Lima, Perú
+5113014109

A vueltas con los requisitos de Windows 11…

A vueltas con los requisitos de Windows 11…


A vueltas con los requisitos de Windows 11, y es que el tema no solo viene de lejos, sino que promete extenderse en el futuro hasta a saber cuándo. La responsabilidad por supuesto es de Microsoft, que no ha sabido concretar nada de manera concisa y extendida en el tiempo y así siguen… con matices, tal y como recogemos en esta noticia.

El problema con los requisitos de Windows 11, más allá de la exigencia del chip TPM 2.0, se ha debido a los vaivenes en componentes como el mismo procesador, que todavía siguen sin aclararse, o siguen actualizándose a golpes; aunque no cabe duda de que el dichoso chip es un elemento clave en la estrategia de seguridad de Microsoft para con Windows 11, según ha reconocido la compañía en diferentes ocasiones.

Ahora vuelve a hacer lo propio, justificando los estrictos requisitos de Windows 11, incluyendo entre ellos Trusted Platform Module (TPM 2.0), Secure Boot y Virtualization-based Security (VBS) como el nuevo estándar de seguridad del sistema operativo que ordenadores más antiguos no pueden cumplir. Por eso se quedan fuera de los considerados equipos compatibles.

«Con Windows 11 exigimos TPM 2.0 en nuevas instalaciones de forma predeterminada», explican ingenieros de Microsoft. «Si una máquina está comprometida, podemos ayudar a minimizar el daño. Windows 11 detendrá este tipo de ataques de fábrica porque estamos utilizando Secure Boot y Trusted Boot, que utiliza el hardware UEFI y TPM requerido. Secure Boot y Trusted Boot impiden el acceso a los rootkits y bootkits que intentan modificar sus archivos de arranque tempranos».

Nada nuevo bajo el sol, en realidad, pero sí una nueva confirmación de lo importantes que son estos componentes. Ahora bien, lo curioso de la estrategia de Microsoft con los requisitos de Windows 11 no es solo la insistencia que tiene en ellos, sino lo maleable y, por lo tanto, poco fiable, de su aplicación.

Cabe recordar a este respecto que la compañía ha pasado de mostrar una inflexibilidad rotunda a la instalación sin cumplir con los requisitos de Windows 11, a permitirlo pero trasladando la responsabilidad al usuario, al ‘autohackeo’ sin miramientos. O lo que es lo mismo: siguen mareando la perdiz no se sabe bien para qué.

Recordemos asimismo el mensaje con el que se advierte a los aventurados de que su equipo no cumple con los requisitos de Windows 11:

«Este PC no cumple con los requisitos mínimos del sistema para ejecutar Windows 11 -estos requisitos ayudan a garantizar una experiencia más confiable y de mayor calidad. No se recomienda instalar Wndows 11 en este PC ya que puede provocar problemas de compatibilidad. Si continúa con la instalación de Windows 11, su PC ya no tendrá soporte ni derecho a recibir actualizaciones. Los daños de su PC debidos a la falta de compatibilidad no están cubiertos por la garantía del fabricante. Al seleccionar Aceptar, reconoce haber leído y comprendido esta declaración.»

Sin embargo, Windows 11 se lanzó el 5 de octubre y ayer fue el primer «martes de parches» en el que se distribuyó la primera actualización del sistema… y no hubo problema para que los usuarios que lo tienen instalado y su equipo no cumple con los requisitos de Windows 11 recibieran dicha actualización. ¡Qué cosas!



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00