Lima, Perú
+5113014109

¿Cómo invertir en criptomonedas con poco dinero?



Muchas personas se frenan de invertir en criptomonedas por una sencilla razón: tienen poco dinero. La idea de invertir poco dinero (que puede ser mucho para esa persona) y que la inversión pueda transformarse en nada por la volatilidad, frena a muchos. Pero, el mundo cripto puede ser un buen espacio para invertir en criptomonedas a largo plazo y obtener buenos resultados, incluso si hablamos de pequeños montos.

En todo caso, si eres un pequeño inversor y deseas despejar algunas dudas, este artículo te ayudará a entender cómo puedes invertir en criptomonedas. Para ello, te explicaremos algunas sencillas estrategias que puedes seguir, sus pros y contras, y así podrás decidir qué camino seguir.

Despejando la primera duda: ¿Invertir en criptomonedas o no?

La primera duda que surge cuando quieres invertir es ¿Realmente debo invertir en criptomonedas o debo buscar otra opción? Pues bien, la respuesta a esta pregunta depende de cuánto riesgo deseas correr y que tantas oportunidades quieres tener.

Más o menos riesgo

En primer lugar, invertir (sea en criptomonedas o mercados tradicionales) es riesgoso, ten siempre en cuenta esto. En un mercado tradicional, una empresa grande con un crecimiento sostenido en bolsa puede irse a pique de la noche a la mañana y hacerte perder todo tu dinero. Casos como ese muchos, lo más recientes son Evergrande (China) o Wirecard AG (Alemania), cuya estrepitosa caída era inesperada y su arrastre financiero es inmenso. Queda claro entonces que los mercados tradicionales no son el «Mar de la Tranquilidad» y la cúspide del «crecimiento sostenido», porque también hay caídas abruptas y pérdidas millonarias todo el tiempo.

Esta misma situación pasa en cripto, donde vemos exponentes como Bitcoin o Ethereum que suben o bajan su valor,  de acuerdo a la percepción y realidades del mercado. Y cuando hablamos de «mercado» no hablamos de una mano negra, sino de personas que al igual que tú, deciden comprar o vender esas criptos de acuerdo a como vean las perspectivas de esas criptomonedas o sus propias necesidades.

Valorizar más allá del FUD o el hype

En segundo lugar, sobre el mundo cripto se habla de forma bastante disonante en medios especializados. Seguramente entenderás mejor de qué hablo si menciono algunas cosas que puedes ver en grandes medios:

  1. Las criptomonedas sirven para evadir impuestos.
  2. Son usadas para lavar capitales y financiar terrorismo.
  3. Son la principal moneda en mercados negros y de drogas.

Solo he mencionado tres casos usuales y todos tienen algo en común: son erróneos. En todos y cada uno de los casos ya explicados el medio indiscutible para realizar operaciones son las monedas fíat y los bancos tradicionales. Esta estrategia se conoce como FUD ( Fear, Uncertainty and Doubt o Miedo, Incertidumbre y Duda), y suele verse mucho en el mundo cripto. Básicamente lo que hacen ciertos actores es manipular la opinión pública para generar una mala imagen de las criptomonedas (como el ejemplo anterior) y alejarlos de ellas.

Básicamente podemos llamar al FUD una mentira y, como siempre, la mentira cae por su propio peso. Un ejemplo reciente lo podemos ver en un enorme caso de evasión fiscal, lavado de dinero y drogas conocido como Pandora Papers. Son millones de documentos filtrados e información privilegiada en la que se habla de transacciones bancarias, dinero en efectivo y dark pools/ATS para realizar distintas actividades delictivas.

Pero  ¿Y las criptomonedas donde están en todo este entramado criminal? Sencillamente, en ningún lado. La razón es que nadie quiere dejar constancia de una transacción ilegal en un  registro público y visible a nivel mundial y, que dicho sea de paso, nadie puede borrar mágicamente con un botón. Cosas de la tecnología blockchain y que no gustan para nada a ciertos grupos de poder. Por supuesto, esto no significa que las criptos no se usen de mala manera, pero eso no es cuestión de la herramientas, sino del usuario y sus fines últimos.

