Lima, Perú
+5113014109

Audiencia Nacional de España procesa demanda por EUR 250 millones en criptomonedas

Audiencia Nacional de España procesa demanda por EUR 250 millones en criptomonedas


Hechos clave:
  • Los demandantes de la querella suman 300 personas, aunque cada día su número aumenta.

  • La firma que presenta la querella también demanda en nombre de la Asociación de Inversionistas.

El viernes, 9 de abril, se hizo pública por diferentes medios de España, la primera macro querella (acusación o demanda que se introduce ante un juez o tribunal competente) presentada en la Audiencia Nacional de España. La acusación va dirigida contra el ciudadano Javier Biosca Rodríguez, debido a la comisión de una presunta estafa por EUR 250 millones en inversiones de criptomonedas.

Según se publica en el diario español Cinco Días, la demanda se presentó el 17 de marzo, pero no fue hasta el 9 de abril que se hizo pública. Esto debido a que se estaba esperando a que se cerrara el plazo para que los demandantes entregaran contratos y otros documentos, para la admisión de la acusación en el Juzgado Central de Instrucción N°1.

Los demandantes de la querella suman unas 300 personas con cargos tan variados como empleadas domésticas, jubilados, parados, notarios, algún juez, abogados, inspectores de Hacienda y dueños de pequeños comercios, destaca la publicación. Todos ellos están siendo representados por la firma de abogados de Emilia Zaballos, quien también es presidenta de la AICC (Asociación de Inversores Afectados por Inversiones por Criptomonedas).

La abogada no solo está representando a todos los demandantes, sino que también ha firmado la querella como parte de una acusación particular de los 300 afectados, y como acusación popular en nombre de la AICC. Agrega que, aunque «por ahora son 300, el número de demandantes crece día a día».

Según la abogada, la supuesta estafa de EUR 250 millones «podría superar los 3.000 millones de euros, tomando en cuenta los precios que pueden alcanzar estas divisas digitales».

Biosca comenzó su negocio con 19 inversionistas y llegó 3.000

El negocio del acusado, Javier Biosca Rodríguez, comenzó en el 2019 con la compra y venta en tiempo real de criptomonedas como bitcoin, ether y litecoin. En ese momento el acusado ofrecía a 19 personas, entre ellos sus vecinos, un interés semanal del 20 al 25% en beneficios, por la inversión de las criptomonedas mencionadas anteriormente.

Los inversionistas por mucho tiempo recibieron estos intereses. Debido al atractivo del negocio y los beneficios generados a través del boca a boca se fue expandiendo de tal manera que un año después Biosca ganó entre 300 y 500 inversionistas. Esto a pesar de haber bajado los intereses a entre un 10 y un 8% semanal. En ese entonces, según la publicación, el acusado decía ser un bróker, aunque su supuesta firma Algorithms Group, nunca se registró en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), según confirmó la propia comisión el 8 de abril de este año.

Biosca, siguió con su negocio y ese mismo año (2020), según el diario Confilegal se trasladó con su familia a una mansión en Marbella, donde en agosto celebró la «fiesta del bitcoin», para terminar de captar más clientes. Así, junto a su esposa, Paloma Gallardo Leal, y su hijo, Sergio Biosca Gallardo, llegaron a manejar más de 3.000 inversionistas. Estas personas pusieron varios millones de euros en el negocio. Todo esto operaba de forma manual, a través de una sola computadora.

A partir de entonces comenzaron los problemas. Biosca empezó a dejar de pagarle a algunos inversionistas, mientras a otros les pagaba dos veces. También hubo retrasos con los pagos y los bancos tradicionales empezaron a poner trabas.

Para tratar de solventar esto último, Javier Biosca, según explica la abogada Zaballos, trató de comprar un banco real en España entre octubre y noviembre del 2020, pero como las cosas iban muy lentas decidió irse a Guinea-Bissau, en Africa, el diciembre pasado, para comprar un banco ahí. Para entonces, Biosca había dejado de pagarle a todos sus inversionistas, y desde su viaje a Guinea jamás volvió a Marbella. Según reza la querella:

Javier Biosca se transladó con su familia a una mansión en Marbella en el 2020, y en agosto de ese mismo año celebró la «fiesta del bitcoin» donde captó nuevos inversionistas, manejando al final 3.000 fondos, todos de forma manual. Fuente: gavilla / pixabay.com

Javier Biosca manifestaba que le estaban buscando por diferentes vías y algunos de ellos eran capaces de cobrar la deuda de forma extrajudicial y violenta. Estos grupos de grandes inversores (rumanos, chinos, colombianos…) que le habían entregado grandes sumas de dinero en efectivo y que él tenía invertido y que en ese momento le era muy difícil devolver.

