Lima, Perú
+5113014109

Bitcoin cayendo por debajo de los 30.000 dólares, China sacando dinero de EE.UU. con BTC, advertencias bajistas de traders y mucho más

Bitcoin cayendo por debajo de los 30.000 dólares, China sacando dinero de EE.UU. con BTC, advertencias bajistas de traders y mucho más



Después del fuerte golpe bajista del comienzo de la semana debido a las preocupaciones en torno a la variante Delta del coronavirus, la semana termina optimista gracias a unos reportes corporativos bastante positivos. Y esperamos para hoy un cierre de semana verde en la mayoría de los índices bursátiles.

Históricamente, el verano tiende a traer mucha volatilidad. Obvio que todavía no tenemos mucha claridad. Es decir, aún hay mucha incertidumbre entre los inversores. Sin embargo, unos ingresos corporativos fuertes han reanimado la confianza del inversor. En otras palabras, nadie dijo que sería fácil, el camino ciertamente está bastante movido, pero, al final de los finales, se podría decir que esta recuperación económica va viento en popa. 

Mientras tanto en el espacio cripto, los traders muestran un renovado sentimiento de esperanza luego del rebote magistral que pudimos presenciar a mitad de semana. ¿Es $29,500 nuestro piso? Si Bitcoin, de hecho, marcó su piso en este soporte, uno podría esperar que lo que nos queda a partir de ahora sea subida. Claro que eso aún está por verse. Sin embargo, no siempre es un iluso el que tiene una ilusión. 

Ahora bien, hablemos de las criptonoticias más populares de la semana. 

Bueno, es perfectamente posible que un soporte se rompa. ¿Es posible una caída a los $24K? Claro que sí. El detalle es que hay razones para pensar lo contrario. Primero, el rompimiento del soporte que presenciamos esta semana fue muy débil. Técnicamente, se rompió la barrera de los $30K, pero no hubo gran breakout. El rechazo, sin embargo, sí fue importante. En resumen, los osos golpearon con timidez y los toros respondieron con contundencia. Los toros están ganando esta batalla.

Un inversor debe cuidarse de los dos extremos: El miedo y la codicia. En tiempos bajistas, el miedo invade y los analistas tienden a vender los peores escenarios. Entonces, hay una tendencia a subestimar la fortaleza del mercado. En tiempos alcistas, sucede lo contrario. Las predicciones demasiado optimistas se ponen de moda y hablar de caídas es impensable. Lo que tradicionalmente priva en los mercados es algo especialmente contraintuitivo. El optimismo extremo normalmente es una señal bajista. El pesimismo extremo normalmente es una señal alcista. Por ende, no me sorprende en lo absoluto la popularidad de este artículo antes del rebote. 

Sí, el rastreo es un hecho y me temo que la actividad se intensificará con el tiempo. Las autoridades competentes están aprendiendo y se está adoptando. Debo confesar que nunca he entendido esas afirmaciones en torno a la supuesta “no confiscalidad” de Bitcoin. Después de todo, todo lo transferible, por definición, es confiscable. El efectivo es confiscable. El oro es confiscable. Pero en el caso de Bitcoin hay un registro público. Lo que en teoría podría facilitar el trabajo de las autoridades para censurar, confiscar o regular.  Me acuerdo que en una oportunidad leí sobre una persona pregonando la “no confiscabilidad” de Bitcoin e irónicamente en el siguiente titular se reportaba sobre unos bitcoins confiscados por el FBI.   

Ahora bien, lo que puede ser una virtud para unos puede ser un defecto para otros. Todo depende del punto de vista. Yo diría que el hecho de tener un registro público agrega transparencia. No me refiero a que el vecino puede saber cuántas monedas tenemos en nuestra cartera. O nuestra competencia pueda conocer todas las transacciones que realizamos. Me refiero a todas las bondades asociadas con tener un registro. ¿Dónde se marca la línea? ¿Podemos tener lo bueno sin lo malo? ¿Y qué pasa con la privacidad? Bueno, este es un debate que se tendrá que ir dando. 

Por supuesto que las ballenas están acumulando. El dinero inteligente compra barato y vende caro. Para nadie es un secreto que los minoristas son los primeros en entrar en pánico en una etapa bajista. Los novatos, sobre todo, son los primeros en vender durante una caída. En otras palabras, los peces grandes normalmente se comen a los pequeños en este negocio. Los minoristas venden y las ballenas compran. En los periodos alcistas, normalmente se invierten los papeles. 

Extraño reportaje. Jeffrey Gundlach, el CEO de DoubleLine, hace una predicción basándose exclusivamente en un indicador que no confía. Habla de la volatilidad de Bitcoin como algo aterrador, pero expresa optimismo a largo plazo debido a la crónica debilidad del dólar. Sin embargo, admite tener 0 Bitcoin en su fondo, porque no le gusta. ¿De qué rayos están hablando? 

¿Qué podemos aprender de las palabras del amigo Jeffery? ¿Qué gran verdad nos ha revelado? No lo sé en realidad. ¿Es un crítico? ¿Es un fan? ¿Está recomendando esperar la caída para comprar o qué?  Ni uno ni lo otro sino todo lo contrario. ¿Por qué lo estamos leyendo? No lo sé. Eso es lo que se podría llamar una postura extremadamente ambigua. Al estilo de Cantinflas. 

Interesante artículo. Sí. Las estrategias de Trump en la guerra comercial con China son un gran fracaso. Eso se supo desde el comienzo. Los aranceles no funcionan. Ahora bien, se sabe que las criptomonedas son de gran utilidad para el mercado informal de divisas. En otras palabras, son usadas para mover capitales globalmente. En países con muchos controles cambiarios, el mercado negro de divisas florece. Y las criptomonedas florecen con él. Aquí tenemos una causalidad muy clara. Ejemplo, Venezuela y Argentina en Latinoamérica

En Asia, todo esto ocurre en complicidad con los mineros. Aquí tenemos varias variables combinadas. La producción minera, el mercado de divisas, el flujo de mercancías, y la realidad geopolítica. Lo que está pasando en China es serio. El gobierno chino solo apoya lo que puede controlar. Y quiere poner fin al negocio. En papel, podría resultar beneficioso para China, porque significa una fuente importante de ingresos. Sin embargo, las cosas, al parecer, ya se estaban saliendo de control. Entra dinero, pero también sale. ¿Podrá el gobierno chino acabar con el mercado negro? 



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00