Lima, Perú
+5113014109

Cómo afecta a tus juegos online una mala conexión a Internet

Cómo afecta a tus juegos online una mala conexión a Internet


Tener una mala conexión a Internet puede afectar enormemente a tus juegos online, y sus efectos van más allá de las pérdidas de conexión que pueden impedirnos jugar a nuestros títulos favoritos en momentos concretos.

Sé que nuestros lectores más avanzados ya tendrán bastante claro este tema, pero para aquellos que todavía tengan dudas hemos decidido dar forma a este artículo, donde vamos a compartir con vosotros una mirada más profunda sobre este tema que os ayudará a resolver, en general, las cuestiones más importantes que giran alrededor de los juegos online y las conexiones a Internet.

Como siempre, si tras leerlo os queda alguna duda, podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla. Dicho esto, vamos a entrar en materia.

Juegos online y mala conexión a Internet: Todo un dolor de cabeza

Los juegos online dependen, para ofrecer un buen rendimiento, de las especificaciones de nuestro ordenador. Si no cumplimos los requisitos mínimos, no disfrutaremos de un nivel de rendimiento aceptable, pero debemos añadir algo más a la ecuación, y es que la experiencia de juego también dependerá de nuestra conexión a Internet.

Una buena conexión para jugar no tiene que ser muy rápida, pero sí que debe ser estable y de baja latencia. En caso de que no sea así, podremos experimentar una serie de problemas que, en general, nos impedirán disfrutar de nuestros juegos online favoritos. Sí, podremos iniciarlos y empezar a jugar, pero nos daremos cuenta enseguida de que habría sido mejor no hacerlo.

Cómo afecta a tus juegos online una mala conexión a Internet

Entonces, ¿cómo afecta una mala conexión a Internet a nuestros juegos online? Estos son los síntomas más claros de que estás teniendo problemas por culpa de tu conexión, y no del rendimiento de tu PC:

  1. El juego va fluido pero las acciones se ejecutan tarde. Esto se debe, normalmente, a una alta latencia. Es un problema muy grave, ya que te sacará totalmente del juego y no podrás reaccionar a tiempo.
  2. Se producen parones de distinta duración que me impiden moverme. Puede deberse también a la latencia, aunque es más frecuente que se trate de pequeñas pérdidas de conexión. En casos extremos, puede que se te expulse de la partida, y dependiendo de cada juego, quizá no puedas volver a ella, y pierdas todo el tiempo que habías invertido.
  3. El juego ha cargado, pero la partida no empieza. Normalmente es un fallo de conexión que puede haber dejado bloqueado el inicio de la partida. Muchos juegos online incorporan medidas que permiten que la partida inicie de forma automática cuando se recupere la conexión, pero en otros casos puede que tengamos que reiniciarlo.
  4. La acción va a saltos, y en ocasiones aparezco en zonas en las que no debería estar. También se produce por problemas en la conexión a Internet, y la latencia es uno de los más comunes. Crees que te has movido, pero en realidad la acción no llegó al servidor del juego y este te devuelve a la última posición conocida.
  5. No puedo ver a otros jugadores, ni interactuar con el escenario. Indica un problema de conexión grave que, en muchos casos, puede que no se resuelva de forma automática. Si esto ocurre, tendrás que reiniciar el juego.

Si necesitas mejorar tu conexión a Internet sin gastar dinero pero no tienes claro cómo hacerlo, no te pierdas este artículo que publicamos recientemente, donde encontrarás información muy útil.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00