declaración jurada. Le dijo a la policía que obtuvo de manera fraudulenta un poder notarial para su esposo y lo usó para solicitar impuestos en su nombre, también admitió haber empeñado algunas de sus pertenencias.

Según la declaración jurada de la policía:

Donna dijo que pudo ocultarle estas actividades fraudulentas [de él] convenciéndolo de que tenía la enfermedad de Alzheimer. Siempre que expresaba su deseo de entrar a un banco, Marino le decía que la última vez que entró hizo una escena debido a su enfermedad de Alzheimer, lo que hizo que no entrara para evitar la vergüenza. La mujer fabricó este escenario para evitar que John entrara al banco y descubriera el bajo saldo en sus cuentas. También admitió haber “administrado mal” un acuerdo de compensación de trabajadores de $ 20.000 que su esposo había recibido, y expresó que usó el dinero para ayudar a su familia, tratando de hacer ‘felices’ a todos, aunque fue a expensas [de su esposo].

Sea como fuere, las autoridades que han investigado el caso cuentan que la mujer había depositado 17 de sus cheques de pensión, por un total de más de 23.000 dólares, en la cuenta bancaria de su madre entre septiembre de 2017 y febrero de 2019. Con todo, la policía declara que la cantidad total de dinero que Marino supuestamente le robó a su esposo “es mucho mayor”, pero debido al estatuto de limitaciones, solo se pudo investigar el dinero robado durante los últimos cinco años, de los alrededor de 20 que les consta.

Por su parte, padre e hija se han trasladado a Florida donde, según Elena, su padre lucha por “aceptar la profundidad del robo de años. Simplemente, no puede creerlo”. [Washington Post]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00