Lima, Perú
+5113014109

ARM presenta nuevas CPU ARM Cortex y GPU Mali

ARM presenta nuevas CPU ARM Cortex y GPU Mali


Desde el anuncio, hace unos meses, de ARMv9, hemos estado esperando las primeras CPUs ARM Cortex basadas en esta nueva arquitectura. Y es que tras una década en la que ARM se ha hecho con el control absoluto del mercado de smartphones, tablets y otros muchos dispositivos, y más recientemente ha iniciado el salto al mundo del PC, ya tocaba una revisión mayor de la base sobre la que se construyen las CPU que rigen miles de millones de dispositivos en todo el mundo.

La espera ha terminado, hoy ARM Holdings ha anunciado sus nuevas CPU ARM Cortex-X2, Cortex-A710 y Cortex-A510, así como las GPU Mali-G710,G610, G510 y G310. Con todos estos nuevos chips ARM pretende no solo mantener su absoluta hegemonía en el campo de los smartphones, sino mejorar también su posición en la división de honor, el mercado de los PC. Y después de la lección que, al respecto, han dado los de Cupertino con Apple Silicon, ahora todo parece posible.

ARM Cortex-X2

Presentada hace ahora un año, ARM Cortex-X1 fue interpretada como el primer paso de ARM Holdings para su esperado salto al mundo del PC, sin olvidarse del que, a día de hoy, es su gran mercado. Así, lo hemos podido ver en el Snapdragon 888, el SoC tope de gama para los smartphones de este 2021.

Con el ARM Cortex-X2, la compañía promete una mejora de rendimiento del 30% con respecto a los flagship de este 2020, por lo que entendemos que habla de una comparación directa entre X1 y X2. Y no nos sorprende, puesto que al igual que ya ocurrió con X1, ARM Cortex-X2 se acoge al modelo performance first, en el que sin descuidar por completo la eficiencia energética, lo que se persigue es proporcionar el mayor rendimiento posible.

Muestra de ello es que su diseño permite la integración de hasta ocho CPU e un único clúster DSU, que se puede acompañar de hasta 16 megas de caché de nivel 3. A falta de poder comprobar su rendimiento, que en algunos aspectos concretos ARM cifra en hasta un 40%, es evidente que veremos un ARM Cortex-X1 en los SoC de la gama alta de 2022, pero tampoco debemos descartar la posibilidad de ver los primeros ordenadores portátiles, ya cuenten con Windows o sean Chromebooks, equipados con esta CPU.

ARM presenta nuevas CPU ARM Cortex y GPU Mali

ARM Cortex-A710

Cortex-A710 es el paso evolutivo, ya en la arquitectura ARMv9, de la popular CPU Cortex-A78, presentada hace ahora un año. Y, al igual que su predecesora, ARM Cortex-A710 busca el punto intermedio entre rendimiento y eficiencia, procurando mejorar en ambos puntos. Algo que según ARM ha conseguido, pues cifra su mejora en eficiencia energética en un 30%, mientras que el rendimiento mejoraría en un 10% frente a la CPU A78.

Por su rendimiento y, especialmente, por sus mejoras en lo relacionado con el consumo, es evidente que la AMR Cortex-A710 se dirige a la gama media, incluyendo por supuesto los modelos que rozan la gama alta. Incluso es posible que lo veamos en el SoC de algún tope de gama de fabricantes que deseen tener un tope de gama que, sin llegar a batirse el cobre con los líderes del mercado en cuestiones de rendimiento, sí que ofrezca unas prestaciones que lo hagan destacar, por lo alto, dentro de su segmento.

Aunque, como ya hemos comentado antes, X2 parece ser la gran apuesta de ARM para su salto a los portátiles, no debemos olvidar que A78 ya lo intentó hace unos meses con la variante Cortex-A78C, dirigida de manera exclusiva a ese nicho de mercado. Así, no podemos descartar que la Cortex-A710, ya sea en su diseño original o mediante una variante de la misma, también haga acto de aparición en algún ordenador portátil de la gama de entrada y centrado en la movilidad y la eficiencia energética.

ARM Cortex-A510

SI X2 era rendimiento y A710 el equilibrio entre rendimiento y eficiencia, con las ARM Cortex-A510 vemos que el foco se pone en la eficiencia energética, pese a lo cual también plantea un importante salto de rendimiento frente a su predecesora, la Cortex-A55, a la que aventaja en este punto en un destacable 35%.

Lo interesante de esta CPU, que sin duda veremos en SoCs de muchos smartphones de las gamas media y de entrada, es que ARM Holdings también pretende llegar con él al mercado de los wearables, dispositivos de los que no esperamos un gran rendimiento más allá de sus funciones, y en los que sí que valoramos muy positivamente todos aquellos aspectos que nos ayuden a espaciar al máximo el tiempo entre carga y carga.

ARM presenta nuevas CPU ARM Cortex y GPU Mali

GPU Mali-G710, G510 y G310

De la mano de las nuevas CPU ARM Cortex, ARM también ha presentado tres nuevas GPU Mali. Y sí, efectivamente no es casual que sean tres las GPU que llegan con las nuevas CPU basadas en ARMv9, pues aunque los fabricantes de SoC optarán por las combinaciones que que prefieran, de partida ARM Holdings sí que establece los binomios ARM Cortex-A710 con Mali-G710, Cortex-A710 con Mali G510 y Cortex-A510 con Mali G310.

Y es que la GPU Mali-G-710 se centra en el rendimiento, con el foco puesto en smartphones premium y portátiles Chromebook. Su perfil de gama alta la convierte en la sucesora de la Mali-G78 y, según la tecnológica, supone un salto del 20% tanto en rendimiento como en eficiencia energética y un salto de hasta el 35% en las labores de proceso relacionadas con machine learning, una disciplina en la que las funciones de cálculo de coma flotante de las GPU resultan singularmente útiles. De la mano de la G710, también llega la Mali-G610, una versión «subprime» que permite acercar gran parte de las prestaciones de la G710 a la gama media-alta.

Al igual que la CPU ARM Cortex-A710, la GPU Mali-G510 busca el equilibro entre rendimiento y eficiencia. Sustituta natural de la Mali-G57, esta GPU plantea, no obstante, una mejora del rendimiento del 100% con respecto a su predecesora, el mismo porcentaje aplicado al incremento de rendimiento en tareas relacionadas con machine learning, y una mejora del 22% en lo referido a consumo eléctrico, para ofrecer así una mayor autonomía.

Con la Mali G310, ya lo habrás imaginado, ARM propone la evolución de la ya veterana Mali-G31. Y al igual que la CPU ARM Cortex-A510, se dirige no solo al mercado de los smartphones, principalmente a la gama de entrada, sino también a wearables y, según su fabricante, a un campo que probablemente no tardaremos demasiado en ver crecer, la realidad aumentada.

 

Más información: ARM Holdings

 



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00