Lima, Perú
+5113014109

Binance En El Punto De Mira De Los Reguladores Sudafricanos

Binance En El Punto De Mira De Los Reguladores Sudafricanos


Los reguladores de todo el mundo no paran de enviarle mensajes de advertencia a Binance. Resolvió como pudo sus problemas con los estadounidenses, y se le echaron encima los británicos. Se quita de encima a los británicos, y le saltan los sudafricanos.

Ahora es la autoridad financiera competente en Sudáfrica, la FSCA, quien le dice a Binance que no puede operar en el país africano. Bueno, sí puede operar, pero no cuenta con el permiso de la FSCA.

Binance Y La Regulación Que No Cesa

Zhao tiene que estar viviendo su día de la marmota particular con tanto aviso. Cuando el exchange no destacaba, nadie le hacía mucho caso. Ahora que es la plataforma de trading más potente del criptoespacio y puede que salga a bolsa, la cosa ha cambiado.

Los reguladores no pueden dejar que una compañía de este calibre, que algunos ven como un criptobanco, ande por ahí sin arrodillarse ante el mainstream financiero. No es solo cuestión de pagar impuestos y tasas, es que Binance tiene que saber quién manda.

Acá y allá le están diciendo a Zhao que necesita el visto bueno de las autoridades financieras para hacer sus negocios. En este caso, la FSCA le ha dicho que no puede operar en Sudáfrica por estar domiciliada en las Seychelles y las Caimán.

Las Autoridades Pierden Control

En gran parte, a los reguladores sudafricanos les preocupa perder el control. En realidad, es la preocupación de todas las autoridades financieras internacionales. Ven que el criptoespacio se expande y que los ciudadanos se empoderan… ¡y eso no puede ser!

En el caso de la FSCA, comprobamos este miedo en un detalle muy particular de su mensaje. Dicen que los sudafricanos comparten información en un grupo de Telegram sobre los productos y servicios de Binance, y cómo acceder a ellos.

La FSCA suaviza su espionaje estatal, recordando que solo velan por la seguridad de los sudafricanos. Como la mayoría de estados paternalistas, tratan a sus ciudadanos como menores de edad.

Dicen desde la FSCA que la compraventa de criptos no está regulada en el país, por lo que no se responsabilizan del dinero de los inversores “si algo sale mal”. Puede que no haya reglas de juego concretas para el criptomercado en Sudáfrica, pero tampoco es plan de venir con la misma canción de siempre.

Podemos ver lo mismo en otros países, como Italia, Japón o Singapur, cuyas autoridades financieras también se han subido al carro de los haters institucionales de Binance. De momento, Zhao está aguantando… pero ¿hasta cuándo?



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00