Lima, Perú
+5113014109

Barbacoa con WiFi: ¿realmente es necesario?

Barbacoa con WiFi: ¿realmente es necesario?


Una barbacoa con WiFi. Sí, existe. Creo que la noticia se comenta sola, pero aún así no me resisto a darle un par de vueltas, porque creo que es una muestra perfecta de lo que en Internet se denomina «Todo mal». Y es que, en los últimos años, no hemos parado de ver dispositivos «tradicionales» que, como gran salto evolutivo, han sumado la conexión WiFi a sus funciones. Desde una cafetera con WiFi hasta una barbacoa con WiFi.

Quiero dejar claro que no tengo nada en contra de la llegada de la electrónica de consumo a espacios en los que, tradicionalmente, no tenían presencia alguna. Y es que, por ejemplo, la combinación entre el mundo del motor y el de la tecnología han dado lugar a grandes avances en seguridad y confort: desde los navegadores hasta los asistentes de aparcamiento, pasando por los sistemas de información y entretenimiento e incluso, sí, la conectividad a Internet.

Esto, no obstante, no evita que recuerde la primera ocasión en la que vi reiniciar un autobús (sí, apagar el motor, quitar el contacto, esperar un par de minutos y volver a arrancar), y reconozco que desde ese momento veo la electrónica con otros ojos. Concretamente con los de entender su presencia en muchos entornos, pero no confiar ciegamente en ella y, en consecuencia, a plantearme si su uso es necesario o, por el contrario, se trata de una aplicación que complica más de lo que aporta.

Y es que, a falta de probar la barbacoa con WiFi, el simple concepto ya me descoloca bastante. Es cierto que pensando un poco se me ocurren algunos usos, como encenderla y apagarla remotamente, comprobar el estado de cocción de su contenido, la temperatura… y todo esto de manera remota. Y se me ocurre que puede tener algún sentido para, por ejemplo, cocinados de muy larga duración a baja temperatura, que pueden llevar varias horas. Claro, que teniendo en cuenta que hablamos de una barbacoa de pellets, hablo de supervisión, pero no de control.

Barbacoa con WiFi: ¿realmente es necesario?

Sin embargo, tengo la sensación de que el uso masivo que tendrá una barbacoa con WiFi será evitar levantarse de la silla y caminar 10 metros para comprobar cómo están las hamburguesas, y tengo serias dudas sobre si merece la pena el sobrecoste que plantea la integración de la conectividad por lo que ofrece. Más aún si, claro, tenemos en cuenta que hablamos de un dispositivo conectado a nuestra red WiFi, es decir, un incremento en la superficie de exposición de nuestra infraestructura de red.

Y es que ya hemos sabido, por ejemplo, de cafeteras hackeadas, un ejemplo perfecto del problema de seguridad que puede plantear una barbacoa con WiFi. ¿Realmente es necesario? ¿Realmente el beneficio compensa costes y riesgos? Entiendo que habrá personas que piensen que sí, y mi respeto a su opinión, pero en mi caso, reconozco que no me convence en absoluto.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00