0
Lima, Perú
+5113014109

CAPTCHA: ¿podremos despedirnos de ellos?

CAPTCHA: ¿podremos despedirnos de ellos?


Los CAPTCHA, esas pruebas de que somos humanos que muchos todavía no hemos terminado de entender (es decir, no de entender su función, eso está claro, sino su funcionamiento) son, en no pocos casos, una auténtica tortura. Estoy seguro de que si pido que levanten la mano aquellos, al menos en una ocasión, han sufrido por su mal funcionamiento, habría que estirar el cuello para poder ver el cielo con claridad.

Los CAPTCHA, abreviatura de Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart empezaron a ser necesarios en el mismo momento en el que los bots empezaron a hacer acto de presencia en la red. Y es que empezó a ser necesario contar con algún sistema que permitiera identificar cuando un bot estaba intentando hacerse pasar por un humano, algo que en la mayoría de las ocasiones suele ocultar aviesas intenciones.

El problema de los CAPTCHA es que, aunque hay implementaciones mejores y peores (desde siempre me ha fascinado ese en el que tan solo tienes que seleccionar que eres humano en una casilla de verificación, y qué decir del que no requiere participación del usuario), incluso lo que mejor funcionan dan problemas en ocasiones. Y si eso ocurre con lo mejores, mejor no hablar de los peores, porque personalmente puedo decir que hay servicios que no he llegado a emplear por culpa de un CAPTCHA que funcionaba mal.

Así, desde hace años hay muchas personas trabajando en la búsqueda de algún sistema alternativo, que nos permita despedirnos de ellos, y el último ejemplo lo encontramos en la interesante propuesta de Cloudflare, que pasa por la utilización de elementos que permitan determinar que somos humanos, sin tener que pasar por los códigos que tantas veces nos han complicado la existencia. En un primer momento se planteó la posibilidad de las llaves hardware, un dispositivo USB que permitiría identificarnos como humanos, un modelo interesante en la teoría, pero difícil de llevar a la práctica.

CAPTCHA: ¿podremos despedirnos de ellos?

Sin embargo, la propuesta de la empresa ha evolucionado y nos ha llevado a un punto muy interesante: el de emplear los sistemas biométricos que ya tienen muchos de nuestros dispositivos para acreditar nuestra humana condición:

«Queremos deshacernos de los CAPTCHA por completo. La idea es bastante simple: un ser humano real debería poder tocar o mirar su dispositivo para demostrar que es humano, sin revelar su identidad«, y también podemos leer «Las personas en el planeta que han visto una boca de incendios en Estados Unidos son una minoría, al igual que el número que habla inglés. Los taxis son amarillos en la ciudad de Nueva York y negros en Londres«. No podría estar más de acuerdo.

El problema es que los elementos de identificación biométrica, principalmente los lectores de huellas dactilares, todavía no se han terminado de popularizar. Es cierto que a día de hoy están mucho más presentes que hace unos años, pero todavía falta tiempo hasta que se generalicen, si es que llegan a hacerlo. No obstante, ofrecer una alternativa a los CAPTCHA para los usuarios que puedan emplearla es, sin duda, un excelente principio.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00