Lima, Perú
+5113014109

Cómo elegir SSD para tú PS5

Cómo elegir SSD para tú PS5


Imagen para el artículo titulado Cómo elegir el mejor disco SSD M.2 para tu PS5

Foto: Agencias (Shutterstock)

Tras meses de espera, Sony por fin ha desbloqueado la posibilidad de actualizar el almacenamiento interno de la Playstation 5. Por desgracia, lo ha hecho de una manera que ha dejado confusos a muchos usuarios. Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el asunto.

Para empezar, la opción de actualizar el sistema de almacenamiento está todavía en fase beta. Por fortuna, se puede hacer y Sony hasta ha publicado una guía oficial para hacerlo, pero no recomienda ninguna unidad concreta. A continuación haremos un repaso por los beneficios de instalar un SSD interno, los requisitos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir uno, así como una lista de los dispositivos compatibles que hay por ahora.

¿Qué gano instalando un disco adicional en la PS5?

La respuesta a eso es muy simple: más espacio para instalar juegos. La PS5 viene con 667,2GB de espacio libre. Parece mucho comparado con lo que traían consolas anteriores, pero hay muchos juegos de PS5 que ocupan 100GB. Eso por no mencionar que los datos de partidas son cada vez más grandes a medida que los desarrolladores añaden más contenido a sus juegos. Añadir un SSD nuevo puede suponer hasta 4TB más de espacio en función de cuál compres.

Vaya por delante que instalar un SSD tipo M.2 en la consola no es la única manera de añadir más espacio. Siempre queda la opción de conectar un disco USB a la PS5 para añadir uno o dos TB más. La ventaja de hacerlo así es que no debes preocuparte de abrir la consola ni de oscuros requisitos de hardware. El problema es que los discos externos solo permiten guardar juegos específicos de PS5, no instalarlos y ejecutarlos. Lo que sí permiten hacer es instalar juegos de PS4, lo que proporciona una alternativa asequible para descargar el disco principal de la PS5 de juegos de la anterior generación.

Un disco interno M.2, por contra permite guardar, instalar y reproducir cualquier juego de PS5 o PS4. Además, en algunos casos podrás jugar a estos juegos con la misma velocidad que si lo ejecutaras en el almacenamiento interno de la consola, que está específicamente afinado para esta función. En algunos casos notarás una pequeña caída en la velocidad, pero no es tan alta como para que resulte preocupante.

Finalmente, es posible tener ambas cosas a la vez. Se puede instalar un disco SSD M.2, y al mismo tiempo conectar un disco externo USB para organizar mejor toda tu biblioteca de juegos. Lo único complicado es determinar si la unidad SSD cumple los requisitos de hardware de Sony, lo que nos lleva al siguiente punto.

Requisitos para un SSD M.2 que funcione con la PS5

Antes de empezar con la lista de dispositivos compatibles, vamos con la lista de requisitos de hardware hecha pública por Sony. Fijarse en estos puntos es crucial si por lo que sea quieres comprar un modelo que no esté en esa lista.

  • El disco SSD M.2 debe ser PCIe Gen4 o posterior. Los PCIe Gen3 no están soportados.
  • La capacidad mínima debe ser de 250GB, y la máxima de 4TB.
  • La velocidad de lectura debe ser de al menos 5.500MBps. Cuanto más alta, mejor.
  • Los SSD M.2 SATA no funcionan en la PS5
  • La PS5 no soporta Host Memory Buffer (HMB) y Sony recomienda no intentar usar discos SSD con soporte HMB porque ralentizarán la experiencia de uso.
  • La PS5 soporta SSD de una sola cara o de doble cara.

Sea cual sea el formato, el SSD necesita tener disipador. Algunos M.2 de gama alta vienen con disipador integrado. En otros casos tendrás que instalarle uno (es cuestión de unos pocos tornillos). Si el SSD es de doble cara necesiats instalar disipador en los dos lados. Si el SSD ya tiene un disipador, no le añadas otro o hagas experimentos raros.

Aparte de estos requerimientos, la ranura de expansión de la PS5 tiene limitaciones físicas. Según la propia página de soporte de PlayStation, esas limitaciones son:

  • Longitud: Los SSD compatibles con la PS5 deben tener una longitud de 30,42,60,80 o 110mm (viene siempre especificada en cada modelo).
  • Anchura: El SSD debe tener 22mm de ancho. Con el disipador incluido, su anchura no debe superar los 25mm.
  • Altura: La altura total del SSD incluyendo su disipador no debe sobrepasar los 11,25mm. También debe estar en su lugar respecto a la placa de circuito del SSD. No debe sobresalir más de 8mm por arriba, ni de 2,45mm por debajo.

Sony advierte que, incluso aunque se cumplan estos requerimientos, el rendimiento del SSD adicional nunca será tan bueno como el que viene integrado en la consola. En The Verge han hecho pruebas con varios y de momento la pérdida de velocidad no es apreciable. Pero esto no quiere decir que no pueda empeorar a medida que los desarrolladores publican nuevos juegos más sofisticados.

SSD M.2 que sí funcionan en la PS5

A medida que pase el tiempo y los fabricantes comprueben las especificaciones de Sony habrá cada vez más SSD que sean compatibles con la PS5, pero de momento no hay muchos. A continuación os ofrecemos una selección propia de SSD que cumplen con los requerimientos especificados arriba. Ninguno de estos discos ha sido certificado por Sony, pero han sido probados por diferentes publicaciones y confirman que funcionan con la PS5.

Para simplificar la tarea, hemos separado la lista en dos grandes grupos, el primero es de modelos que sí incluyen disipador. El segundo grupo lo forman discos SSD que no vienen con disipador propio, pero completamos esa lista con una serie de disipadores compatibles.

Discos SSD M.2 con disipador

La mejor opción hasta la fecha parece el Western Digital Black SN850. De hecho es el que el arquitecto de la PS5 Mark Cerny ha elegido para la suya. Pocas recomendaciones pueden venir desde tan alto. Los demás modelos son:

Ten en cuenta que algunos de estos discos se venden en dos versiones: con y sin disipador. Asegúrate de elegir la correcta. Cuestan un poco más, pero son más convenientes.

Discos SSD M.2 sin disipador de una cara:

Disipadores compatibles con la lista anterior:

Discos SSD M.2 sin disipador de doble cara:

Disipadores compatibles con la lista anterior:

Hasta aquí la lista de SSD cuya compatibilidad se ha probado. Ahí fuera hay una lista mucho más larga de SSD que cumplen los requisitos, pero si no los hemos incluido es porque, además de se que sería una lista larguísima, aún no se han probado sobre el terreno.


Post original publicado en Lifehacker. Traducción al español: Carlos Zahumenszky.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00