Por supuesto, el FUD no es lo único que debe preocuparnos, el hype (promoción excesiva) también debe alertarnos. ¿Un producto financiero milagroso que puede hacerte millonario en cuestión de días y que publicitan como robots? Mejor tomar eso con pinzas y mantenerte alejado, porque puede ser cualquier cosa: desde un esquema ponzi tradicional (donde al final se cierra el grifo y todos corren) o simplemente una estafa cruda donde pierdes todo (como los casos de airdrops falsos en Twitter).

Dicho esto, si vas a invertir en criptomonedas debes valorar el proyecto más allá de sus detractores y entusiastas. Para ello investiga, mira lo bueno y lo malo del proyecto, como ha crecido, quienes están detrás del mismo y su trayectoria.

Tener en cuenta todos los factores que afecten la inversión

Finalmente está el tema de los factores que pueden afectar o no la inversión. De hecho, es acá donde está la mayor diferencia entre el mundo financiero tradicional y las criptomonedas. Para que entiendas esto de forma más sencilla hagamos este ejemplo:

Juan ahorra USD 100 en un banco tradicional por un plazo de 10 años. Él espera que cuando regrese al banco por sus  USD 100 estos sean al menos USD 200 (un 10% de interés al año). Sin embargo, cuando regresa por sus USD 100, no recibe nada. ¿La razón? El dinero de Juan fue víctima de la inflación acumulada sobre el dólar y que el banco cobra comisiones mensuales por mantener la cuenta de ahorro, pero sólo paga intereses anuales sobre ese mismo dinero.

Por otro lado, María llegó y tomó USD 100 y los compro en BTC (a precio de USD 771 por BTC el 1 enero de 2013) con lo que tiene un total de 0.12970168612 BTC. María no paga comisiones por su monedero, mantiene el control de su dinero y ahora (octubre 2021) al ver su saldo puede ver que sus USD 100 valen USD 7911, una revalorización de más de 790 % en su inversión inicial.

Como puedes ver ambos hicieron una misma inversión con resultados diametralmente opuestos y ,la razón de ello es, que factores externos influyen en la inversión realizada. Por un lado, Juan olvido que el banco cobra comisiones mensuales por su cuenta de ahorro y que la FED imprime dinero de forma indiscriminada (ellos mismos dicen que es infinita su capacidad de imprimir) lo que terminó endeudando a Estados Unidos y debilitando su moneda.

Al mismo tiempo, María con su inversión tuvo la previsión de apartar estos factores externos usando su propio monedero y custodiando ella misma los BTC. Para lograr esto, María lo único que hizo fue comprar su BTC, crear su monedero y tener la paciencia de esperar a que el precio de BTC llegará hasta el punto actual.

En todo caso, esto nos deja claro una cosa; siempre que hagamos una inversión estudiemos todos los factores que podrían intervenir. Algunos los conocerás antes de hacer la inversión (comisiones, impuesto si aplica, entre otros) y otros factores los verás en el tiempo (aumento en el valor de una acción o criptomoneda, una nueva ley, alza de impuestos).

¿Cuánto debo invertir en criptomonedas?

Dependiendo de lo que busques puedes comenzar a invertir en criptomonedas montos tan pequeños como USD 1 hasta lo que tu bolsillo pueda costearse. En todo caso lo único que necesitas para comprar es un computador o smartphone, una conexión a Internet y una cuenta en un exchange centralizado o descentralizado. Sin embargo, ten en cuenta una cosa: invierte aquello que no suponga un peligro para tu subsistencia y de quienes dependen de ti. Dicho de una forma más sencilla: invierte aquello que puedes permitirte perder, para que en caso de que pierdas todo, no suponga un riesgo para tu economía.

Sin embargo, perder en criptomonedas puede ser bastante relativo. Por ejemplo, aquellos que compraron BTC a USD 20 mil en el crypto boom de 2016-2017, «perdieron» cuando el mercado bajista llegó y los precios se desplomaron hasta rozar los USD 3 mil por mucho tiempo.

En ese caso, pierdes si vendes (cambias tu BTC por fiat), pero si esperaste paciente hasta la actualidad (octubre 2021) tu paciencia habrá pagado recompensas recuperando lo invertido y tres veces más.  Sí, adicionalmente, no vendes si no que diversifican (compras más BTC y otras criptos) y entendiste en ese momento crítico, que el bear market pasaría, entonces tu paciencia te llevará a mayores ganancias. Puede que pienses que hacer eso es una locura, pero la verdad es que ha pasado cientos de veces  y seguirá pasando.

