Lima, Perú
+5113014109

Bitcoin vuelve a subir por Tesla

Bitcoin vuelve a subir por Tesla


La relación entre Bitcoin, Tesla y Elon Musk es de lo más llamativa en primera instancia, pero sobre todo reveladora, cuando uno se para a pensarlo un poco. Y no es algo nuevo, en realidad es algo de lo que ya hablamos hace algún tiempo, y que ahora no ha hecho sino confirmarse, pese a que no deja en buen lugar a ninguna de las partes implicadas, absolutamente a ninguna de ellas.

La noticia es que, como podemos leer en The Next Web, la cotización de Bitcoin ha subido a consecuencia de unas declaraciones de Elon Musk, afirmando que Tesla podría volver a aceptar el pago en esta criptomoneda. La declaración se produjo en una comparecencia de Musk en la conferencia B World, y un primer punto a destacar de dichas palabras es que no afirmó que la compañía vaya a hacerlo, solo dijo que es probable que lo haga. Y aún así, los inversores han actuado como si ya fuera una realidad.

La condición establecida por Tesla para volver a aceptar el Bitcoin como medio de pago es que al menos el 50% de la energía empleada en las operaciones relacionadas con esta criptomoneda tenga su origen en las fuentes renovables. El problema es que, al menos a día de hoy, esto es solo un brindis al sol, puesto que los países que actualmente son potencia en este sentido, principalmente China, todavía tienen que dar muchos pasos para alcanzar ese idílico porcentaje.

Sin embargo, pese a que esa afirmación a día de hoy señala a un horizonte bastante lejano, los inversores no han dudado en festejarlo con una subida, que ha llevado a Bitcoin a subir hasta los 32.000 dólares. Recordemos que hace no demasiado tiempo, Bitcoin peleaba por no romper, por abajo, la barrera psicológica de los 30.000 dólares, algo que ocurrió por ejemplo el martes pasado, por lo que hablamos de una subida más que considerable.

Bitcoin vuelve a subir por Tesla

Lo más importante, no obstante, es que se ha repetido la historia: Elon Musk ha hablado y Bitcoin ha respondido. Recordemos que la mayor subida de la historia de la criptomoneda se produjo cuando Tesla empezó a admitir pagos en Bitcoin. Y sí, seguramente lo recuerdas, lo mismo ocurrió con su último pinchazo, que tuvo como causa primaria que Tesla informara de que dejaba de admitir pagos en esta moneda.

Cualquiera habría pensado que, por prudencia, Musk se abstendría de volver a hacer declaraciones que influyeran en la cotización de Bitcoin, pero claro, ya sabemos cómo es. El problema es que ha vuelto a demostrar que los movimientos o incluso simplemente las declaraciones de una empresa, por grande e influyente que sea, pueden modificar por completo la percepción que tienen los mercados de este criptomoneda. Y claro, que el valor de un bien de inversión sea tan susceptible a una declaración de intenciones, preocupa.

Y sí, recuerdo perfectamente aquel «Haré lo que haya que hacer, y créanme, será suficiente» pronunciado por Mario Draghi el 26 de julio de 2012. Una declaración que cambió el futuro del euro y desinfló la prima de riesgo que, por aquellos momentos, había provocado que la economía de algunos países europeos, incluida España. Y no se me escapa que en ambos casos hablamos de la reacción de los mercados a una declaración de intenciones. ¿La diferencia? Que solo hay un Banco Central Europeo, pero hay centenares de grandes corporaciones que pueden influir en Bitcoin, y eso asusta.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00