Querella contra Javier Biosca Rodríguez.

Desde entonces no se sabe de su paradero. Su mujer y su hijo afirman que tampoco saben dónde se encuentra. Cosa que la abogada Emilia Zaballos no se cree. «Me consta que Biosca está en contacto con ellos. Por eso, la justicia debe actuar cuanto antes. Porque el perjuicio se hace mayor cada día que pasa», expresa la abogada.

Familia de Javier Biosca formaría parte de la estafa

Javier Biosca Rodríguez no es el único acusado por la presunta estafa de EUR 250 millones en inversiones de criptomonedas, pues su esposa y su hijo mayor también han sido acusados de colaborar con el negocio, y disfrutar de los lujos que Javier Biosca tenía gracia a este. Junto a él se les acusa de estafa y de nueve delitos más, entre los que se encuentran: ecepción y blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública, delitos societarios, encubrimiento y falsedad en documento públicos, asociación ilícita, entre otros.

Si se confirma la veracidad de los hechos denunciados, serían constitutivos de delitos que habrían supuesto graves defraudaciones y maquinaciones para alterar precios, con grave repercusión, para el tráfico mercantil, en la economía nacional, habiendo podido causar un perjuicio patrimonial a una pluralidad de personas en el territorio de más de una Audiencia, y cometer estos delitos descritos, en parte, fuera del territorio nacional

Querella contra Javier Biosca Rodríguez.

Así mismo los 300 demandantes a través de la abogada Emilia Zaballos solicitaron la imposición de medidas cautelares contra Javier Biosca así como su búsqueda, captura y detención. Por su parte, Zaballos pidió a la justicia ordenar a los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad de Estado establecer la trazabilidad de 200 monederos de criptomonedas, para recuperar el dinero que se pueda.

Denuncia contra Kuailian también fue recibida por la Audiencia Nacional

Aunque la acusación de Biosca es la primera que se presenta ante la Audiencia Nacional española, según Zaballos, no es la única. A finales del mes de marzo una acusación contra la plataforma de inversión de criptomonedas Kuailian, también fue llevada ante la Audiencia Nacional.

Los 300 demandantes solicitaron la imposición de medidas cautelares así como la búsqueda, captura y detención de Javier Biosca por la estafa cometida, y otros nueve delitos más. Fuente: Sora Shimazaki / pexels.com

Tal como publica el diario El Confidencial se le acusa de estafa, blanqueo de dinero y falsedad documental.

Más de 1.000 inversionistas están preparados para denunciar a la plataforma con varios bufetes de abogados. Ellos han expresado que Kuailian ha incumplido sus promesas de inversión que, en un principio prometían beneficios de entre 6 y 20% mensual. La empresa además ha cambiado las condiciones de sus contratos de forma unilateral.

Al principio ofrecían como un 10% de rentabilidad mensual con las licencias (inversiones) de riesgo bajo y cerca de un 20 para las de riesgo medio, pero poco a poco fueron bajando, poniendo todo tipo de excusas y cambiando condiciones. Ahora mismo puedo estar ganando cerca de 10 céntimos de euro diarios de rentabilidad, y si eso, algo que está muy por debajo de lo que se me prometió y que, sobre todo, no cuadra con la situación actual de los ethers que deposité en la plataforma.

Inversionista afectada por estafa de Kuailian, cuyo nombre no se reveló para proteger su identidad.

La situación de Kuailian ha llegado a tal nivel, que la propia empresa les ha ofrecido a los denunciantes una liquidación antes de alcanzar los 1.000 días de inversión, a cambio de evitar cualquier acción legal.

El problema es que, según otro de los afectados, la cantidad de dinero fíat que la plataforma ofrece devolver es la misma que se invirtió en un principio. De esta forma, se calcula el valor precio de ether a un precio más bajo que el actual. Por tanto, los inversionistas pierden ganancias, y no saben adónde va a parar ese dinero. Como si eso no fuera poco, para poder recuperar el dinero fíat se restan las comisiones por cambiar de una moneda a otra y las de llevar el dinero fíat a un monedero.

Tal como informó CriptoNoticias, Kuailian ya había presentado problemas en el 2020, cuando se le acusó de ser un «chiringuito financiero» con una estructura piramidal. Aunque su CEO, David Ruíz de León, desmintió que la plataforma se encontrara en la lista negra de la CNMV.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00