Esto nos deja con un claro punto:

Si deseas invertir en cripto, invierte aquello que puedas perder sin riesgo a que menoscabe tu tranquilidad económica. Si quieres maximizar el efecto acumulativo de tus compras, realiza tus compras cuando el precio esté en un punto bajo y mantén la mano firme con tus tenencias anteriores.

Esta política puede llevar a que tus compras mensuales de USD 100 en BTC terminan acumulando USD 1200 al año, pero el valor de ese BTC global puede ser mucho mayor, si el mercado mantiene un punto alcista, como lo sucedido en 2020 y 2021. Incluso, con un mercado bajista, mantener tus BTC puede llevarte luego a buenos resultados en el futuro.

¿La mejor estrategia para invertir en criptomonedas?

Finalmente, llegamos al punto en que debemos elegir, la mejor estrategia para realizar nuestra inversión y, aquí te explicamos algunas que puedes elegir:

HODL, la opción veterana

La palabra HODL (del inglés HOLD, pero mal escrito) es muy usada en el mundo de las criptomonedas y sus inversores. La idea es sencilla, adquieres un poco de Bitcoin y lo mantienes por un largo período de tiempo, hasta que el valor de BTC aumente y obtengas ganancias de tu compra. Y lo mejor, es que solo necesitas comprar BTC, llevarlo a un monedero bajo tu control y esperar al momento propicio para vender, es todo lo que necesitas.

La sencillez de está estrategia es lo que al final brinda grandes beneficios. De hecho, muchos early adopters de BTC han llevado al extremo esta estrategia con resultados impresionantes. Un buen ejemplo, de esto paso el 21 de febrero de 2021, cuando una ballena (minero) de 2010, movió 100 BTC por primera vez en toda su existencia. Lo que en su momento costaba unos pocos dólares, en ese momento tenía un valor de casi USD 5 millones. Y todo ello gracias a que realizó un HODL de 11 años de BTC.

Otras experiencias como estas pueden verse en el mundo cripto todo el tiempo, tanto a corto (unos 6 meses), mediano (1-2 años) o largo plazo (+5 años), los inversores de criptomonedas tienen claro que comprar tokens de un gran proyecto, sostener su compra contra viento y marea hasta que llegue el momento adecuado para vender y retirar ganancias, es una forma sencilla de invertir en criptomonedas.

Por supuesto, la contra de esto es que requiere de una mano fuerte y nervios de acero, algo que muy pocas personas logran alcanzar. Porque después de todo, si inviertes USD 1000 en BTC y luego el precio baja para convertir tus USD 1000 en USD 100, crea una presión psicológica increíble. Soportar esa presión, esperar a que el mercado recupere y salir con ganancias, es algo que HODL te exige, y si no eres capaz de ello, esta opción no es para ti.

DCA, la más calculadora

El DCA o Dollar Cost Averaging, es una estrategia de inversión en la que invertimos una misma cantidad de dinero de forma recurrente (semanas, meses, incluso años) con el fin de comprar más y más criptomonedas. El truco de esta estrategia es llevar a su mínima expresión el impacto que pudiera tener la volatilidad las criptomonedas al comprar las mismas, haciendo uso de un truco financiero: dividir el monto que se desea invertir en porciones iguales e ir haciendo compras de activos en mercados bajistas a intervalos de tiempo regulares para obtener ganancias a largo plazo.

En pocas palabras, hacer que nuestras compras en el largo plazo adquieran una determinada cantidad de criptomonedas, con un mínimo costo promedio en cada adquisición con respecto al dólar y la cantidad invertida. Mantener nuestro costo promedio en mínimo, hace que cuando la criptomonedas aumente su valor, esto nos ofrezca mejores ganancias. La estrategia es calculadora, ya que debes buscar el mejor momento de compra en un mercado bajista, hacer tu inversión y esperar al siguiente ciclo bajista dentro del mercado. Cuando eso sucede repites el ciclo, y continuas realizando el mismo hasta que retiras.

