Lima, Perú
+5113014109

cambios de ida y vuelta en las betas

cambios de ida y vuelta en las betas


Las betas de iOS 15 que Apple está liberando para los desarrolladores nos cuentan mucho sobre lo que esperar de la próxima iteración del sistema operativo del iPhone. Y, con lo visto recientemente en Safari, el navegador web de los dispositivos de los de Cupertino, se ha generado una comprensible controversia que ha obligado a la compañía a dar un par de pasos atrás, y a aceptar que algunos aspectos del diseño de las aplicaciones sí que tienen su razón de ser.

Los problemas con el rediseño de Safari para iOS comenzaron cuando, de repente, los usuarios se encontraron con que la barra de direcciones había desaparecido, justo para reparar a continuación en que en realidad seguía estando presente, pero con dos importantes cambios:

  • Ahora se emplazaba en la parte inferior de la pantalla.
  • Se mostraba como un elemento flotante sobre la web abierta.

Siento ser así de directo, pero tengo la sensación de que hablamos de una idea de un diseño creado por un creador con mucho criterio estético, pero que faltó a clase todos los días en los que se habló de usabilidad. Efectivamente, pronto empezaron a llegar las quejas de usuarios que afirmaban que la barra flotante les impedía acceder a elementos situados en la parte inferior de las páginas web que visitaban con Safari.

Apple revierte parcialmente los cambios de Safari para iOS

Imagen: TechCrunch

En consecuencia, y como podemos leer en TechCruch, Apple ha dado marcha atrás, haciendo que ahora la barra de direcciones se muestre como un bloque fijo bajo la parte de la ventana en la que se muestra la web, justo sobre los controles de navegación de la app. De este modo, la barra ya no podrá bloquear visualmente elementos de la web, e incluso el footer de la misma se mostrará por completo. Adicionalmente, también hay un ajuste que permite devolver la barra de direcciones a la parte superior de la ventana, donde siempre ha estado.

Entiendo la intención de Apple con este cambio de Safari, y es que concentrar todos los elementos de la interfaz en un único lugar puede dar una sensación más «limpia». Otra opción para conseguirlo habría sido mantener la barra de direcciones en su ubicación tradicional, y trasladar los controles a la parte superior de la misma, del modo en el que encontramos los elementos en los navegadores de escritorio. Sin embargo, con este cambio, Safari habría roto con la coherencia de sus apps y de otras muchas de terceros, en las que los controles se muestran siempre en la parte inferior.

Sin embargo, creo que el modelo actual, en el que la barra se muestra en la parte superior y reduce su tamaño cuando el usuario empieza a hacer scroll vertical es muy acertado. ¿Apple quería una pantalla aún más limpia en Safari? Podría probar incluso a ocultarla por completo. Sin embargo, y aunque por norma general suelo encontrar bastante acierto en las innovaciones de Apple en lo referido a las interfaces, en este caso creo que han cometido un error, y que no les ha quedado más remedio que dar marcha atrás.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00