Lima, Perú
+5113014109

Asteroide que mató dinosaurios golpeó la Tierra en un mal momento

Asteroide que mató dinosaurios golpeó la Tierra en un mal momento


Imagen de un artista que representa un asteroide golpeando a la Tierra.

El asteroide que mató a los dinosaurios se estrelló contra un lugar desafortunado y en el ángulo más letal posible y, como ha concluido ahora un grupo de científicos, también golpeó la Tierra en una época muy sensible del año, al menos para los animales que viven en el hemisferio norte.

El asteroide Chicxulub golpeó la península de Yucatán hace unos 66 millones de años, desencadenando un invierno de impacto que acabó con el 75% de todas las especies de la Tierra. También puso fin al reinado de los dinosaurios de 165 millones de años, lo que permitió a los mamíferos lograr su dominio. Para las plantas y animales del Cretácico que viven en lo que hoy es el interior occidental de los Estados Unidos, el inicio de este invierno inducido por un asteroide ocurrió a fines de la primavera, según una nueva investigación publicada en Scientific Reports.

Saber la temporada durante la cual golpeó el asteroide puede no sonar como algo tan importante, pero el nuevo estudio profundiza nuestra comprensión de este evento y cómo puede haber afectado los sistemas biológicos, tanto a nivel local como a escala global.

“La época del año juega un papel importante en muchas funciones biológicas como la reproducción, las estrategias de alimentación, las interacciones huésped-parásito, la latencia estacional y los patrones de reproducción”, explicó Robert DePalma, autor principal del artículo e investigador de la Florida Atlantic University (FAU), en un comunicado. “Por lo tanto, no es de extrañar que la época del año en que se produzca un peligro a escala mundial pueda desempeñar un papel importante en la gravedad de su impacto en la vida”.

El hecho de que los científicos hayan podido precisar no solo la temporada sino también la etapa de la temporada es bastante impresionante. El descubrimiento fue posible gracias al sitio geológico de Tanis, un depósito sedimentario notable de la Formación Hell Creek de Dakota del Norte, Estados Unidos. El sitio de Tanis presenta “una cronología sedimentológica altamente restringida” que es “especialmente adecuada” para estudiar los “eventos inmediatos posteriores al impacto en una escala de tiempo altamente refinada”, según el estudio.

Un estudio en coautoría de DePalma en 2019 identificó el sitio de Tanis como ideal para este tipo de investigación. La parte inferior de las dos capas de Tanis parece estar llena de escombros del impacto, además de fósiles de plantas, árboles y animales que murieron en ese día apocalíptico, mientras que la capa superior se produjo al acumular cenizas que caían, según el trabajo anterior de DePalma.

Para el nuevo estudio, los científicos rastrearon patrones de crecimiento como se revela en los fósiles de Tanis. Al estimar la edad de los peces cuando murieron (es decir, cuando fueron enterrados por los escombros), DePalma y sus colegas pudieron deducir el momento de la temporada de desove. Surgieron líneas de evidencia similares al estudiar el comportamiento de los insectos, como el estudio de las hojas dañadas por los insectos y la aparición de efímeras adultas. Esto, junto a otras líneas de evidencia, apuntan a que el impacto ocurrió a fines de la primavera.

“Los datos de campo recopilados en el sitio, después de un arduo trabajo que se dedicó a analizarlos, nos proporcionaron una nueva visión increíblemente detallada de no solo lo que sucedió en el límite Cretácico-Paleógeno, sino también exactamente cuándo sucedió”, dijo Anton Oleinik, un co-autor del estudio e investigador en FAU. “Es asombroso cómo múltiples líneas de evidencia independiente sugirieron tan claramente cuál era la temporada del año hace 66 millones de años cuando el asteroide golpeó el planeta”.

Es importante destacar que estos hallazgos son el resultado del estudio de un solo sitio. La investigación futura en otros lugares haría mucho para fortalecer las afirmaciones hechas tanto en el nuevo estudio como en el de 2019 (que el sitio de Tanis captura evidencia del impacto de Chicxulub no es una certeza). Además, hacer que otros equipos inspeccionen el sitio de Tanis o analicen la evidencia sedimentaria y fósil recopilada por el equipo de DePalma también sería una buena idea, pero eso podría no suceder. Como informó The New Yorker en 2019, DePalma trabaja en terrenos privados (le paga al ranchero propietario) y posee los derechos exclusivos de excavación en esta parte de la Formación Hell Creek. Después, conserva la supervisión de los fósiles extraídos del sitio de Tanis, lo que significa que otros científicos no pueden estudiarlos libremente.

“Sin embargo, no conozco otro caso en el que alguien mantenga la ubicación en secreto para que solo ellos puedan verla o estudiarla”, explicó Blair Schoene, geocientífico de la Universidad de Princeton, en un correo electrónico a Gizmodo. “Hace que sea difícil verificar sus resultados, por lo que si así es realmente como se está manejando, no es una buena práctica científica”.

Pero si la interpretación presentada en el nuevo estudio es correcta, entonces el momento del impacto de Chicxulub fue muy desafortunado. El final de la primavera es una época de renovación, pero en esta ocasión se vio empañada por la destrucción apocalíptica. Los científicos dicen que los efectos del asteroide “se habrían amplificado” para las plantas y los animales del hemisferio norte que dependían de esta temporada para su crecimiento y reproducción.

Los científicos dicen que las muertes masivas de jóvenes “habrían sido especialmente desastrosas para las especies que tardaron muchos años en alcanzar la edad reproductiva o que se criaron solo en condiciones ideales”, mientras que el rápido inicio de un invierno de impacto, causado por grandes cantidades de escombros en la atmósfera, hubiera hecho la vida particularmente difícil en ecosistemas sensibles a los cambios estacionales. Como resultado, los patrones de extinción en el hemisferio norte probablemente difirieron de los observados en el hemisferio sur, según el estudio. Eso por sí solo es un hallazgo muy interesante y algo para que la investigación futura lo analice.

Básicamente, tenemos algunos resultados increíblemente detallados de lo que es una capa geológica increíblemente detallada. Pero todavía hay mucho que aprender sobre lo que sucedió exactamente en el día más espantoso que ha vivido nuestro planeta.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00