Ocio y pornografía: los graves errores de seguridad que cometen los españoles cuando teletrabajan

Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/ujjinautd/public_html/libraries/f0f/input/input.php on line 102
imageLa pandemia de Covid-19 ha supuesto una de las sacudidas históricas más importantes de las últimas décadas. La normalidad se ha evaporado, y con su desaparición hemos adquirido hábitos nuevos. Como la generalización del uso de «apps» de videollamada y la implementación del teletrabajo. A pesar de las prisas obligadas con las que los usuarios comenzaron a desempeñar sus funciones en remoto, el tiempo, y la experiencia, han ayudado a que cada vez estemos más concienciados sobre los riesgos que encierra la red. Así se extrae, por lo menos, del reciente informe «Head in the Clouds», en el que se afirma que el 72% de los trabajadores en remoto -64% en el caso de España- reconocen ser más conscientes de las políticas de ciberseguridad de su organización desde que comenzó el confinamiento. El estudio, que ha sido realizado por la empresa de ciberseguridad Trend Micro, se basa en entrevistas con 13.200 trabajadores remotos de 27 países diferentes. «Lo más importante que vemos en el estudio es que, durante los últimos meses, ha crecido la concienciación sobre ciberseguridad de los usuarios. En este caso forzosa, porque, al fin y al cabo, tanto empresas como empleados se han tenido que adaptar a toda prisa a la nueva realidad. Es muy importante que, en este momento de implantación de soluciones que permitan un trabajo en remoto seguro, estemos todos conscientes de los riesgos de saltarnos las reglas», explica a ABC José de la Cruz, director técnico de Trend Micro. Para que un trabajador sea consciente de lo que puede hacer, o no, cuando emplea un dispositivo o una red corporativa, es imprescindible que cuente con cierta formación por parte de la empresa. De acuerdo con el informe, un un 85% (89% en España) de los encuestados asegura que se toma en serio las instrucciones recibidas. Asimismo, un 81% está de acuerdo en que la ciberseguridad dentro de su organización es en parte su responsabilidad. De temeroso a temerario El estudio muestra, asimismo, cuatro arquetipos de teletrabajadores diferenciados por su concienciación y el uso que le da a las herramientas proporcionadas por la empresa. Los primeros son los empleados temerosos, que se sienten ansiosos por cometer algún error y dejar a su compañía a merced de un ataque o una fuga de datos. Los segundos son los concienciados, que conocen bien los riesgos de ciberseguridad y prestan atención a los consejos correspondientes. «Este tipo es el ideal. No solo conoce los peligros que entrañaría no tener un plan de seguridad, sino que también conoce las herramientas que tiene a su disposición para fortalecerla y las emplea», expresa De la Cruz. Por detrás aparece el trabajador ignorante, que supone un riesgo compañía debido a su falta de conciencia y de responsabilidad. «Son descuidados y asumen riesgos como el uso de Wi-Fi público en los dispositivos de trabajo, aunque su limitada concienciación del riesgo significa que pueden no entender el significado o la importancia de estas acciones», explican desde Trend Micro. Estos solo son superados por los empleados temerarios, que, aunque conocen las normas, no tienen consideración ni responsabilidad por su propio comportamiento. Porque, a pesar de que los trabajadores, en líneas generales, han mejorado su concienciación sobre seguridad, siguen quedando algunas manchas difíciles de eliminar. En parte motivadas por las propias empresas, que en ocasiones, debido a las prisas con las que se adoptó el confinamiento, no fue capaz de ofrecer el material necesario para la seguridad. Ocio y pornografía De acuerdo con el informe, los usuarios siguen empleando sus dispositivos de teletrabajo para llevar a cabo acciones, en muchos casos, ajenas al desempeño de su labor. Inclusive peligrosas para el correcto funcionamiento de los sistemas de la compañía. Así lo demuestra que un 56% (50% en España) de los empleados admita haber utilizado una aplicación que no es de trabajo. O que el 80% (85% en España) de los encuestados emplee el portátil con el trabaja para la navegación personal. «Estas prácticas, en muchas ocasiones, están relacionadas con la falta de medios que las empresas proporcionan a sus trabajadores, como sería la entrega de un dispositivo destinado en exclusiva al trabajo en remoto. Si un usuario está concienciado, pero no cuenta con las herramientas necesarias puede suponer un problema. Al final prevalece el negocio», apunta De la Cruz. Asimismo, el 39% (37% en España) de los encuestados dice que a menudo o siempre acceden a los datos corporativos desde un dispositivo personal. Y, sorprendentemente, el 8% (7% en España) admite ver contenido pornográfico en su portátil de trabajo, y el 7% (8% en España) para acceder a la «dark web». «Es algo que se debe limitar desde la empresa utilizando los mecanismos pertinentes. Sin embargo, si está utilizando para ello un dispositivo personal, que también emplea para teletrabajar porque la compañía no le ha suministrado herramientas no hay mucho que decir. Cuando comenzó el confinamiento hubo muchos problemas de recursos. Este tipo de prácticas son peligrosas para la seguridad de los datos de la corporación», explica el director técnico de Trend Micro.

Leer más


Imprimir   Correo electrónico