Lima, Perú
+5113014109

A través de un decreto, el Gobierno de Argentina decide cobrar un impuesto a las operaciones con criptomonedas

A través de un decreto, el Gobierno de Argentina decide cobrar un impuesto a las operaciones con criptomonedas



El Gobierno de la República Argentina incluyó -a través de un decreto- a las operaciones con criptomonedas entre las que están comprendidas por el gravamen sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias. De esta manera, las criptomonedas quedarían alcanzadas por lo que en Argentina se conoce como “impuesto al cheque”.

Curiosamente, el denominado “impuesto al cheque” era una herramienta que iba a ser usada de forma transitoria por situaciones de emergencia, y sin embargo ha quedado como algo vigente durante el paso de los años. Para comprender mejor esta situación, hay que tener en cuenta que Argentina tiene un arrastre de crisis políticas y económicas que se han sucedido durante décadas.

Ahora, a través del decreto 796/2021, publicado en el Boletín Oficial, se introducen cambios a la Ley de Competitividad (de donde salió el impuesto al cheque a comienzos de 2001). De esta manera, se incluyen a las operaciones con criptomonedas.

El ARTÍCULO 7º del decreto indica lo siguiente:

– Incorpórase como anteúltimo párrafo del artículo 10 del Anexo del Decreto N° 380 del 29 de marzo de 2001 y sus modificaciones, el siguiente:

“Las exenciones previstas en este decreto y en otras normas de similar naturaleza no resultarán aplicables en aquellos casos en que los movimientos de fondos estén vinculados a la compra, venta, permuta, intermediación y/o cualquier otra operación sobre criptoactivos, criptomonedas, monedas digitales, o instrumentos similares, en los términos que defina la normativa aplicable”.

La Cámara Argentina de Fintech emitió un comunicado

Tras tomar conocimiento del decreto 796/2021, desde la Cámara Argentina de Fintech emitieron un comunicado en el que afirmaron que “la noticia fue inesperada”. 

La norma tendrá un impacto inmediato sobre las operaciones formales, que -al ver incrementados sus costos- se volcarán al mercado informal. Así, el Estado perderá visibilidad sobre estas transacciones, que no disminuirán en cantidad ni en volumen, considerando el auge en el que se encuentran a nivel global y local”, remarcaron desde la citada cámara.

“Además, la medida afectará la operatoria de una actividad que se encuentra en pleno desarrollo en todo el mundo y que aporta crecimiento, innovación, dinamismo, inclusión, y generación de empleo al sistema”, agregaron luego. 

Por otra parte, señalaron que tampoco resulta claro el alcance de la norma ni el momento en que se encontrará operativa: “la referencia a ´los términos que defina la normativa aplicable´ parecería postergar ciertos detalles hacia una futura reglamentación, lo cual genera interrogantes adicionales”.

Desde la Cámara Argentina de Fintech afirmaron que quieren continuar trabajando junto al gobierno mediante un diálogo que les permita resolver los interrogantes que plantea la norma, generando así las condiciones necesarias para el desarrollo de un sector que podría representar oportunidades estratégicas para Argentina en un futuro cercano.

Una perspectiva desde lo legal

El abogado Lautaro Varea escribió un análisis sobre este tema (se puede leer completo aquí). En dicho análisis finalizó con la siguiente conclusión: “Podemos reflexionar internamente que dicho decreto parece ser otro intento de recaudación gubernamental, en medio de plazos del programa de ´transferencias 3.0´ que buscaba la eliminación del efectivo y el incremento de pagos a través de QR. Por otra parte, el gobierno se mete en un campo no regulado como son los exchanges de criptoactivos, quienes frecuentemente se ven inmersos en intentos de adecuación a la escasa regulación que existe en el país sobre las Fintech en general y, aún más, en lo respectivo concretamente al mercado cripto. Comparando la situación actual, tomamos el ejemplo de México, gobierno apuntado por los impuestos cobrados a las Fintech, pero quienes al menos han regulado -como pioneros- a este tipo de actividades buscando el desarrollo de las mismas dentro de una competencia mundial por la innovación en materia de startups financieras. No sabremos el futuro de dicho decreto, el cual bien podría mantenerse sin objeciones, como lo han hecho los decretos e impuestos anteriores, pero lo cierto es que su constitucionalidad será objeto de un intenso debate en el devenir del desarrollo del ecosistema cripto en Argentina”.

Impuesto al cheque: La historia de algo que iba a ser transitorio pero quedó vigente

Para entender dónde surgió la idea de lo que en Argentina se conoce como “impuesto al cheque”, deberíamos remontarnos al inicio del último gobierno de facto. Y es que la iniciativa habría surgido como una recomendación para sostener el llamado “Programa de recuperación, saneamiento y expansión de la economía argentina”, de la junta militar que estaba en el gobierno por aquel entonces.

Se podría decir que este impuesto tuvo su vigencia en tres periodos diferentes. En una primera etapa, se impuso desde mediados de 1976 hasta finales de 1978 (durante la dictadura militar). Luego hubo un segundo periodo, desde el regreso de la democracia en Argentina, en 1983, y hasta 1992. 

Finalmente, en el 2001, año de una importante crisis política y económica en Argentina, el gobierno de aquel entonces volvió a hacer uso del “impuesto al cheque”. Curiosamente, se decía que iba a ser implementado de manera transitoria. Sin embargo, a través de los años, con cambios de presidentes de distintos signos políticos y sucesivas prórrogas, el impuesto pasó a tener un carácter permanente, y sigue vigente aún en la actualidad (ver Ley 25413).

Te puede interesar:



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00