Esta estrategia es útil si por ejemplo, quieres invertir en criptomonedas a largo plazo, y maximizar sus ganancias. Cuando te retiras del sistema, lo haces con un valor muy por encima del invertido y puedes usar dicho dinero de forma libre. El único problema de esta estrategia es que si no sabes leer los signos de mercado, puede ser complejo llevarla a cabo. Por ejemplo, puedes estar en un mercado bajista, comprar cripto y entonces esperar la subida, sin embargo, en lugar de subir sigue cayendo, y has perdido ese DCA, lo que te obliga a hacer otro para recuperar posibles pérdidas.

Trading

Otra opción de inversión un poco más arriesgada es el trading de criptomonedas. El trading o comercio de criptomoneda puede ser la puerta para aumentar mucho la inversión que hagas, pero todo depende de cómo movilices tu dinero. Cual juego de ajedrez, en trading gana aquel que sepa leer al contrincante y se adelante al movimiento (o movimientos) del mismo. Solo que, en este caso, tu contrincante no es humano, es el mercado y junto a él, todo elemento humano que participa en el mismo.

Básicamente tradear puede sintetizarse en dos puntos:

  1. Conocer las señales dentro del mercado y analizarlas para decidir tu estrategia a seguir.
  2. Reconocer la psicología del mercado y todos los factores que pueden afectar dentro y fuera del ecosistema.

La primera lo hace aprendiendo y usando herramientas como el análisis técnico, algorítmico o cuantitativo. Es una cosa de práctica, dedicación, aprendizaje continuo e intuición para leer cualquier mínimo cambio y actuar en consecuencia.

Lo segundo, lo haces  con análisis fundamental y estando atento al mundo y los factores que pueden afectar al mercado donde haces trading. Por ejemplo, una mala noticia sobre prohibiciones globales contra las criptomonedas, dependiendo de su alcance, puede llegar y afectar los mercados a la baja, y deberás estar atento en ese caso. Lo contrario, por supuesto, también puede ocurrir, porque una buena noticia puede crear euforia (en los cientos de miles de traders de criptomonedas a nivel  mundial) y subir el precio del activo (con su posterior corrección).

En este punto seguramente ya has visto que estos dos puntos son simbióticos. Si la psicología de mercado es en general positiva (hay euforia, esperanza, confianza, entre otros factores) la reacción inmediata en el mercado es una estabilización o aumento del precio, porque estos sentimiento llevan a una alta demanda del activo. De lo contrario (desesperanza, miedo, incertidumbre, duda) la reacción del mercado será a la baja por la venta o sobreventa del mismo.

Un buen trader que sea capaz de leer esto, puede aprovecharse de las subidas y bajadas para ir acumulando poco a poco capital. Si adicional, se hace trading con criptomonedas muy susceptibles y volátiles, esas ganancias pueden multiplicarse, pero los riesgos son aún mayores. Si, finalmente, sumas cosas como apalancamiento o futuros, las oportunidades para multiplicar la inversión crecen, pero el riesgo de perderlo todo aumenta de forma exponencial. Lo que deja claro una cosa: el trading es para personas que saben lo que hacen, porque de lo contrario las oportunidades de perderlo todo están todas en tu contra.

Un último consejo

Si quieres invertir en criptomonedas este último consejo te será muy útil:

Invierte en el espacio que te sea más cómodo y manejes de la mejor forma.

Si no tienes el conocimiento para hacer trading, no hagas trading y mucho menos confíes en ese contacto de Telegram que dice que «Miss Alice» te puede hacer rico en una semana. Si no sabes que es DCA o HODL, conoce los conceptos, aprende a cómo aplicarlos y realiza una prueba, aprende de tus errores y mejora. Las criptomonedas llegaron con una idea muy clara que aún se mantiene y es que «tu dinero es tuyo y por tanto debes tener control total del mismo».

Si vas a realizar DCA o HODL, no uses plataformas custodias (esas que no te dan las llaves de tus criptomonedas) porque si las hackean o «quiebra» pierdes todo igualmente. Crea un monedero no custodio, guarda tus claves privadas, y comienza a conocer a tu monedero como a ti mismo, porque allí estará tu dinero, y será la herramienta para obtener ganancias.

Todo esto no es sencillo, pero tampoco es imposible, estar en el mundo cripto es una constante aprender, y mientras más aprendas, más poder tendrás para manejar tu dinero con libertad. En todo caso, recuerda las palabras de Benjamin Franklin:

«Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo».

Sigue leyendo:

 



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00